Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Liberan al Güero Palma, pero lo reaprehende la FGR

04-05-2021, 8:09:06 AM Por:
El Güero Palma
© Sanjuana Martínez Montemayor vía Twitter

Absuelto por delincuencia organizada, Héctor Luis Palma Salazar, fundador del cartel de Sinaloa, fue nuevamente detenido por una causa pendiente

Poco más de cinco minutos duró la libertad de Héctor Luis Palma Salazar, conocido por ser uno de los fundadores del cartel de Sinaloa, quien la madrugada de este martes salió del penal del Altiplano en el Estado de México, tras ser absuelto por el delito de delincuencia organizada, aunque fue reaprehendido por la Fiscalía General de la República (FGR) por contar con una causa pendiente en su contra.

El Güero Palma, como se le apoda desde los años 80 del siglo pasado, salió del centro penitenciario de máxima seguridad con la cabeza baja, portando un cubrebocas, y de inmediato fue rodeado por agentes de la Fiscalía, quienes -junto con elementos de la Guardia Nacional- implementaron un fuerte operativo que rodeó las instalaciones de la cárcel en la que se encontraba el narcotraficante.

La recaptura esta vez sería por el delito de homicidio, dijeron a la prensa fuentes de la Fiscalía, aunque los abogados que esperaban al hoy absuelto dijeron desconocer cuál es la causa pendiente en contra de su defendido, quien ha estado en reclusión, en México y Estados Unidos, desde junio de 1995.

Tras su liberación del penal del Altiplano, el Güero Palma, de 80 años, fue trasladado en un vehículo blindado a la Ciudad de México, donde esperará ser consignado ante un juez, cuya residencia podría no ser la capital del país, situación que definirá la FGR, pues esta tiene la facultad de remitir a los detenidos a los jueces adscritos a los reclusorios de toda la República.

Libertad interrumpida

El pasado viernes 30 de abril, Víctor Francisco Chávez Romero, secretario del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en Jalisco, en funciones de juez, ordenó la libertad inmediata de Héctor Luis Palma Salazar en una sentencia absolutoria, debido a que la FGR no pudo probar que el narcotraficante siguió delinquiendo, como parte del cartel de Sinaloa, aun después de su detención en junio de 1995.

El fallo fue conocido por el gobierno mexicano el sábado pasado, de acuerdo con una declaración conjunta realizada por la Cancillería y la Secretaría de Seguridad Pública, instituciones que informaron realizarían consultas en México y Estados Unidos para verificar si había causas pendientes en contra de Palma Salazar.

De hecho, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador criticó el lunes la sentencia exculpatoria.

En opinión del mandatario, “no se puede emitir una orden para liberar a un recluso acusado de delincuencia organizada un sábado en la madrugada, eso coloquialmente se conoce como ‘sabadazo’, y luego de manera terminante ordenar que se le liberara en la noche, y todavía hasta ayer otra orden para liberarlo a las 4:00 de la tarde. Es hasta después de ese último requerimiento que se logró la ampliación de un plazo de 48 horas”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

Lo cierto es que la sentencia absolutoria, cuya copia posee ALTO NIVEL, no se dio el sábado, sino el viernes 30 de abril.

El documento detalla que la Fiscalía no aportó los medios de prueba suficientes para demostrar la responsabilidad de Palma Salazar en el delito de delincuencia organizada, en la hipótesis de delitos contra la salud, es decir, organizarse con un grupo de personas para así traficar estupefacientes.

La sentencia absolutoria destaca que la Fiscalía presentó como base de su acusación declaraciones de dos testigos protegidos que rindieron sus testimonios en juicios distintos al que se le seguía al Güero Palma. Además, cuando se le solicitó a la FGR que los presentara en el proceso esta no pudo localizar a los dos hombres, identificados solo con los nombres clave de Julio y César.

Como “corresponde al fiscal Federal la carga probatoria para demostrar la culpabilidad del acusado”, pues “el que afirma tiene que probar”, Víctor Francisco Chávez Romero, secretario del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en Jalisco, en funciones de juez, consideró que el Ministerio Público no logró desvirtuar la presunción de inocencia de Héctor Luis Palma, razón por la que se ordenó que el viejo narcotraficante fuera liberado.

El documento, de 282 páginas, es una completa narración de las correrías delictivas del Güero Palma, en este se da cuenta incluso del enfrentamiento que tuvieron sicarios del cartel de los hermanos Arellano Félix con miembros del cartel de Sinaloa en la discoteca Christine, en Puerto Vallarta, Jalisco, hechos que ocurrieron en 1992 del siglo pasado.

De igual forma, en la sentencia que absolvió a Palma se da cuenta de otros siete fallos igualmente absolutorios en favor del hoy reaprehendido, en causas penales de 1988, 1997, 2004, 2005 y 2009.

La delincuencia organizada, el último delito que se le imputaba al Güero Palma, y que no se pudo probar, según el secretario del juzgado en funciones de juez, lo habría cometido el Güero Palma desde 1989 hasta el año 2001, a pesar de que este se encontraba preso desde 1995. Esta sentencia ya fue apelada por la Fiscalía General de la República, por lo que el fallo absolutorio podría revertirse.

Periplo de prisiones

Héctor Luis Palma Salazar es uno de los fundadores del cartel de Sinaloa que comandaba Joaquín Guzmán Loera, el Chapo Guzmán, quien se encuentra purgando una sanción de cadena perpetua en la prisión de máxima seguridad de ADX Florence, en Colorado, Estados Unidos.

En ese mismo reclusorio el Güero Palma pasó nueve años, tras ser extraditado al país vecino en 2007. Un juez del estado de California le impuso entonces una sentencia de 16 años de reclusión por narcotráfico y delincuencia organizada en la modalidad de conspiración, aunque fue liberado por buena conducta en junio de 2016, y entregado nuevamente a las autoridades mexicanas.

Antes de eso, luego de que fue detenido en 1995 de manera fortuita, cuando su avioneta se desplomó en las inmediaciones de los estados de Nayarit y Jalisco, Palma Salazar había estado en los penales de Puente Grande y el Altiplano.

Nacido en la Noria, en el municipio de Mocorito, Sinaloa, el Güero Palma se inició en la delincuencia como un ladrón de coches, hasta que después llegó a trabajar como sicario. Se unió a Miguel Ángel Félix Gallardo en el cártel de Guadalajara, pero tras la detención de este y la escisión del grupo criminal, permaneció con Joaquín Guzmán Loera.

Palma Salazar tiene tras de sí una historia de trágicos homicidios entre los que se encuentran los de su primera esposa y dos de sus hijos menores de edad, todos privados de la vida por sus enemigos.

cartel de sinaloa el guero palma Fiscalia general de la republica
mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios