Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Emma Coronel recibió dinero del Cartel de Sinaloa para “comodidades” del ‘Chapo’ en prisión

11-06-2021, 8:45:57 AM Por:
Emma Coronel
© Reuters

Esto permitió que el narcotraficante tuviera al interior del penal de máxima seguridad del Altiplano un reloj con GPS que facilitó su fuga en 2015.

Cerca de un millón de dólares habría pagado Emma Coronel Aispuro, esposa del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, a personal del penal del Altiplano en el Estado de México, para que su cónyuge tuviera algunas comodidades, entre ellas un reloj con GPS que permitió su localización durante la construcción de un túnel por el que se escapó en 2015, de acuerdo con la declaración de hechos delictivos que la acusada admitió el jueves en una Corte de Washington.

“Como resultado de su reunión con Cleto, la acusada recibió más tarde cinco entregas de efectivo a granel por separado por un total de aproximadamente $1,000,000 (de dólares) de Cleto. A través de intermediarios, la acusada entregó una parte del dinero proporcionado por Cleto al personal de la prisión de Altiplano en un esfuerzo por organizar condiciones carcelarias favorables para Guzmán y facilitar la fuga”, detalla la declaración cuya copia posee ALTO NIVEL.

Coronel aceptó que hizo “esfuerzos para ayudar a Guzmán a escapar del Altiplano” luego de una visita a su esposo en esa prisión, donde este le indicó que un miembro del cartel de Sinaloa, identificado como Cleto, le daría el dinero para que -en coordinación con los hijos del delincuente- se iniciara la edificación del túnel que a la postre permitió su fuga el 11 de julio de 2015.

La acusada, quien será sentenciada en septiembre próximo tras declararse culpable de tres cargos, “sabía que el dinero que tenía Cleto era derivado ilegalmente de la venta de heroína, que finalmente fue importada a los Estados Unidos”.

Incluso, ya cuando el Chapo Guzmán fue reaprehendido, su esposa tuvo conocimiento de que se entregaron dos millones de dólares a un funcionario mexicano, para que el delincuente fuera enviado otra vez al Altiplano, con el objetivo de volver a fugarse.

Emma Coronel, firmó su declaración de hechos “porque la información contenida en ella es verdadera y correcta. De hecho, soy culpable de los delitos identificados” en la misma, dijo por escrito la cónyuge de Joaquín Guzmán.

Los delitos por los que admitió su responsabilidad son: Conspiración para distribuir e importar a Estados Unidos heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas; conspiración ilícita para realizar una o más transacciones financieras que involucran el producto de una actividad ilegal (lavado de dinero); y participar en transacciones y tratos con propiedades e intereses de un extranjero designado como narcotraficante significativo.

Este último delito equivale en México a la creación de empresas y negocios fantasma, mediante diversos contratos y operaciones, para ocultar su patrimonio y el de su esposo.

GPS disfrazado de comida

Emma Coronel, de 31 años, se reunió también con otro miembro del cartel de Sinaloa, identificado como Lázaro, a quien le solicitó la compra de un inmueble en el área cercana al Altiplano, para que desde ahí se edificara el túnel por el que el Chapo Guzmán escapó.

“La acusada y otros hicieron pagos a los guardias del Altiplano para ayudar a facilitar la entrada” de Coronel en ese centro penitenciario de máxima seguridad. “Estos pagos se realizaron para que la demandada pudiera visitar a Guzmán más cómodamente, y para que los guardias le dieran ciertos artículos de confort a Guzmán, como alimentos que no están fácilmente disponibles para otros reclusos”.

De igual forma, Emma Coronel Aispuro “arregló un reloj con GPS disfrazado de comida para ser entregado a Guzmán por un guardia de la prisión”. El aparato se le entregó al Chapo “aproximadamente seis meses después de que comenzara la construcción del túnel”, añade la declaración.

Así, los ingenieros que hacían la obra, “sabrían hacia qué coordenadas geográficas específicas construir” el subterráneo.

Emma Coronel, quien es madre de dos gemelas procreadas con Joaquín Guzmán, hizo estas declaraciones ante Arthur G. Wyatt, jefe de la Sección de narcóticos y drogas peligrosas de la División penal del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Otros sobornos a autoridades

Tras la fuga del Chapo Guzmán del penal del Altiplano y su posterior reaprehensión, en enero de 2016, el otrora líder del cartel de Sinaloa fue recluido por cuatro meses nuevamente en el mismo centro penitenciario del que se escapó, aunque luego, en mayo de ese año, fue trasladado al área de máxima seguridad del Centro Federal de Readaptación Social número 9, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

En la declaración, Emma Coronel, quien está detenida en Estados Unidos desde febrero pasado, reconoce que su esposo quería que lo volvieran a enviar de Ciudad Juárez al Altiplano, a fin de intentar una nueva fuga.

“La acusada estaba al tanto de que, un pago de soborno de $ 2,000,000 (de dólares), financiado en parte con dinero proporcionado por la (misma) acusada, fue entregado al jefe de prisiones por un individuo que trabajó para Iván, Alfredo, Ovidio y Joaquín” Guzmán, vástagos del Chapo.

No obstante, Guzmán Loera nunca fue trasladado de regreso al penal del Altiplano, pues fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero de 2017, donde fue condenado dos años después a cadena perpetua, más 30 años.

Quien fuera el líder del cartel de Sinaloa, se encuentra preso en el Centro Penitenciario de máxima seguridad ADX Florence, ubicado en el estado de Colorado.

Posible condena

Emma Coronel Aispuro verá reducida su sentencia al haber admitido, ante el juez Rudolph Contreras, ser culpable de conspiración para traficar drogas, conspiración para realizar transacciones financieras con recursos ilícitos (lavado de dinero), y participar en transacciones con propiedades de un extranjero designado como narcotraficante significativo.

Por sí mismos, estos delitos son considerados relevantes (graves) en las leyes penales estadounidenses, por lo que ameritan condenas de prisión de entre 10 años y cadena perpetua, y multas que en conjunto suman cerca de 11 millones de dólares.

No obstante, su sentencia será definida por la Corte de Distrito de Washington considerando que aceptó su responsabilidad, “ante la satisfacción del gobierno” de Estados Unidos, sin necesidad de un juicio.

Con esto, ya que Coronel no tiene antecedentes penales en su país, pues posee la nacionalidad estadounidense, además de la mexicana, la esposa del Chapo Guzmán podría ser condenada a pasar en prisión entre 9 y 11.2 años (108 a 135 meses), de acuerdo con la Guía para Sentencias Federales de Estados Unidos, que se cita en la declaración de culpabilidad.

Esa norma agrega que, si así lo decide la Corte, Emma Coronel podría obtener su libertad condicional solo hasta que haya cumplido la condena mínima de 108 meses de prisión. Cabe aclarar que la Corte de Washington tiene facultades para imponer una sentencia mayor o menor a la ya señalada, lo que fue admitido por Coronel, quien también renunció a promover cualquier apelación.

De igual forma, Emma Coronel admitió entregar todos los bienes y dinero que posea tanto en Estados Unidos como en México, ante el reconocimiento de que fueron adquiridos con recursos provenientes de la venta de drogas en el país vecino.

*Alto Nivel tiene Telegram. Ahora puedes encontrarnos en  https://t.me/Alto_Nivel y recibirás cada día nuestras noticias más importantes.

mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios