Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Emma Coronel, esposa del Chapo Guzmán, se declara culpable

10-06-2021, 11:04:43 AM Por:
Emma Coronel
© Reuters

La cónyuge de Joaquín Guzmán Loera admitió que conspiró para distribuir narcóticos en Estados Unidos

Emma Coronel Aispuro, esposa del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, se declaró culpable este jueves en una Corte de Washington de conspiración para distribuir e importar en Estados Unidos heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas, además de lavado de dinero, y creación de empresas fantasma para ocultar el patrimonio de su esposo.

De acuerdo con medios estadounidenses, Coronel, de 31 años, admitió su responsabilidad ante el juez Rudolph Contreras, y agregó que renunciaba a ir a juicio y a su derecho de presentar apelaciones. Su sentencia será dictada el próximo mes de septiembre.

Emma Coronel Aispuro tiene la nacionalidad estadounidense y mexicana, y es madre de dos gemelas procreadas con Joaquín Guzmán Loera.

En la audiencia, el fiscal leyó los tres cargos que se le imputan a la exreina de belleza, los cuales luego fueron repetidos por el juez, y admitidos por Coronel Aispuro. En primer lugar, la esposa del Chapo Guzmán reconoció ser culpable de conspirar, junto con miembros del cartel de Sinaloa, para exportar drogas a Estados Unidos.

El segundo cargo que admitió fue el de lavado de dinero, aunque este se habría realizado en complicidad con los hijos de Joaquín Guzmán Loera, en tanto que la última acusación fue la de crear empresas fachada o fantasma con el fin de ocultar el patrimonio de su cónyuge.

Coronel fue detenida en febrero pasado en el aeropuerto de Dulles, Virginia, por un cargo de conspiración para importar drogas a Estados Unidos. En la acusación también se le imputa haber mantenido un estrecho contacto y “colaboración con la estructura de comando y control” del grupo delictivo al que pertenecía su esposo.

De hecho, la fiscalía expresó en la audiencia que Emma Coronel vivía en inmuebles rentados con recursos provenientes del narcotráfico.

El delito de conspiración para importar y distribuir narcóticos lo habría cometido Emma Coronel en la modalidad de ayuda e incitación, por lo que se habrían violado las secciones 21 y 18 del Código común de Estados Unidos.

El Código estadounidense prevé una pena mínima para este ilícito de 10 años, y una sanción máxima de cadena perpetua, aunque al declararse culpable, tras una negociación con la fiscalía, la esposa del Chapo Guzmán podría obtener una sentencia reducida. Por este cargo, Coronel también puede ser sancionada con una multa de 10 millones de dólares.

Sobre el blanqueo de activos o lavado de dinero, la sentencia podría ser de 20 años, más una multa de medio millón de dólares, en tanto que, por la acusación de crear empresas fachada, según el Código estadounidense, alcanzaría 30 años de prisión y multa de 250,000 dólares.

Nacida el 3 de julio de 1989, Emma Coronel Aispuro es hija de Inés Coronel Barrera, quien desde enero de 2013 fue señalado por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC), como un “narcotraficante extranjero significativo”, que colaboraba con el cartel de Sinaloa.

En la acusación inicial en su contra, la fiscalía señaló que, tras casarse con Guzmán Loera, Coronel “estaba al tanto de envíos (a Estados Unidos) de cocaína en varias toneladas, de la producción de heroína en varios kilogramos, de envíos de marihuana en varias toneladas, y de múltiples cargamentos de metanfetaminas”.

Testigos protegidos

Las investigaciones en contra de Emma Coronel, que permitieron la acusación, incluyeron intercepciones telefónicas hechas por el FBI (Buró Federal de Investigaciones, por sus siglas en inglés), e interrogatorios a más de cien miembros y excolaboradores del cartel de Sinaloa.

De manera específica dos testigos protegidos por la justicia estadounidense detallaron las actividades de colaboración en el tráfico de drogas de la esposa del Chapo Guzmán.

Joaquín Guzmán Loera, otrora líder del cartel de Sinaloa, se encuentra preso en el Centro Penitenciario de máxima seguridad ADX Florence, ubicado en el estado de Colorado. Ahí purga una condena de cadena perpetua, más 30 años, a la que fue sentenciado por una Corte de Nueva York en julio de 2019, luego de ser extraditado de México a Estados Unidos en 2017.

mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios