Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Esta es la acusación de Estados Unidos contra Emma Coronel Aispuro

23-02-2021, 8:34:53 AM Por:
Emma Coronel
© Reuters

Documentos, intercepciones telefónicas, y declaraciones de dos testigos protegidos, fundamentan los cargos contra la esposa del Chapo Guzmán.

Dos cartas escritas de su puño y letra por el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, cuando este se encontraba en prisión en México, declaraciones de dos testigos protegidos, intercepciones telefónicas, y evidencia documental recabada por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), son los elementos de prueba con los que se logró la detención, en Estados Unidos, de Emma Coronel Aispuro, la esposa del llamado Chapo Guzmán.

La cónyuge del otrora líder del cartel de Sinaloa, arrestada el lunes en el aeropuerto de Dulles, en Virginia, está acusada ante la Corte del Distrito de Columbia (Washington D.C.) por un cargo de conspiración para distribuir e importar en la Unión Americana heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas.

La mujer, de 31 años, presuntamente ha sido colaboradora de las actividades ilícitas de Joaquín Guzmán Loera desde 2012, según la declaración jurada que realizó Eric S. McGuire, agente especial del FBI, ante el juez Harvey G. Michael. Se trata de un documento de 12 páginas, cuya copia posee ALTO NIVEL, que sirvió para solicitar la aprehensión de Coronel Aispuro.

El texto incluye la narración de los antecedentes tanto de la esposa de Joaquín Guzmán, como del cartel de Sinaloa. Se destaca la identificación de los hijos de Guzmán Loera como presuntos partícipes del trasiego de estupefacientes a Estados Unidos, además de los nexos que en ese mismo sentido tendrían el padre y el hermano de Coronel, ambos presos en México desde 2013.

Colaboración conyugal

“De 2012 a 2014, CORONEL transmitió mensajes en nombre de GUZMAN para promover las actividades de tráfico de drogas, mientras que GUZMAN intentó evitar la captura por parte de las autoridades mexicanas”, se asegura textualmente en la acusación.

Según la narración hecha por el agente especial del FBI, Eric S. McGuire, después de que el Chapo Guzmán fue arrestado en 2014, tras su segunda fuga de un penal de máxima seguridad en México, Coronel “continuó entregando mensajes que recibió” de su esposo durante sus visitas a la prisión, misivas “que no fueron monitoreados por las autoridades mexicanas”.

Nacida el 3 de julio de 1989, siempre de acuerdo con la acusación estadounidense, Emma Coronel Aispuro es hija de Inés Coronel Barrera, quien desde enero de 2013 fue señalado por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC), como un “narcotraficante extranjero significativo”, que colaboraba con el cartel de Sinaloa.

“De acuerdo con el Testigo Cooperante 1, Coronel sabía que Guzmán era un líder del cartel de Sinaloa”, de hecho, la esposa del Chapo “creció con el conocimiento de la industria del tráfico de narcóticos”, detalla el documento.

Tras casarse con Guzmán Loera “cuando era adolescente”, Coronel “estaba al tanto de envíos (a Estados Unidos) de cocaína en varias toneladas, de la producción de heroína en varios kilogramos, de envíos de marihuana en varias toneladas, y de múltiples cargamentos de metanfetaminas”, agrega.

Asimismo, enfatiza la acusación, Coronel “entendió que las ganancias de la droga que ella controlaba durante su matrimonio con Guzmán se derivaban de estos envíos”.

Testigos protegidos

Las investigaciones del FBI en contra de Emma Coronel incluyen intercepciones telefónicas, e interrogatorios a más de cien miembros y excolaboradores del cartel de Sinaloa, entre ellos “un asociado de alto rango” de Joaquín Guzmán, identificado en la acusación como “Testigo Cooperante 1”, quien informó al FBI los detalles sobre las actividades en las que presuntamente estaría involucrada Emma Coronel.

El Departamento de Justicia estadounidense también cuenta con la colaboración de otro testigo, identificado como “El/Ella Testigo Cooperante 2”, quien ha declarado que proporcionó a miembros del cartel de Sinaloa más de 100 toneladas de cocaína.

Con esas declaraciones, el FBI presume que Coronel habría colaborado, junto con otros miembros del cartel de Sinaloa, en una conspiración para importar y distribuir drogas en territorio de Estados Unidos.

Cartas desde prisión

La acusación en contra de Coronel Aispuro, quien es madre de dos gemelas procreadas con Joaquín Guzmán, asegura que este continuaba al mando del cartel de Sinaloa desde la prisión del Altiplano, en el Estado de México, esto presuntamente lo hacía “a través de varios individuos, incluido Coronel”.

Para probar esto, el agente especial del FBI, Eric S. McGuire, explica que cuenta con dos cartas escritas por el Chapo Guzmán, quien se las habría entregado a su esposa cuando esta lo visitaba en el penal.

En una de esas epístolas, Guzmán Loera le envía un mensaje a una persona identificada como Cleto, a quien le solicita que aumente “la producción para que rinda”. La misiva añade: “Dile que por favor me eche una mano, para que la primera venta sea de mi parte … porque tengo muchos gastos aquí”.

En la acusación se aclara que “Cleto es un narcotraficante radicado en Durango, México, que produce heroína”. La referencia a los “gastos aquí”, argumenta el agente McGuire, “fue un recordatorio para el destinatario de la carta de que Guzmán tenía que pagar sobornos dentro de la prisión y también seguir manteniendo a su familia”.

El oficial del FBI enfatiza que, de acuerdo con su investigación, “Cleto y el Testigo Cooperante 1 proporcionaron a Coronel ganancias de drogas de más de 5 kilogramos de heroína”.

En otra carta que se detalla en el documento, el Chapo Guzmán les habría pedido a sus colaboradores “que estén siempre de acuerdo entre ustedes y mis cuatro hijos”.

“La madre de las gemelas les dirá algo a ustedes y a mis hijos. Esté alerta, compadre. Ella te lo explicará. La madre de las gemelas les traerá un mensaje a todos, para que todos lo vean personalmente”, escribió Guzmán Loera en el texto que dice poseer el FBI, y que serviría como elemento de prueba en contra de Emma Coronel.

La esposa de Joaquín Guzmán, que tiene la nacionalidad estadounidense y mexicana, hará su primera comparecencia este martes, a través de videoconferencia, en la Corte Federal del Distrito de Columbia, donde se le leerá el cargo por el que fue detenida.

En esta misma audiencia, es posible que la defensa de Coronel Aispuro solicite su liberación mediante una fianza, la cual debe fijar el juez de la causa, en caso de que considere que es posible la libertad condicional de la acusada.

Exreina de Belleza de un poblado del estado de Sinaloa, Emma Coronel es sobrina de Ignacio Coronel, conocido como “Nacho” Coronel o el “rey del cristal”, quien fue uno de los líderes del cártel de Sinaloa, cuando la jefatura de esa organización criminal estaba a cargo de Joaquín Guzmán Loera.

El Chapo Guzmán se encuentra actualmente purgando una condena de cadena perpetua, más 30 años, en el complejo penitenciario de máxima seguridad ADX Florence, en el estado de Colorado. Su sentencia fue dictada por una Corte de Nueva York en julio de 2019, donde enfrentó un largo juicio tras extraditado de México a Estados Unidos en 2017.

chapo guzman emma coronel fbi joaquin guzman loera
mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios