Estilo de VidaHistorias

Natalie Portman: talento y convicción son sus mejores aliados

Natalie Portman estuvo ligada desde pequeña al mundo de las artes, pero su afición por el cine pudo más que la danza y el modelaje.

15-03-2009, 5:00:00 PM
Natalie Portman: talento y convicción son sus mejores aliados
Estilo Hoy

La actriz Natalie Portman, cuyo verdadero apellido es Herslagh, nació el 9 de junio de 1981 en Jerusalem. Pese a su nacionalidad, gran parte de su vida la experimentó en Estados Unidos. Por motivos profesionales de su padre, un destacado médico,  la familia de la actriz se traslada a Nueva York, ciudad que quizá, por esas cosas del destino, permitiría a Natalie iniciar su carrera de éxitos.
 
Fue su infancia en la gran manzana que le abrió las puertas para ingresar al mundo del espectáculo. A los 11 años cuando estudiaba danza, la suerte golpeó a su puerta. Esto, luego de que un productor la encontrara en un restaurant junto a su madre y le ofreciera iniciarse en este nuevo mundo. “Después de las clases de baile, fui a Pizza Parlor y un productor de Revlon estaba ahí y quería que yo fuese modelo para ellos. Entonces me presento a agentes de modelos, y les dije no quiero modelar, yo quiero actuar, entonces me presentaron a representantes de actores”, señaló en una entrevista.
 
Posteriormente, pasó tres veranos en los teatros obteniendo sus primeras experiencias como actriz, interpretando papeles como Dream Laurey en Oklahoma! y Hermia en A Midsummer Night’s Dream. Fue en esa época en que la pequeña, de talento sin igual, hizo su primera actuación en el musical de Broadway Ruthless, como suplente durante tres semanas en 1993.


Despues Portman participaría en las audiciones para el papel en El Profesional que finalmente conseguiría. Al principio fue rechazada por ser demasiado joven, pero después de hacer más audiciones, el director Luc Besson la escogió para el papel de Mathilda Lando. El director llegó a un acuerdo con los padres de Natalie, que no querían que su hija hiciera ciertas escenas. Los ajustes del guión fueron hechos, lo que llevó a cambiar el final.
 
En los años siguientes, Portman intervino en Beautiful Girls (1995), de Ted Demme, en Heat (1995), en la que actuó con Al Pacino, en Mars Attacks (1996), de Tim Burton, protagonizada por Jack Nicholson y Glenn Close y en Todos dicen I Love You (1996), de Woody Allen.
 
Tras un par de años haciendo diversos papeles, en 1999 el director George Lucas la invitó a participar en La amenza fantasma, donde haría uno de sus papeles más conocidos, el de la princesa Amidala, saga que luego continuaría  con  El ataque de los clones en 2002 y La venganza del Sith.
 
En 2003, inmersa en la finalización de sus estudios superiores de psicología en la Universidad de Harvard, participa en Cold Mountain de Anthony Minghella con un pequeño papel de mujer abandonada. En el año 2004 ganó el Globo de Oro como mejor actriz de reparto por la película Closer, y también fue nominada al Oscar, por aquella notable actuación.
 
En 2005 estrena la cinta independiente Free Zone de Amos Gitai y la superproducción V de Vendetta de James McTeigue (para la que se rapó totalmente el cabello).


En 2006 graba en España, Los fantasmas de Goya de Milos Forman junto al actor español Javier Bardem, interpretando a la musa del genial pintor, que es perseguida por la inquisición española tras haber quedado embarazada de éste. Su último estreno fue New York, I love you, en 2008.
 


 
 
 
 

Relacionadas

Comentarios