EmprendedorPara Entender

6 alternativas para hacer negocios en tiempos de crisis

Aunque el entorno económico es adverso para emprender, existen varios caminos para hacer negocios aprovechando la coyuntura.

17-02-2017, 6:35:21 AM

Echar a andar un negocio y obtener ganancias no es sencillo y menos cuando el entorno económico es adverso. Por un lado, el Banco de México ha subido la tasa de interés de referencia a 6.25 por ciento, lo que puede encarecer el acceso a ciertos financiamientos, mientras que el tipo de cambio entre dólar y pesos hace que muchos negocios tengan pérdidas operativas.

Para los emprendedores, las noticias tampoco pintan bien. El Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) tendrá un presupuesto de 3,760 millones de pesos en 2017, una reducción de casi 48 por ciento respecto a 2016.

Además de la crisis política que se vive entre México y Estados Unidos, la posible cancelación o renegociación del TLCAN complica aún más las cosas, pero abre posibilidades en el mundo de los servicios, indica Héctor Villarreal, académico de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey.

“La coyuntura negativa no debe de paralizar los negocios, en este momento, aunque haya una crisis entre el comercio de bienes, el de servicios debe de tener impulso”, indica en entrevista.

Los trámites administrativos que se tienen que realizar, son otro obstáculo que enfrentan los empresarios. Según el estudio Doing Business del Banco Mundial, el tiempo para abrir una empresa y los trámites hicieron que el país bajara entre dos y cuatro lugares en 2016 respecto al año anterior.

Pero no todas son malas noticias. Te presentamos 6 alternativas para hacer negocios en tiempos de crisis. Tres se refieren a financiamiento y las otras tres son industrias de gran crecimiento para iniciar o diversificar la inversión.

1. Banca comercial. El sistema bancario mexicano tiene opciones a la carta para conseguir créditos con preferencias a emprendedores. En marzo de este año, el Inadem abrirá una nueva convocatoria para acceder a créditos preferentes de bancos como Banamex y BBVA Bancomer. La convocatoria estará disponible en las siguientes semanas en este enlace.

2. Banca de desarrollo. Datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) indican que sólo tres ciudades concentran la mayor parte del financiamiento otorgado por instituciones como Nacional Financiera (Nafin).

“Muchos de estos programas tienen poca difusión, los empresarios que necesiten financiamiento deben estar al pendiente de estos programas”, indica Villarreal.

3. Financiamiento de proveedores. Cada vez más empresas acuden al financiamiento mediante proveedores. Tan sólo a septiembre de 2016, más del 73 por ciento de las empresas mexicanas hacen uso de este mecanismo para hacerse de flujo de efectivo, aumentando en 1 por ciento en tres meses por la facilidad que supone, según indican cifras del Banco de México. 

“Es una buena oportunidad de hacerse de crédito por un periodo más largo, evitando algunos trámites. Las alternativas están a la mano”, destaca el experto de la Escuela de Gobierno.

Pero además de financiamiento, quienes buscan emprender o diversificar sus inversiones tienen industrias que reportan buenos crecimientos derivados de la coyuntura política.

4. Bienes Raíces. El crecimiento inmobiliario en las principales ciudades de México abre nuevas ventanas, sobre todo si se trata de establecer consultorías o gestoría para acceder a ellas.

Un análisis de Avison Young para el sector, destaca que la demanda de espacios a nivel de industrial y de oficinas en las principales ciudades ha tenido aumentos en demandas sostenidas de 7.5 y 3.7 por ciento respectivamente.

5. Turismo médico. El tipo de cambio proporciona una gran ventaja competitiva, según indica el especialista del Tec de Monterrey, pues resulta atractivo para los viajantes de Estados Unidos.

Para 2018, el valor de este mercado en el país se estima en 3,935 millones de dólares, una ventana de oportunidad para emprendedores, de acuerdo con un estudio de Proméxico.

6. Tecnologías de la información. Un área que requiere una inversión menor comparada con otras industrias y que puede generar grandes dividendos si se atienden las necesidades del mercado.

“Requiere poco capital inicial y actualmente existen muchos programas a fondo perdido que estimulan el emprendimiento en aplicaciones y desarrollo de software”, indica Villarreal.
Proméxico destaca que el sector ha tenido crecimientos sostenidos de entre 10 y 12 por ciento, alcanzando un valor de 5,5560 millones de pesos.

Relacionadas

Comentarios