HistoriasMarketing

Crowdsourcing, una beta publicitaria de oro

Aún no hemos visto lo mejor de esta estrategia que interactúa totalmente con los clientes para la creación de campañas publicitarias, pero tiene un alto potencial en México.

14-08-2012, 12:36:27 PM
Crowdsourcing, una beta publicitaria de oro
Erick Zúñiga y Luis Estrada

Hace unos meses, el mercadólogo Abraham Geifman compartió un dato revelador: 44% de las empresas utiliza el crowdsourcing en diversos de sus procesos, como parte de la búsqueda de definir mejores estrategias, conectarse con sus clientes y ofrecerles un producto más acorde con lo que desean consumir.

Aunque esta estrategia es aún “incipiente” en México, está mostrando una tendencia de crecimiento interesante que va de la mano con el incremento de los usuarios mexicanos en las redes sociales –séptimo lugar entre los países más twiteros del mundo con casi 15 millones de usuarios y entre los diez países con mayor número de suscriptores en Facebook–, asegura el experto en Marketing y Redes Sociales, Octavio Regalado.

Del crowdsourcing aún no hemos visto lo mejor. Este término que fue acuñado en 2006 por el periodista tecnológico Jeff Howe y el editor de la revista Wired, Mark Robinson, para denominar a la terciarización masiva, fomentada por el desarrollo de nuevas tecnologías, derivó en una estrategia muy útil para los publicistas.

En México se podría ver como una estrategia aún incipiente, pero esto va a cambiar muy pronto, especialmente en la administración y desarrollo de ideas para servicios y manufactura, donde tiene grandes oportunidades, afirma el experto en entrevista con AltoNivel.com.mx

Se trata de una estrategia que las empresas deben capitalizar, “es hora de que comiencen a voltear hacia el crowdsourcing para desarrollar sus productos, porque es muy probable que talentos mexicanos estén ayudando a firmas de otros países a desarrollar sus productos”, perdiendo una oportunidad de oro, subraya el experto y cofundador de dosensocial.com

El éxito de la fórmula de estas redes colaborativas está muy claro para México. Los usuarios de la web 2.0 en México “de manera natural les gusta participar” y están dispuestos aportar ideas, así como transferir conocimiento y apoyar en proyectos, sin olvidar que también pueden hacerlo por la remuneración económica que en ocasiones ofrecen las empresas.

Por ello, en la medida que se generen más plataformas que conecten a estos usuarios con las empresas, el crodwsourcing con enfoque publicitario y mercadológico seguirá creciendo en el país.

Fondeadora fue la primer plataforma de crowdfunding en nuestro país, a un año de su creación ha presentado más de 80 proyectos de los que 13 se han fondeado exitosamente. Su meta es lanzar 30 iniciativas por mes.

“El crowdfunding en México esta funcionando para apoyar la creatividad, como proyectos artísticos o emprendedores que buscan levantar inversión”, afirma Gustavo Álvarez Moreno, Co-fundador de Fondeadora.

Uno de los casos más exitosos que han impulsado recuerda Álvarez, es Bamboocycles, una pequeña empresa que fabrica bicicletas y accesorios con bambú, su recaudación rebasó la meta por más del 27% a finales del año pasado.

Al día de hoy sus bicicletas se distribuyen en tres ciudades, lo que validó que la plataforma no solamente funciona para iniciativas artísticas sino también para el desarrollo de productos y su impulso mismo. 

“Eliminamos a los que toman las decisiones de qué se crea, y permitimos que sean los consumidores a través de su participación  activa, quienes generen nuevas iniciativas  que al final del día no son necesariamente generadoras de riqueza pero si generan valor”, abunda Álvarez. 

Ahora, ¿cómo aplicar una campaña de Crowdsourcing con fines publicitarios?

De acuerdo con el sitio Mashable Business las reglas básicas son: 

1. Sé claro en lo que necesitas. Si vas a pedir ideas a tus clientes debes ser sumamente específico para obtener las ideas que necesitas.

2. Ofrece buenos incentivos:  Si le vas a entregar dinero a tus clientes o consumidores por participar de este proceso, que por lo menos sea un monto que haga valer la pena el que ellos estén ahí ayudándote, si no, no tendrán la motivación suficiente para aportar con ideas.

Por ejemplo, Fiat y Lego compartieron las ganancias de los productos con sus creadores externos; otras empresas, como Cisco, piden la cesión de los derechos de uso y reproducción pero ofrecen una “recompensa” para quienes aporten las mejores ideas.

3. No abrumes a los consumidores. Ellos están dispuestos a ayudarte en tu campaña publicitaria, pero si los fastidias más de la cuenta se aburrirán y lo único que querrán será irse lo antes posible de ahí.

4. Prepárate para la lluvia de ideas. Sin duda que tus clientes y consumidores tendrán un montón de ideas que entregar y la labor más ardua será seleccionar cuál de todas es la más apropiada para tu campaña.

5. Crowdsourcing no es igual a “no profesional”. Tus clientes y consumidores están aportando con ideas porque de una u otra forma les estás pagando por sus servicios.

¿Aplicarías una campaña de crowdsourcing con tus clientes?

Para saber más:

¿Qué es Crowdsourcing?

Crowdsourcing, atraer las ideas de los clientes

Relacionadas

Comentarios