ActualidadHistorias

Latinos, al rescate del mercado inmobiliario de Miami

Inversionistas latinoamericanos fomentan una ola de compras en el mercado de bienes raíces de Florida.

27-02-2012, 8:20:50 AM
Latinos, al rescate del mercado inmobiliario de Miami
Altonivel
27 de febrero de 2012

Hace décadas que muchos latinoamericanos tienen un romance
con Miami, pero pocas veces ha sido tan intenso. Al menos eso está mostrando
ahora el mercado inmobiliario.

Inversionistas sudamericanos con efectivo en sus manos
lideran una ola de compras en el mercado de .bienes raíces de una de las
ciudades más latinas de Estados Unidos, lo que ayudó a recuperar el sector, que
quedó malherido tras la crisis financiera global del 2008-2009.

Atraídos por lo que aseguran son precios baratos y listos
para pagar en efectivo, los compradores latinos se han hecho de condominios,
apartamentos y viviendas, como parte de su estrategia de inversión o tan sólo
para tener un segundo hogar.

Están aprovechando el dinero que les permitió ganar el buen
momento de las economías de los países de América Latina, una región que logró
sobrellevar con mucha dignidad la crisis financiera global.

No solo están a la caza de casas. Llegan a la ciudad para
lanzarse a los centros de compra y adueñarse de todo tipo de bienes, desde
iPads y vestidos de diseñadores hasta carísimas joyas.

Esta oleada ha revitalizado el negocio de las propiedades en
Miami, donde los desarrolladores están presentando nuevos proyectos aun cuando
el estado de Florida fue uno de los más golpeados por el colapso del mercado
inmobiliario. También convirtió a la ciudad en uno de los destinos obligados
para los inversionistas internacionales.

.América Latina ha ayudado a revivir nuestro
mercado”, dijo Jorge Pérez, presidente ejecutivo de Related Group, una de
las principales empresas inmobiliarias del sur de Florida.

Los venezolanos lideran este fenómeno. Al igual que muchos
latinoamericanos, ellos históricamente se han volcado a las propiedades
inmobiliarias en Miami como una inversión segura en momentos de volatilidad
política y económica en sus países.

Según la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Miami, los
venezolanos fueron los mayores compradores en el 2011 y representaron un 15 por
ciento de todas las ventas a clientes extranjeros, seguidos de cerca por
brasileños y argentinos.

El año pasado, la venta de viviendas y condominios en Miami
aumentó un 46 por ciento comparado con el 2010, lo que implicó un récord, dijo
la asociación.

Los precios de los condominios comenzaron a recuperarse en
la segunda mitad de año pasado, mientras que los valores en varios países de
América Latina llevan años subiendo sin parar.

Efecto Chávez

Los venezolanos de mejor posición, con reducidas
oportunidades de inversión en casa y preocupados por lo que describen como una
ofensiva contra el mercado inmobiliario en su país por parte del presidente
Hugo Chávez, se han convertido en codiciados clientes para agentes de bienes
raíces y corredores.

“Sacan sus chequeras de inmediato”, dijo Harvey
Hernández, quien nació en .Venezuela y ahora es gerente de Newgard Group, firma
que desarrolla BrickellHouse, una de las primeras torres de apartamentos que
será construida desde el colapso del mercado.

Más de la mitad de las 374 unidades de BrickellHouse se
vendieron y los venezolanos representan un 40% de los compradores.

La torre, ubicada en el distrito financiero de Miami con
vista a Biscayne Bay, comenzará a construirse más adelante en el año.

Los venezolanos también han ayudado a revivir el mercado
inmobiliario en suburbios de Miami como Doral y Weston, hogar de grandes
comunidades de compatriotas.

“Es el efecto Chávez”, dijo Cleto Puzzi, un
venezolano que vendió un apartamento que tenía en España y compró dos en Doral,
que ahora alquila. “No se puede invertir en Venezuela ahora”, añadió.

La ola de expropiaciones que inició Chávez ha asustado a
muchos venezolanos de buena posición.

El año pasado, Chávez aprobó leyes que hacen más difícil a
los propietarios desalojar a arrendatarios morosos, algo que atemorizó a dueños
de propiedades y enfrió el interés en una de las pocas opciones de inversión en
Venezuela.

Brasileños sofisticados

Un reciente informe de RelatedISG, un grupo de bienes raíces
con sede en Miami, dijo que los precios de los apartamentos y condominios en el
centro de Miami eran menores que las propiedades recién construidas en varias
ciudades sudamericanas como Río de Janeiro, Sao Paulo, Buenos Aires y Bogotá.

Los exorbitantes precios en Brasil también llevaron a los
brasileños a buscar propiedades en Miami.

Impulsados por la reciente apreciación del real, los
brasileños también son ruidosos compradores en los centros de compras, donde el
idioma portugués ya es parte del ambiente.

Para los brasileños, “todo es tan barato. Ir a cenar,
comprar una camisa, comprar un condominio”, dijo Jacques Claudio
Stivelman, presidente de la empresa Shefaor Development, con sede en Miami y
oriundo de Brasil.

Los brasileños con mucho dinero han generado particular
interés en los agentes inmobiliarios de Miami, que dicen que los sudamericanos
buscan sofisticadas propiedades frente al océano.

“Los brasileños están comprando en el rango de más de
un millón de dólares”, explicó Zalewski.

El interés extranjero no sólo se limita a comprar bienes
raíces. Desarrolladores internacionales también están involucrados en más de 20
proyectos de edificios, muchos de los cuales podrían ser ofrecidos a inversores
en todo el mundo.

En efectivo

El interés de los latinoamericanos ha llevado a los
desarrolladores de bienes raíces, muchos de los cuales sufrieron pérdidas
durante la crisis inmobiliaria de Estados Unidos, a adoptar nuevos modelos de
financiamiento y ventas.

Antes de que estallara la burbuja, los desarrolladores de
condominios y bienes raíces y compradores propiedades de Miami dependían en
gran medida del financiamiento de los bancos.

Pero a medida que se desarrollaba la crisis, los empresarios
comenzaron a ver cómo los clientes abandonaban sus depósitos y cómo los bancos,
preocupados por los decrecientes precios de las casas, cerraban el acceso al
crédito.

Pronto, torres vacías abundaban en el horizonte de Miami.

Debido a que los latinoamericanos y otros compradores no
estadounidenses representan ahora una mayoría de las ventas de bienes raíces en
Miami, los desarrolladores han adoptado una opción de financiamiento más
orientada al pago en efectivo, preferida por los compradores internacionales.

El sistema “pay as you go” (pague mientras la
construcción avanza) significa que los compradores financian a medida que se
cumplen ciertas etapas de la construcción.

Es ampliamente utilizado en América Latina y requiere que
los compradores paguen hasta un 80 por ciento del precio final de la propiedad
antes de que esté terminada.

“No creo que sea una postura a largo plazo, es una
reacción a la forma actual del mercado”, dijo Pérez.

Iván Peréz, un abogado de 40 años en Caracas, compró
recientemente dos apartamentos en BrickellHouse por 250.000 y 400.000 dólares.

“Miami es como mi segundo hogar”, dijo. La
inestabilidad política de Venezuela fue uno de los principales factores para
tomar la decisión, agregó.

Algunos empresarios de bienes raíces que trabajan
frecuentemente con venezolanos esperan que su interés en el mercado
inmobiliario de Miami siga siendo fuerte, especialmente si Chávez gana la
elección presidencial más adelante este año.

Eli Santurio, gerente de ventas de Keyes Realtor, dijo que
muchos empresarios de su sector se están sumando a los venezolanos a la hora de
seguir de cerca la campaña para la votación de octubre.

“Eso es sobre lo que todos están hablando”,
afirmó. “Si Chávez gana, entonces las ventas podrían aumentar mucho”,
agregó.

¿Comprarías una casa en Estados Unidos?

 

Para saber más:

.BPI advierte a emergentes sobre “boom”
inmobiliario

.Cinco latinos entran a los 400 más ricos de EU

.Latinos no se integran tan bien como otros inmigrantes en EU

Relacionadas

Comentarios