Estilo de Vida

Todo sobre la fibra, ¡Inclúyela en tu dieta!

Aquí tienes una guía del tipo de alimentos donde puedes encontrarla y con qué frecuencia debes consumirla.

20-07-2009, 5:00:00 PM

La fibra es un conjunto de sustancias presentes en alimentos vegetales, que no pueden ser digeridas por las enzimas del aparato digestivo. Sin embargo, existen algunos tipos de fibras que son atacadas por la flora microbiana intestinal y luego absorbidas.

La fibra dietética presenta demostrados efectos benéficos sobre la salud y prevención de enfermedades, entre ellos:

– Combate el estreñimiento. Para solucionar este problema es indispensable aumentar la cantidad de fibra en la alimentación, hacer ejercicio físico de forma regular y beber suficiente agua. Si tú padeces estreñimiento lo primero que debes comprobar es si tomas la cantidad suficiente de fibra cada día.


– Protección contra enfermedades. Se ha demostrado que una dieta rica en fibra protege contra el cáncer de colon, mediante la solución atenuada del contenido del intestino y la eliminación del exceso de ácidos biliares.


– Reduce los niveles del colesterol en la sangre. Disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

 

– Ayuda a mantener la línea. Estos alimentos requieren más tiempo de masticación y dan sensación de saciedad.

¿Dónde está?
La fibra está presente en los siguientes alimentos:

– Verduras. Alcachofa, apio, brócoli, coliflor, coles de Bruselas, judías verdes, puerro, pimiento, cebolla, zanahoria.

– Frutas. Albaricoque, aguacate, ciruela, frambuesa, fresas, higo, kiwi, limón, manzana, naranja, pera.

– Legumbres. Si te desagrada su sabir, tómalas en ensalada, sin piel o escoge las lentejas.

– Semillas. Pipas de calabaza, de girasol, lino, etc.

– Aceitunas. Incorpóralas en tus ensaladas cuando sean platos únicos para no añadir calorías a tu dieta.

– Arroz integral, pan integral, pasta integral.

– Agar-agar. Es un alga soluble que puede incorporarse a cualquier plato para mejorar su textura y aspecto.

Para los especialistas el mínimo diario de ingestión de fibra es de unos 30 gramos. Esta cantidad puede asegurarse ingiriendo alimentos variados y naturales, sobre todo cereales, verduras y frutas con piel. Estos alimentos, que suelen contener fibras solubles e insolubles, deben ser incorporados en cada comida. Beber abundantes líquidos potenciará su efecto beneficioso.