A FondoFinanzas Personales

Quiero invertir en Bitcoin, ¿qué debo tomar en cuenta?

El boom por invertir en Bitcoin ha dado pauta a la creación de cerca de 900 distintas opciones. Sin embargo, no más del 1% existirán en el futuro.

31-10-2017, 4:39:35 PM
bitcoins, criptomoneda, invertir bitcoins

Apenas hace algunos años, todos hablábamos de bitcoin: esa moneda virtuales que presumía de varias ventajas frente al dinero fiduciario. Pues bien, parece que no se trató solo de una moda. Hoy existen alrededor de 900 “criptomonedas”. Incluso han aparecido muchas más.

Básicamente, una criptomoneda es un medio digital de intercambio que tuvo sus inicios hace casi 20 años, allá por 1998, cuando el empresario Wei Dai sugirió la creación de un nuevo tipo de dinero descentralizado que fuera controlado mediante criptografía. De esta manera, los bancos y los gobiernos de los países no podrían intervenir en su operación.

La primera criptomoneda que se creó fue el bitcoin, lanzado oficialmente el 3 de enero de 2009. Desde entonces y hasta la fecha han surgido alrededor de 900 distintas monedas virtuales, con diferentes protocolos y características.

Para ayudarnos a entender más sobre estas monedas, que para muchos representan el futuro de las transacciones financieras, entrevistamos a Gilberto Romero, director de Mercados de BX+, y a Julio Elizondo, director de R&J Asesores Independientes y asesor de inversiones.

AN Gilberto, ¿por qué razón surgieron las criptomonedas?

Surgieron en el mercado digital para realizar intercambios de bienes y servicios sin tener que estar regulados por ninguna autoridad financiera ni por los gobiernos. Probablemente nacieron con la intención de “aprovechar” a los miles de personas que todavía no operan bajo el sistema financiero tradicional.

Antes de que aparecieran las criptomonedas ya existía un sistema similar: los pagos en línea a través de PayPal; la diferencia es que las operaciones con criptomonedas no necesitan intermediarios. Son operaciones instantáneas en las que no intervienen terceros.

AN ¿Qué tanto han evolucionado estas monedas digitales?

Muchísimo; tan solo hay que ver cómo el intenso flujo de operaciones del bitcoin obligó a que su capacidad tecnológica se incrementara sensiblemente hace un par de meses. En valor, el bitcoin ya alcanza los 70,000 millones de dólares.

La aparición de nuevas criptomonedas también está mostrando una rápida evolución. Monedas como ethereum ofrecen nuevas bondades, pues su protocolo les permite operar no solamente como monedas, sino también como títulos o proyectos de inversión.

AN ¿Las operaciones con estas monedas digitales son seguras?

Desde el punto de vista de la regulación, no, pues son operaciones no reguladas. Sin embargo, en operatividad, las transacciones que se realizan mediante bitcoins resultan confiables para los usuarios. Si una persona ya posee una bitcoin wallet (una cartera bitcoin) fondeada en pesos y realiza una venta, automáticamente el sistema genera un “hash”, es decir, un conjunto de números y letras que identifican dicha operación.

Te recomendamos: 

El juego del riesgo: ¿Quién gana y quién pierde con el Bitcoin?

AN ¿Se puede hackear el protocolo de seguridad de las criptomonedas?

Vulnerar su infraestructura es matemáticamente posible, pero para tener el 50% de probabilidades de éxito se requiere una capacidad tecnológica similar a la de Google. Financieramente hablando, esto no es viable. Hoy en día es casi imposible y a futuro seguirá siéndolo, sobre todo por la maduración de la computación cuántica.

AN ¿Las criptomonedas son aceptadas en todo el mundo?

Sí, con excepción de Bolivia.

AN ¿Cuál es la postura de los grandes grupos financieros respecto de las criptomonedas?

El comercio global se está moviendo rápidamente hacia el mundo digital. Para dentro de 10 años, las transacciones digitales habrán alcanzado el 30% del total. El sistema financiero tradicional está atento y trabajando para cuando este tipo de operaciones estén perfectamente reguladas. Hoy, ningún banco puede operar monedas digitales, como el bitcoin, el ethereum o cualquier otra, pero no dudo que esto pueda ocurrir en el futuro. Al final, las instituciones financieras nos debemos a los clientes y si ellos demandan este tipo de servicios, la autoridad y nosotros tendremos que responder.

AN ¿Qué es mejor: acciones bursátiles o criptomonedas?

Es una pregunta que los clientes hacen con frecuencia. La respuesta es muy sencilla: las acciones bursátiles tienen la garantía y el prestigio de quien las emite. Las criptomonedas, además de que no están reguladas, fundamentan su valor en la oferta y la demanda.

Claro que el valor del bitcoin pasó de 2,000 a 4,700 dólares por unidad en tan solo un par de meses, y otros instrumentos de inversión están totalmente alejados de esta cifra. Sin embargo, el día de mañana podría ocurrir que estas monedas no valgan nada. Esto es algo parecido a lo que le ocurrió a quienes compraron dólares a 22 pesos en diciembre: hoy han perdido una fortuna.

AN ¿Qué sigue para el bitcoin y las demás criptomonedas?

Antes de regular las operaciones con monedas digitales, la autoridad financiera está evaluando las fintech [las empresas que ofrecen productos y servicios financieros haciendo uso de tecnologías de la información, como páginas de internet, redes sociales y aplicaciones móviles], las cuales han crecido muchísimo en los últimos meses. De hecho, se estima que para finales de este año existan alrededor de 200 empresas fintech.

La autoridad debe poner mucha atención en este mercado creciente, para que las fintech no terminen comprando grupos financieros, como sucedió con las casas de bolsa en el pasado.

AN Julio, ¿cuáles son las criptomonedas más importantes y confiables que hoy “circulan” en el mundo digital?

La de mayor relevancia y confiabilidad es el bitcoin, aunque en los últimos meses y ante el aumento de otras alternativas ha reducido su operatividad de 85 a 41%. Un principio fundamental del protocolo bitcoin es que solo puede llegar a una cantidad máxima de 21 millones de monedas. Actualmente ya “circulan” alrededor de 16 millones. Su desarrollo ha sido paulatino y programático, pero no puede rebasarse el total establecido, a diferencia de lo que sucede en el mundo del dinero fiduciario.

AN ¿Cuánto vale el mercado de criptomonedas al día de hoy?

El valor del mercado pasó de 12 billones de dólares que tenía prácticamente hace un año, a más de 100 billones de dólares hasta julio pasado. Es un incremento cercano al 870%. Para darnos una idea de cómo se mueve este mercado diré que el bitcoin duplicó su valor en agosto pasado: de 2,000 a 4,000 dólares en unas cuantas semanas. Esto se debió a la noticia de que los pagos con bitcoins se realizarían más rápidamente.

AN ¿Todas las criptomonedas generan buenos dividendos?

No se puede generalizar en un mercado con una oferta tan variada, pero existen criptomonedas a las que les ha ido muy bien. Por ejemplo, ethereum incrementó su valor en 2,700% durante el último año, y dash lo hizo en 1,690% en el mismo periodo (de junio de 2016 a junio de 2017).

AN ¿Qué es lo que en realidad les da valor a estas criptomonedas?

Más allá de la oferta y la demanda, absolutamente nada. Por esta razón, hoy un bitcoin o cualquier otra criptomoneda puede valer 4,000 dólares y mañana cero o muy poco. Al no estar reguladas ni respaldadas por ninguna autoridad, siguen presentando un alto riesgo.

AN ¿Existe una tendencia hacia la creación de criptomonedas?

Sí. A diferencia de las IPO (Initial Public Offerings), que son las ofertas primarias de acciones bursátiles, en el mundo de las criptomonedas están las ICO (Initial Coin Offerings). Aquí, los desarrolladores invitan a los accionistas a invertir en las nuevas monedas virtuales.

Uno de los requisitos que se pide a los compradores primarios es no efectuar ninguna operación durante el primer año, para que las monedas adquieran mayor valor. Tan solo para darnos una idea del auge de las monedas virtuales hay que mencionar que la posición financiera personal del creador de la criptomoneda gnosis en teoría está valuada en un billón de dólares.

AN ¿En qué momento de madurez se encuentra el mercado en este momento?

Es muy difícil responder con acierto esta pregunta. Por una parte, podríamos estar en los inicios de una revolución monetaria global, pero también ante la explosión de una burbuja cuyas consecuencias podrían ser inimaginables. Tan solo este año, el mercado de criptomonedas creció 870%. Este valor es seis veces mayor al de las puntocom en el año 2000. Recordemos cómo colapsó este mercado y sus consecuencias. Ahora imagina lo que podría significar este.

AN Si alguien está interesado en comprar criptomonedas, ¿cuál sería el proceso para comprarlas?

El procedimiento es relativamente sencillo y rápido:

  1. Buscar un bitcoin broker confiable.
  2. Conectar una cuenta bancaria a ese contrato.
  3. Descargar la aplicación Bitcoin Wallet (cartera Bitcoin) en el teléfono celular o en otro dispositivo.
  4. Comprar y vender bitcoins.

En México existen muy pocos establecimientos de compraventa y empresas que acepten bitcoins como forma de pago. En cambio, en Estados Unidos cada día son más; incluso existen organizaciones que pagan parte de su nómina bajo esta modalidad.

AN Como especialista y asesor de inversiones, ¿tú recomendarías comprar criptomonedas?

Hay varias razones para no comprar bitcoins: su valor es extremadamente volátil; el sistema es lento: solo se pueden procesar siete transacciones por segundo, mientras que los sistemas bancarios permiten miles de transacciones con tarjetas de crédito por segundo;  se vislumbra un futuro cada vez más regulado o con restricciones por parte de los gobiernos; los bitcoins solo existen en internet.

Por otro lado, también hay razones para comprar bitcoins: mucha gente percibe esta moneda como el nuevo oro, debido a que no está controlada por ninguna autoridad gubernamental; las compañías que ofrecen una plataforma que conjunta oferta y demanda han tenido gran éxito: Amazon, eBay, Mercado Libre, etc.; existe una cantidad limitada de bitcoins (solo 21 millones de monedas); ha ganado popularidad incluso entre inversionistas institucionales y bancos.

Si una persona está pensando seriamente en su patrimonio, la respuesta definitivamente es “no”. Se cuentan historias de personas que se han vuelto multimillonarias invirtiendo en criptomonedas. ¿Qué hay de cierto? Algunas, las menos, son reales, pero en este, como en otros negocios, hay muchos “encantadores de serpientes”. Existen vendedores que te pueden hacer creer lo que tú quieras. Si alguien te dice que de la noche a la mañana te harás millonario, sal corriendo. Los creadores de criptomonedas son los que tienen las mayores probabilidades de hacerse ricos; los demás inversionistas, escasas.

AN ¿Existe un perfil específico de quienes prefieren criptomonedas?

Los millennials son los más atraídos por esta nueva forma de intercambio. Todo lo quieren hacer por internet y en sus smartphones. Además, nacieron en el mundo de los videojuegos. Personas e inversionistas de otras generaciones confían más en los sistemas financieros tradicionales, como la banca. Lo cierto es que si todos los ahorradores acudieran a su banco al mismo tiempo para retirar tan solo el 3% del total de sus recursos, ninguna institución podría dárselos, pues no los tiene.

AN ¿Cuál sería, entonces, tu conclusión sobre las criptomonedas?

Solo aquellas que ofrezcan una plataforma alternativa al dinero fiduciario para el intercambio de bienes y servicios y que hayan sido desarrolladas para cubrir necesidades específicas y con una visión de largo plazo tendrán éxito. En esta categoría no entran más del 1% de las que hoy existen. En momentos de crisis económicas, políticas y de guerra, las criptomonedas se convierten en alternativas muy atractivas respecto al dinero fiduciario.

La idea del bitcoin se lanzó apenas semanas después de la quiebra de Lehman Brothers, cuando casi todo el sistema estuvo a punto de colapsar. En ese momento se hicieron notorias las fallas del dinero fiduciario y la gente deseaba otra alternativa. La ventaja del bitcoin es que no hay intermediarios, ni gobiernos, ni bancos, ni una empresa de internet, ni una persona central; es una plataforma que tiene vida por sí misma (le dan vida todos los participantes, incluidos los mineros que ayudan a mantener la red de bitcoin segura).

R&J Asesores Independientes no realiza ni promueve ninguna operación con criptomonedas. Las opiniones aquí emitidas son a título personal y únicamente con fines ilustrativos.

Relacionadas

Comentarios