A FondoNegocios

El precio del cemento cimbra a la construcción tras el sismo

Los desastres naturales que han azotado a México beneficiarían a la industria de la construcción. Sin embargo, los precios del cemento también acortan los márgenes de ganancia.

09-11-2017, 6:00:58 AM
cemento

Los precios del cemento podrían cimbrar a la industria de la construcción en México. Si bien los daños materiales causados por los huracanes y los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado son una clara oportunidad para que este sector repunte en su actividad en lo que resta de este año, el precio de este insumo mermaría sus ganancias.

“Esperamos que haya mayor actividad de construcción y esto va a mejorar los indicadores desde la misma a raíz de este suceso tan lamentable”, asegura Jorge Caballero, socio líder del sector inmobiliario en KPMG México.

La construcción de inmuebles y el reforzamiento de la infraestructura existente llegan en un momento de bajas para los constructores del país. En julio, la inversión fija bruta en México cayó 2.5% a tasa anual, debido a una fuerte contracción en el sector construcción, de acuerdo con lo reportado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el pasado 6 de octubre.

“La industria de la construcción muestra signos de una desaceleración, siendo el segundo mes (julio) consecutivo con avance negativo del -3.7%, constituyendo la segunda caída más fuerte del año, comparado con el -1% del 2016. Observando su resultado acumulado se tiene un dato negativo de -0.6% nuevamente contrastado con el resultado positivo del año pasado del 1.7% acumulado anual”, dice el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Desarrollo Económico (IDIC) en su estudio Tendencias de la Manufactura.

Los movimientos telúricos de septiembre dejaron un saldo de 250,000 viviendas dañadas en Ciudad de México, Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Estado de México, daños que alcanzan un costo superior a los 37,000 millones de pesos (mdp), de acuerdo con la información emitida por el gobierno federal.

Las cifras preliminares indican que se requerirán 10,000 mdp para reparar o reconstruir viviendas, 13,000 mdp para atender las afectaciones a escuelas y 8,000 mdp para los daños al patrimonio cultural, dijo el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 8 de septiembre. Esto, sin duda, es una buena noticia para la industria construcción.

Sin embargo, el incremento en el precio del cemento podría convertirse en una piedra en el zapato para el sector, ya que la reconstrucción tras los sismos llega en un momento en que los precios del oro gris se han elevado considerablemente.

En septiembre de 2017, la inflación en cemento y concreto subió 11.78%, comparado con el mismo mes del año pasado, de acuerdo con los Índices de precios al productor del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los cementeros y las empresas integrantes de la industria de la construcción se han enfrentado este año por los incrementos en los precios del principal insumo utilizado en las obras.

La industria de la construcción vive sus propios movimientos e impactos por los precios del cemento y, ahora, esperan crecer por la reconstrucción de las ciudades tras los sismos, aunque no saben cuál será el impacto en sus ganancias.

Pugna por el cemento

El pasado 29 de junio, la Cámara Nacional de la Industria del Cemento (Canacem) justificó el incremento en los precios del material de construcción, debido a la oferta y la fuerte demanda en el mercado, así como por la estrategia de cada una de las compañías cementeras.

El aumento programado por las cementeras llegó en julio de este año y representó un incremento de 12% en los precios del concreto. No obstante, muchos creen que no es algo que vaya afectar la industria de la construcción.

Osmin Rendón, presidente de la Canacem, ha defenido reiteradamente el incremento en los costos del cemento, ya que durante casi una década su precio se encontró por debajo de la inflación en el país. “Su incremento no afectaría de forma significativa el costo de las viviendas nuevas”.

La Canacem se encuentra integrada por seis empresas: Cementos Mexicanos (Cemex), Grupo Cementos Chihuahua, Lafarge Holcim, Cementos Moctezuma, Cementos Fortaleza, Cementos y Concretos Nacionales, que controlan el mercado.

Los constructores y desarrolladores de vivienda han levantado la voz para alertar sobre el impacto que tendría este año los precios del insumo utilizado en la construcción.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) previó, a mediados de este año, que los precios de las obras subirán alrededor de 17%, como consecuencia del incremento en los costos del combustible, el cemento y el acero.

El Índice de Confianza del Consumidor (Icoco) reportó un valor de 51.08 puntos, lo que se traduce en una baja de 1.5 puntos, en comparación con el primer trimestre, debido al alza de los materiales de construcción, como el cemento, de acuerdo con el reporte de Bimsa Reports.

“Los fuertes incrementos en los precios de los materiales de construcción , sobre todo del cemento, podrían explicar en parte el deterioro de las expectativas”, dice Bimsa.

Las ganancias

Algunas firmas de vivienda ven consecuencias por el aumento de los precios del cemento y el concreto.  La desarrolladora de vivienda Javer indicó que un incremento de precios del material en la segunda mitad del año puede incidir en el precio final de las casas.

“Recientemente, se ha comentado que las compañías cementeras buscan llevar a cabo, durante el mes de julio, un incremento similar al de inicios de año, lo que pensamos pudiera representar un freno importante para el sector, o bien un efecto inflacionario que lo sufriría el consumidor final”, dijo la compañía en su reporte del segundo trimestre de 2017.

El incremento en los precios del cemento ha beneficiado a las empresas que proveen el material. Elementia, compañía que controla Cementos Fortaleza, reportó ingresos por 13,061 mdp en el primer semestre del año, 45.7% más que en el mismo periodo de 2016, debido principalmente a un aumento del 182% en las ventas de división de cemento.

Por su parte, Cemex reportó que, pese a los menores volúmenes de cemento doméstico gris y concreto, las ventas en nuestro país aumentaron 7% en el primer semestre del año, alcanzando los 1,533 millones de dólares (mdd).

Los precios del cemento gris doméstico en moneda local aumentaron en 20% en el primer semestre de 2017 y el concreto aumentó 9% en el mismo periodo, agregó la firma mexicana.

Aunque parece que los precios del cemento se elevan más en México que en Estados Unidos, lo que muestra la presión a la que se encuentran sometidos los constructores.

En dólares, el cemento gris doméstico aumentó 12% en México en los primeros seis meses del año, comparado con el mismo periodo de 2016, mientras que, en EU, los precios aumentaron solo 3%.

Con el concreto, los precios subieron 2% en México y en la Unión Americana solo 1%. La industria nacional ha enfrentado una mayor presión por el aumento en los precios del oro gris.

Los aumentos en los precios se concentran en el segmento de autoconstrucción, en el cual Cemex ve un crecimiento sólido, gracias a la creación de empleos, crecimiento en crédito al consumo y a las remesas, que son una fuente de financiamiento para los mexicanos que autoconstruyen su vivienda o mejoran las condiciones del inmueble que ocupan sus familias en México.

Entre enero y agosto, los ingresos por remesas totales han sido de 18,871 mdd, 6.7% más que en el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Panorama incierto

Los efectos de huracanes y sismos de este año podrían beneficiar a los industriales nacionales, lo que podría implicar un incremento de hasta 17,000 mdp en el Producto Interno Bruto (PIB) y la creación de 24,000 empleos formales por cada 10,000 mdp invertidos, dice el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

“La reactivación económica y la reconstrucción de infraestructura, de vivienda, de las escuelas y hospitales dañados es un tema de seguridad nacional y de compromiso social que debe enfrentarse con una visión productiva por el bienestar del país. Una estrategia de inversión pública apoyada en contenido nacional de 100% sería la mejor forma de crear empleo y generar crecimiento en un momento de emergencia causada por los desastres naturales”, afirma José Luis de la Cruz, director del IDIC.

El impacto del sismo del pasado 19 de septiembre tendrá como consecuencia la implementación de normas de construcción y regulación más estrictas, mientras que el precio de algunas zonas, principalmente en CDMX, tendrá un nuevo reacomodo en la oferta y demanda inmobiliaria.

“Los sismos de septiembre pasado sí tendrán un impacto directo”, reconoce Caballero, de KPMG.

“Construcción nos preocupa”, alerta Federico Bronzati, jefe de Riesgo e Información de la aseguradora de crédito Solunion. “Tenemos mucha penetración en este sector, en distintos niveles, desde el que suministra los primeros insumos hasta los acabados. Estamos viendo mucha siniestralidad en distintos eslabones y cadenas”.

Por ahora, la previsión del gobierno federal y los gobiernos estatales es la entrega inicial de 6,500 mdp en monederos electrónicos en poblaciones afectadas de Chiapas y Oaxaca, con el objetivo de que puedan adquirir materiales para reparar o reconstruir viviendas. Un plan que se beneficiará por las cifras en torno a la autoconstrucción.

Sin embargo, los especialistas y los empresarios del sector de la construcción desconocen el impacto que podría tener el precio del cemento en sus ganancias, frente a un negocio que gira en torno a la reconstrucción por el sismo, aunque no descartan el beneficio para toda la industria.

“No podría decir, con el precio actual de las materias primas, como el cemento y el acero, cuál sería el efecto final, es decir, si va a salir más barato o más cara la construcción”, explica el socio líder del sector inmobiliario en KPMG México.

Caballero tiene solo una certeza en este momento, el beneficio a cementeras y constructoras. “Si bien la construcción no venía en una baja en su actividad en el país, definitivamente va a tener un repunte en cuanto a una mayor actividad en CDMX y en las zonas afectadas”.

Con información de Francisco Muciño.

4 avances tecnológicos para las industrias del futuro

Relacionadas

Comentarios