Buscador

Lo más visto

Ver revista digital
Opinión

Distribuidora de Medicamentos, ¿la solución al desabasto?

14-08-2020, 6:00:00 AM Por:
Medicamentos
© Depositphotos

Esta nueva importación consolidada de medicinas, misma que estará bajo la supervisión de la ONU, preocupa a la industria mexicana, ya que tendrá un costo de 60 mil millones de pesos, cantidad que equivale a casi el 100% de la demanda que el gobierno federal solicita a la industria local.

Con la reforma a la ley de adquisiciones aprobada en tiempo récord, más por el regaño a legisladores por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, que por el deseo de senadores y diputados, queda claro que uno de los aspectos que más ha golpeado a la actual administración presidencial ha sido el desabasto de medicamentos a nivel nacional, mismo que se ha atribuido a diversos factores: mala gestión de recursos, lagunas en plazos de contratos licitatorios, dificultades en distribución de soluciones, errores en pedidos de tiempo y forma, supuestas prácticas monopólicas por parte de farmacéuticas y la infalible sospecha de corrupción, algo que según la Cuarta Transformación no quiere en su actual gestión y futuro en este rubro.

Ante esto, el discurso de negación por parte del gobierno, atendiendo que ellos no serán lo mismo que el pasado, se escucha día tras día. Durante el mismo, cámaras y asociaciones de la industria se mantenían alineadas, hasta que a mediados de julio, por primera vez se pronunció un mensaje dirigido al presidente López Obrador en el que la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (Amif) y la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf) pidieron a Andrés Manuel López Obrador que reflexione respecto a la compra discrecional de medicamentos en el extranjero, que no resuelven el problema de desabasto. La industria advirtió que el desabasto en el sistema nacional de salud se debe a la falta de planeación y transparencia en la adquisición de medicamentos durante el último año y medio, y no así por una falta en la producción del país.

Esta nueva importación consolidada de medicinas, misma que estará bajo la supervisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), preocupa a la industria mexicana, ya que tendrá un costo de 60 mil millones de pesos, cantidad que equivale a casi el 100% de la demanda que el gobierno federal solicita a la industria local, que también pone en crisis la manutención de más de 600 mil empleos directos y la relación con 161 sectores en el país, claves para el desarrollo económico de México.

Ante este ir y venir, el desabasto continúa; incluso en tiempos de COVID-19, en diferentes estados como Jalisco, Chihuahua, Oaxaca y Ciudad de México, familiares se han manifestado por la poca o nula respuesta del gobierno federal en relación a los apoyos por la falta de medicamentos e inflación de precios de los pocos existentes, esfuerzos que siguen sin obtener respuesta positiva. Lamentablemente, para que Secretarios de Estado se posicionaran en el tema, tuvo que venir el caso de Ana Lucía, pequeña de 3 años de edad que viajó a Suiza para tener acceso a un tratamiento de primer nivel.

Lee: AMLO acusa monopolio de medicamentos para el cáncer

Como contexto, el padre de la menor, Walter Rupprecht, de nacionalidad Suiza, se vio obligado a buscar opciones viables en suelo extranjero debido a los graves antecedentes de abandono y negligencia en el tratamiento de su hija, que padecía leucemia aguda y que fue tratada en el hospital 20 de Noviembre del Instituto de Seguridad de Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

¿Qué necesitaba? Un medicamento, cuya importación de una caja con cinco dosis cuesta cerca de 190 mil pesos; ella requería 19 dosis. Ante la falta de solución y el tiempo completamente en contra, decidió contactar al jefe de hematología del hospital de los niños en Zurich, Suiza, quien por medio de un proceso, dio acceso a un tratamiento para Ana Lucía, pero después de seis meses de batalla, perdió la vida el 24 de julio del presente año.

De acuerdo con datos del Dr. Roberto Rivera Luna, subdirector de Hemato Oncología Pediátrica del Instituto Nacional de Pediatría, uno de los cuales pertenece a la red de centros de trasplante del Programa Nacional de Donadores de Médula Ósea (NMDP, por sus siglas en inglés) de Be The Match, el cáncer de sangre comprende un gran desafío para el país, ya que al año se registran más de 7 mil casos nuevos en niñas, niños y adolescentes, de los cuales, el 65% padece Leucemia Aguda Linfoblástica, y entre el 35% y 40% requerirá un trasplante de médula ósea para sobrevivir.

Desafortunadamente, 70% de los pacientes que necesitan un trasplante, no encontrarán un donador en su familia; es decir, tendrán que recurrir a un registro de donadores internacionales, lo que incrementará los costos del tratamiento hasta en un millón de pesos. Aunado a los esfuerzos por recaudar esta cifra, los familiares tendrán que afrontar el reto de los medicamentos, que pueden llegar a costar hasta 300 mil pesos en un tratamiento inicial. Números complicados contemplando que, en México, solo el 12% de la población es clase media, y que el 84% de la misma población no tiene seguridad laboral, como lo indica el estudio realizado por De la Heras Demotecnia.

Lee: Novartis, la farmacéutica impulsada por datos

Independientemente de la cacería de brujas con el gobierno federal e industria farmacéutica, es importante tener visibilidad de organizaciones e instituciones privadas que aportan apoyo económico y emocional, antes, durante y posterior al tratamiento. Por dicha razón, a continuación enlisto las relevantes con las cuales, por medio de donativos de benefactores y personas morales, pueden operar y otorgar recursos a los pacientes con la misión de salvar vidas:

Be The Match

En México es liderada por Sergio Medrano; además de manejar el registro de médula ósea más grande y diverso del mundo; realizar investigaciones para mejorar los resultados del trasplante; ayudar en la búsqueda del donador y en la recolección, traslado y puesta de células madre en el hospital del paciente, brinda apoyo y recursos económicos para los pacientes que sean atendidos en los centros de trasplante públicos y privados de su red, con becas que otorgan el 50%* (máximo 20,000 USD) para cubrir los gastos operativos del trasplante, así como una efectiva por el 100% para tipificación genética del paciente y familiares.

Aquí Nadie Se Rinde (AnSeR)

Fundada por Laura Vidales y José Pérez, apoya a niños con cáncer y a sus familias con financiamientos de trasplante, ayuda psicológica, proyectos autogeneradores de recursos e impulso a investigaciones para el diagnóstico oportuno.

Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC)

Fundada en 1982 por María de Guadalupe Alejandre, da hospedaje temporal, alimentación, medicamentos y apoyos gratuitos a menores de edad en situaciones de vulnerabilidad que reciben tratamiento de cáncer en hospitales públicos, para que no abandonen su proceso y logren sobrevivir.

Fumeni

Asociación civil mexicana encabezada por Mayela García, está comprometida con la salud de niñas y niños con enfermedades de baja prevalencia, como inmunodeficiencias primarias o errores innatos de la inmunidad. Trabaja para que los pacientes cuenten con diagnósticos oportunos, tratamientos integrales y adecuados, en el desarrollo de políticas públicas integrales para garantizar el derecho a la protección de la salud y presupuestos etiquetados.

Unidos

Dirigida por el doctor Eucario León Rodríguez, están enfocados en apoyar a pacientes adultos con el proceso de recaudación de fondos, medicamentos y aspectos emocionales.

Lee: El dilema del acceso a medicamentos; ¿las patentes son una barrera?

Vale la pena destacar que, actualmente, las organizaciones listadas están enfocadas en realizar alianzas mutuas que brinden apoyo integral para la población mexicana, ya sea con esfuerzos por medio de la inversión privada, de pequeñas y medianas empresas y claro, del sector público. Bien vendría, a manera de limpia reputacional, impulsar actividades que generen prosperidad social, aprovechando el marco, los múltiples errores y la falta de empatía que la actual administración ha tenido en temas sensibles.

Por eso, aunque la nueva distribuidora sea del Gobierno, debe garantizarse la transparencia y capacidades suficientes para desempeñar esta tarea y llevar las compras a donde se necesitan.

La reforma implica que cuando se trate de compras de salud, las instituciones públicas podrán adquirir lo necesario en el extranjero sin seguir los lineamientos de competencia y transparencia que marca la ley, peligroso sí, por posible opacidad en su operación.

Por otro lado, la creación de la Distribuidora del Estado Mexicano, que estará encabezada por David León, quien fungía como coordinador nacional de Protección Civil, tendrá como responsabilidad la distribución de medicamentos, equipos, vacunas e insumos de salud de la misma compra en el extranjero. Su cargo es bien visto al interior. Sin embargo, al tiempo veremos la gestión, que en primera instancia, deja más dudas que respuestas.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel

mm Periodista con 20 años de experiencia en los medios de comunicación. Colabora actualmente en ADN 40 de Televisión Azteca. Su columna Split Financiero ha sido publicada en la Sección de Finanzas del periódico, Capital de México, El Sol de México, actualmente en Diario 24 Horas y El Economista.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios