Buscador
Ver revista digital
Opinión

5 habilidades para reinventarse en momentos de crisis

24-04-2020, 6:20:25 AM Por:
Crisis
© Depositphotos

Para hacerle frente a escenarios inesperados se requiere más que disposición. Es necesario que la compañía cuente con ciertas habilidades básicas.

Hoy nos enfrentamos a tiempos inciertos, que nos ponen a prueba como sociedad e individuos. Sin embargo, me atrevo a decir que en el trasfondo de esta crisis sanitaria se esconde una serie de lecciones importantes. Hablando en el caso particular de las organizaciones en México, la pandemia ha evidenciado la débil planificación estratégica que gran parte de ellas poseen ante situaciones inusuales e inesperadas como la originada por el Covid-19. La apuesta para salir avante ante este tipo de acontecimientos debe ser aprender y reinventarse rápidamente. Pero, ¿es posible actuar de dicha manera?

Si bien es cierto que no existen recetas ni fórmulas secretas ante hechos sin precedentes como los que se viven actualmente, podemos partir de la sabia frase que refiere que toda crisis tiene tres componentes: una solución, una fecha de caducidad y un aprendizaje de vida. Es decir, así como llegan se van, aunque algunas parecieran interminables, pero lo más importante es que siempre aprendamos de ellas. En este sentido, considero que, ahora más que nunca, las compañías dependen de su capacidad de decisión y adaptación, pero sobre todo de transformación, a fin de tener una mayor probabilidad de sobrevivir ante esta catástrofe sanitaria. Y es precisamente esta, desde mi punto de vista, una de las principales aportaciones que la pandemia dejará a las organizaciones.

Plan de negocios
Envato Elements

“Todo depende del cristal con que se mire”

Todo acaecimiento tiene dos formas de ser visto: por debajo o por encima de la línea. El primero hace referencia a ver las situaciones con pesimismo, lamentaciones y evadiendo cualquier responsabilidad. Mientras que el segundo, nos habla de una actitud proactiva y resiliente. Ante esta premisa y sumergidos en un escenario que fue golpeado abruptamente en términos políticos, económicos y sociales por el virus del SARS-CoV-2, es posible distinguir dos tipos de organizaciones. Las que piensan que todo lo que está pasando se encuentra lejos de su alcance y los dominan pensamientos conformistas como: “Somos víctimas de algo que está fuera de nuestras manos”. Y, por otro lado, están las que utilizan estos momentos para reflexionar y moverse con velocidad para reinventarse, y salir fortalecidos con alternativas diferentes hacia el mercado.

Y es que en tiempos como estos, de panoramas difíciles, es cuando suelen salir a la luz soluciones disruptivas que se encontraban latentes o incluso se desconocían. Muestra de ello son el Home Office o trabajo a distancia y las reuniones a través de videoconferencias, entre otras medidas, mismas que serán vistas con otros ojos una vez que la contingencia llegue a su fin. Sin duda, este suceso vino a acelerar la digitalización en las empresas y modificará la cultura laboral de muchas de ellas; logrando incrementar, seguramente por mucho, el registro del 39 por ciento de las organizaciones en territorio nacional que practicaban el trabajo a distancia previo a la aparición del Covid-19.

Lee: 4 años antes de la crisis petrolera, los Rockefeller retiraron sus inversiones en Exxon

trabajo a distancia
Depositphotos

Cualidades necesarias para dar batalla

Para hacerle frente a escenarios inesperados se requiere más que disposición. Es necesario que la compañía cuente con ciertas habilidades básicas, mismas que enlisto a continuación.

  1. Poseer la capacidad de tomar decisiones con un alto riesgo. Hay que estar conscientes que ante este tipo de situaciones se debe liderar desde la flexibilidad y con la claridad de que al final se tendrán que tomar decisiones que probablemente, en situaciones como estas, puedan afectar a alguna de las fuerzas que conforman la organización.
  2. Reinventarse con una velocidad exponencial. En tiempos de crisis las compañías deben ser más proactivas que reactivas. Esta situación nos ofrece la oportunidad de salir más fortalecidos, y para ello hay que poner en práctica nuestra resiliencia, reconectarnos con nuestra esencia, y efectuar rápidamente los cambios que sean necesarios. Posiblemente, más allá de lo que hace un par de semanas podía ser tu Goal limit, ahora hay que, quizá, dar paso a otros productos, o hacer mejoras en servicios que no tenías tan maduros, por mencionar un ejemplo.
  3. Tener la sensibilidad de cambiar de horizonte. Tal vez, en tu planeación del año pasado tenía sentido llevar el negocio hacia ciertas líneas de producto o estrategias, y hoy tienes que repensar e incluso, marcar otras prioridades para sobrevivir. Aquí es donde se requiere que analicemos nuestra situación actual y consideremos hacia dónde nos dirigiremos una vez que el periodo de confinamiento termine.
  4. Emitir mensajes claros y constantes con tus equipos. Las cosas van a estar cambiando en lapsos extremadamente cortos, y una comunicación asertiva, tanto dentro como fuera de la compañía, será trascendental.
  5. Apoyarse de la tecnología y la digitalización. Sólo así se logrará tener una habilidad organizacional fundamental, pues muchas de las sesiones se están resolviendo a distancia y la gente se está viendo obligada a aprender, si es que no lo hacían ya antes, a trabajar de manera digital y autodirigida; mientras que los líderes a tener un mayor nivel de confianza en el equipo. Se tiene que cambiar el mindset (mentalidad) de que si no vemos al colaborador en la oficina presencialmente, no es productivo; mientras que las organizaciones deberán abrazarse de los avances tecnológicos para aprovechar sus beneficios.
Home Office
Depositphotos

Sin lugar a dudas, la situación originada por el Coronavirus será recordada por mucho tiempo, y es que la pandemia nos está forzando, entre otras cosas, a pensar y planear cosas diferentes. Pero, ¿por qué movernos y actuar con velocidad sólo en casos de crisis? Mi invitación es a aprovechar la eventualidad que hoy enfrentamos, y utilizarla como ejercicio para aprender a actuar de manera pronta y asertiva. No esperemos a que lleguen las crisis para retar a nuestras estructuras, colaboradores y líderes. Hagámoslo de manera constante, con o sin situaciones atípicas, a fin de favorecer la reinvención de los negocios. Ciertamente, retomemos de esta experiencia la oportunidad de reflexión, reinvención y de retar al status quo, a fin de movernos de nuestra zona de confort, lo mismo como persona, o ciudadano, que como colaborador o líder de una organización.

En definitiva, no hay que esperar a llegar a una situación difícil para transformarnos, ni para generar ambientes empáticos y colaborativos. Recuerda que la manera que decidas abordar este o cualquier otro tema, influirá directamente en tu reputación de marca empleadora, y a las nuevas generaciones no les interesa trabajar en empresas con poco o nulo compromiso hacia la sociedad y hacia sus empleados.

Lee: 5 pasos para enfrentar la crisis en tu organización

cultura organizacional habilidades de liderazgo momentos de crisis reputación de las empresas status quo tecnologia toma de decisiones
mm Experta en diversidad, atracción y desarrollo de talento. Directora General de @StrategicMexico
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios