Líderes

El nadador mexicano que cruza los mares y dirige BIC en Latinoamérica

El director general de BIC en Latinoamérica ha enfrentado los mares embravecidos y una bandera de México lo acompaña al salir de la furia marina

15-10-2018, 4:01:41 PM
Ricardo Ibarra. Ricardo Ibarra.

Ricardo Ibarra no teme sumergirse en las aguas más profundas con tal de vencer un reto. Este mexicano ha cruzado el mar abierto para recorrer de España a África y ha realizado la vuelta a la isla de Manhattan, en Nueva York. Nada por pasión y también para sumarse al propósito de educar a los niños en México. Al salir del océano, este atleta escribe su otra identidad: ser el director general de BIC en América Latina.

“Me encanta la natación. Soy nadador de aguas abiertas y cuando no estoy aquí trabajando, me encontrarás en los mares nadando”, dice en entrevista Ricardo Ibarra.

Ricardo ha enfrentado los mares embravecidos y un símbolo nacional lo acompaña al salir de la furia marina. En 2017, el ejecutivo mexicano nadó 46 km en mar abierto y otro de sus amigos recorrió la misma distancia para donar recursos a los niños menos favorecidos, los cuales ascendieron a 160,000 pesos a través de la Fundación Hogar y Futuro.

Lee: Es oficial: Sears se declara en quiebra en EU y esto sucederá

“Siempre salgo con la bandera de México y me siento completamente orgulloso de ser mexicano”, asegura Ibarra, quien también se alegra de dirigir la operación regional de uno de los grupos de papelería más grande del mundo.

BIC vende a nivel mundial 25 millones de productos de escritura, más de 6 millones de encendedores, 10 millones de rastrillos y 5 millones de productos publicitarios.

La empresa, con más de 60 años de historia, generó ventas por 2,020 millones de euros (mde) (43,996 millones de pesos al tipo de cambio actual) en 2017 y comercializó sus productos en más de 160 países. México es una operación importante por su manufactura, pero también por sus consumidores.

bicBIC

Ricardo Ibarra.

Apoya a la educación

En 2015, la firma de artículos de papelería formó un movimiento para ayudar a los niños del mundo para evitar la deserción escolar y el desarrollo de los infantes en sus centros escolares.

En el mundo, de los 2,000 millones de niños menores de 14 años que existen, más de la mitad no alcanzará el nivel educativo mínimo requerido al concluir sus estudios básicos, de acuerdo con la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).  

bicbic

En 2015, 2.2 millones de adolescentes desertaron de la escuela en México, es decir, 16.2% de la población que debería cursar la secundaria o el nivel medio superior”, de acuerdo con cifras de la Encuesta Intercensal 2015, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La principal razón por la que los niños de 12 a 14 años abandonan la escuela es por falta de interés, aptitud o requisitos para ingresar a la escuela, de acuerdo con 48.3% de la encuesta, y por la falta de recursos económicos, con 14.2%, dice el Inegi.

En los últimos 2 años, BIC ha encabezado más de 500 iniciativas educativas y ha destinado más de 3.3 millones de euros para la niñez mundial, pero quiere llegar más lejos y el mexicano Ricardo Ibarra es un personaje crucial para lograrlo en América Latina.

Un mexicano internacional

Ricardo es originario de la Ciudad de México. El mexicano estudió la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y una maestría en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

La carrera de Ibarra se encuentra marcada por su trabajo en compañías trasnacionales. Laboró en Unilever por 11 años; luego decidió colaborar para Mattel durante 17 años y su nuevo encargo tocó las puertas de BIC.

El ejecutivo ha vivido en Chile y Brasil. “Además de ser 100% mexicano, también me considero 100% latinoamericano”, dice con orgullo quien ha liderado operaciones regionales para las empresas que en las que ha trabajado.

Ricardo comparte sus logros con sus dos hijos y su esposa, quienes saben que la pluma BIC es icónica en las aulas de México y el mundo, lo que vuelve más importante la participación de la marca de origen francés.

Los bolígrafos BIC se fabrican en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, y son distribuidos también en Estados Unidos y Latinoamérica. “Es la fábrica de papelería BIC más grande de América Latina”, dice el ejecutivo mexicano.

Ricardo y BIC comprenden que la educación es el área más cercana a su negocio. Los bolígrafos transparentes de la compañía son los compañeros de aula de todo estudiante. “Es una parte indispensable de las compañías y es una pieza compatible con nuestra visión del negocio, que está ligada con nuestros productos”.

No sabe fallar

La empresa quiere tener un impacto directo entre los niños de cada región. Así fue como nació la idea de dedicar el esfuerzo de voluntarios para apoyar a 250 millones de niños en el mundo, el cual se enmarca en el Global Education Week.

“Es un proyecto que se lanza en 40 países al mismo tiempo y es de voluntariado de las personas dentro de la compañía para ayudar en los lugares de educación de los niños y hacerles un mejor lugar”, dice Ricardo Ibarra.

Del 1 al 5 de octubre de 2018, BIC llevó a cabo la primera edición de la iniciativa global, aunque solo fue un disparo simbólico en la carrera a favor de la educación. Cerca de 270 voluntarios latinoamericanos se han sumado al esfuerzo para ayudar en la región, mientras que a nivel global son 1,200 voluntarios los que participan en la campaña para ayudar 4,500 niños en el mundo.

Lee: Los logros en educación no son tantos como dice el gobierno

Los voluntarios se han dado cita en escuelas y bibliotecas en donde se dona productos de BIC, así como libros y otros materiales escolares. Además de pintar las escuelas, reparar muebles y otras acciones para mejorar los espacios escolares.

En América Latina, la iniciativa se desarrolla en 8 países: México, Brasil, Colombia, Argentina, Guatemala, Ecuador, Chile y Uruguay.

Save The Children es uno de los aliados en la región para apoyar a los jóvenes mexicanos.

bicbic

Un total de 11 bibliotecas, un gimnasio y una sala de arte será parte de las instalaciones que serán acondicionadas por parte de la iniciativa de BIC. En México, 2 escuelas han sido apoyadas, lo cual genera un impacto en una comunidad de 600 niños.

“El poder contribuir a una mejora educativa para los niños de México y Latinoamérica es esencial para tener un mejor desarrollo de nuestros países”, dice Ricardo Ibarra, quien reconoce que la labor de impulsar la educación no es una tarea sencilla, pero no claudica en su intento de lograrlo

Ricardo Ibarra se llena de orgullo al cruzar los océanos y levantar la bandera de México, pero quiere que el mercado y los niños mexicanos sientan un orgullo más inmenso que el mar por el valor que tiene la educación. “Siempre decimos que BIC no sabe fallar y por eso estamos aquí”.

También podría interesarte:

Comentarios