Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Las altas tasas de interés en México ya “incomodan” a la inversión extranjera

20-10-2023, 9:03:58 AM Por:
Alza de tasas
© Especial Alto Nivel

La decisión de Tesla de pausar la ‘Gigafactory’ en México es consecuencia de lo caros que se han vuelto los proyectos por el alto costo del dinero.

Las altas tasas de interés en México se pueden convertir, poco a poco, en un factor que genere incomodidades financieras para los inversionistas, especialmente del exterior.

La tasa de referencia del Banco de México (Banxico), ubicada en 11.25 por ciento anual, es solamente eso, una referencia, pero muy relevante porque con esa base en esa, se calculan los costos de los proyectos de inversión, los gastos en los que incurren todos quienes acceden o tratan de acceder a un crédito (desde personas físicas hasta personas morales y gobiernos), e incluso las proyecciones futuras en materia de economía y finanzas.

Tesla, un reflejo

El pasado jueves el dueño de Tesla y hombre más rico del mundo, Elon Musk, informó que la empresa está aplazando sus planes para la Gigafábrica en México, debido a las elevadas tasas de interés vigentes en el país.

“Si puedes informarme sobre las tasas de interés, podré decirte cuándo deberíamos construir la fábrica”, dijo Musk, añadiendo que no desea avanzar a “toda velocidad” hacia la “incertidumbre”, explicó el magnate, de acuerdo con un reporte de Bloomberg. Pero lo anunciado por Tesla es solamente un reflejo del entorno en el que se mueven los negocios y la economía en general en este momento en México.

Tasa libre de riesgo, el factor

En el argot financiero, existe un concepto clave para entender lo que sucede con las inversiones en materia de rentabilidad. En el mundo de las finanzas la tasa libre de riesgo se define como la rentabilidad que se obtiene al invertir en un activo que se considera que es cien por cien seguro, y, por tanto, está libre de riesgo.

Debido a que prácticamente no hay inversiones que sean totalmente libres de riesgo; es decir, el riesgo cero no existe, entonces los inversionistas demandan tasas de rentabilidad conforme se ubiquen las tasas de referencia de una economía.

Como señalamos, en el caso de México la tasa de referencia en este momento se ubica en niveles de 11.25 por ciento. Esa en teoría sería la tasa libre de riesgo porque es la que se les pagaría a los capitalistas si en lugar de invertir en algún proyecto de inversión, deciden canalizar todos esos recursos a los bonos que garantizan este retorno.

En consecuencia, las tasas que se demandan para los proyectos de inversión deben ser mucho muy superiores respecto a la tasa libre de riesgo. En otras palabras, todos los capitalistas que destinan recursos para proyectos en México en este momento, exigen cuando menos el doble de la tasa libre de riesgo, es decir, alrededor de 22.5 por ciento.

¿Qué tan elevada es esta tasa? Basta señalar que hace apenas dos años, la tasa libre de riesgo en la economía mexicana se ubicaba alrededor del 6 por ciento, por lo que la rentabilidad para los proyectos de inversión rondaba niveles de 12 por ciento; es decir, la rentabilidad exigida por los proyectos se ha duplicado, eso explica la decisión de Tesla respecto a pausar los trabajos para construir la Gigafactoría en Nuevo León.

Una cosa es pedir una tasa superior a la tasa libre de riesgo y otra es obtenerla. Para que los proyectos de inversión logren esos niveles de rentabilidad, se requiere en muchas ocasiones mayor aportación de capital para potenciar el proyecto, disminución de factores como los impuestos o diversos costos, así como incluso un entorno de estabilidad financiera, nada de eso hoy parece seguro tanto en México como en el mundo.

El jueves el propio Elon Musk mencionó la palabra “incertidumbre”, al anunciar que se pausaba la construcción de la fábrica de la empresa. El término no es fortuito, así puede definirse al final del día lo que genera en las inversiones las altas tasas de interés en nuestro país: incertidumbre.

Previsible desaceleración

El efecto inmediato o de corto plazo que se resentirá con la retracción de los proyectos de inversión por la elevada tasa que demandan los proyectos de inversión, será sin duda una desaceleración en el ritmo de crecimiento económico de mantenerse la dinámica, al menos eso dice la teoría y eso es lo que se supone buscan los bancos centrales con la escalada de tasas que llevaron a cabo los meses previos.

Los miles de empleos que se generarán con la planta de Tesla en Nuevo León tendrán que esperar, al menos por un tiempo, ya que la empresa no ha señalado que cancelará el proyecto, simplemente lo pausará.

La otra cara de la moneda es el ahorro, que se ve fuertemente beneficiado por el aumento de las tasas. Lograr un equilibrio en las tasas siempre ha sido la tarea más compleja de los bancos centrales.

MÁS NOTICIAS:

Comentarios