Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Guerra abierta entre Alejandro Encinas y militares detenidos por caso Ayotzinapa

10-11-2022, 9:31:41 AM Por:
© Europa Press.

Acusado ante la FGR por falsificar pruebas, el funcionario se defiende y reitera que los elementos castrenses desaparecieron en 2014 a los 43 normalistas

Un nuevo capítulo de acusaciones se sumó esta semana a la ya de por sí enredada trama del caso Ayotzinapa. Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación, ahora enfrenta una denuncia por falsificación de pruebas en la Fiscalía General de la República (FGR), presentada por cuatro militares detenidos, quienes son señalados -de manera reiterada por el funcionario- de ser responsables de la desaparición de los 43 normalistas.

A Encinas, también presidente de la Comisión para la Verdad del caso Ayotzinapa, se le acusa de delitos en contra de la administración de la justicia, entre ellos falsedad de declaraciones y fabricación de elementos de prueba, de acuerdo con los abogados de los militares hoy imputados.

El general José Rodríguez Pérez, el capitán José Martínez Crespo, el sargento Eduardo Mota Esquivel, y el subteniente Fabián Alejandro Pirita Ochoa, detenidos por su presunta participación en el caso Ayotzinapa, señalaron en su ocurso ante la Fiscalía que Alejandro Encinas ha presentado pruebas falsas e ilícitas.

Además, acusan que el funcionario creó una “cortina de humo” en su contra, a decir de los litigantes César Omar González y Alejandro Robledo, quienes aclararon que solo están defendiendo “a cuatro personas que están detenidas por delitos que no cometieron”.

En contraste, luego de enterarse de la denuncia en su contra en la FGR, Encinas de plano ya no hizo ninguna precisión, y señaló a los militares de ser responsables de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Debo ser claro, los que hoy me acusan son parte de quienes, vinculados con otras autoridades y con la delincuencia organizada, perpetraron la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, detrás de ellos están quienes pretenden mantener la impunidad sobre este caso”, acusó Encinas en un video publicado en su cuenta de Twitter.

Al afirmar lo anterior, el subsecretario de Gobernación contradice sus anteriores declaraciones, pues en agosto pasado había asegurado que los militares solo estarían involucrados en la desaparición de 6 de los 43 estudiantes.

Además, por ejemplo, el general José Rodríguez Pérez, quien en 2014 -siendo coronel- comandaba el 27 Batallón de Infantería en Iguala, Guerrero, formalmente enfrenta un proceso penal por el delito de delincuencia organizada en relación con delitos contra la salud (narcotráfico), y no por desaparición forzada de los normalistas, como acusó Alejandro Encinas.

Te podría interesar: Sí son falsas las más recientes pruebas del caso Ayotzinapa, afirman expertos

Otra vez el viejo régimen

En su defensa publicada en Twitter, el subsecretario de Gobernación dijo que “siguen arraigadas prácticas y personas del viejo régimen que deberían estar investigando con rigor e imparcialidad, y que obedecen a intereses que buscan dinamitar nuestra misión y proteger a quienes durante años han buscado mantener la impunidad”.

Alejandro Encinas no aclaró si con lo anterior se estaba refiriendo a la Fiscalía General de la República que encabeza Alejandro Gertz Manero, pues es esta institución la única que en México está encargada de la investigación judicial del caso Ayotzinapa.

El funcionario, quien por cierto ya había admitido en una entrevista con el diario The New York Times que “un porcentaje importante” de las pruebas incluidas en su último informe no eran válidas, y habían sido desechadas porque estas “no tienen elementos suficientes para acreditarse”, ahora se desdijo y afirmó que no hay ninguna falsificación.

“El informe de la Comisión responde a la pregunta de qué fue lo que pasó, con un análisis integral que se corrobora con un amplio universo de información que respalda las hipótesis que hemos sostenido sobre estos hechos sin falsificación alguna, y lo subrayo, sin falsificación alguna”.

El problema es que los militares detenidos cuentan con un dictamen pericial en informática que descarta la veracidad de los mensajes de WhatsApp, entre delincuentes, que Alejandro Encinas presentó como las pruebas que señalarían la responsabilidad de los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional en la desaparición de algunos normalistas.

Y ese peritaje de los militares, que sus defensores incluyeron en la denuncia en contra del presidente de la Comisión de la Verdad, coincide con los análisis científicos realizados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los integrantes de este colectivo afirmaron al concluir octubre que no es posible determinar la autenticidad de las pruebas que Encinas hizo públicas en agosto. El GIEI confirmó que no se pueden utilizar como pruebas acusatorias 467 capturas de pantalla de mensajes telefónicos, en los que presuntamente se revelaba el modus operandi de los presuntos responsables de la desaparición de los normalistas, en septiembre de 2014.

“Como conclusión del presente informe forense se establece que los mensajes analizados no pueden considerarse como una prueba digital, teniendo en cuenta que no fueron extraídos directamente de los dispositivos que supuestamente fueron utilizados para el uso de la aplicación WhatsApp”, dijo Francisco Cox, integrante del GIEI.

Luego de analizar científicamente los mensajes, presentados por Encinas como “nueva evidencia”, los expertos determinaron “que no es posible garantizar la originalidad” y autenticidad de los mismos, “dado que no es posible verificar la fecha de creación original”.

En ese tenor, los abogados César Omar González y Alejandro Robledo apuntaron que intentan citar como testigos en la FGR a los expertos del GIEI, con lo que se corroboraría su defensa a favor de los militares, pues -de igual forma- las pruebas acusatorias no cuentan con una adecuada cadena de custodia, dado que se desconoce su origen y la forma en la que se le hicieron llegar a la Comisión para la Verdad del caso Ayotzinapa.

Al respecto, para cerrar esta nueva entrega de acusaciones que en realidad aporta muy poco al esclarecimiento de la desaparición de los estudiantes normalistas, Alejandro Encinas lamentó que los abogados de los militares “pretendan confundir y engañar, para litigar en los medios lo que no pueden demostrar en los tribunales”.

MÁS NOTICIAS:

autor Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.

Comentarios