revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

corona
174 decesos
3181 confirmados
9128 sospechosos
Finanzas

Esta será la trayectoria del peso-dólar y sus efectos

En cualquier escenario, nuestra moneda pagará la factura del inevitable desplome en el PIB y su trayectoria estará ligada a los efectos económicos del COVID-19.

26-03-2020, 6:00:23 AM
Peso Dólar

Si alguna certeza existe en estos momentos de incertidumbre es la elevada volatilidad cambiaria, misma que no cederá en el corto plazo ante la crisis global desatada por el Covid-19 y sus múltiples implicaciones en todo tipo de activos financieros, entre los que destacan los tipos de cambio.

En estos momentos hacer escenarios es muy complicado, sobre todo por la permanente incertidumbre que existe en todo el mundo y no se diga en México, en donde todavía es demasiado temprano para saber el impacto total de la pandemia sobre la economía, y también las medidas que tomará el gobierno federal para disminuir estos efectos y tratar de recuperar el crecimiento a la brevedad.

No obstante, algunos analistas hacen sus estimaciones en torno a lo que podría suceder con el tipo de cambio del peso contra el dólar en las próximas semanas, estas son algunas de las conclusiones.

Peso y dólar
Especial

La ruta del peso estará atada al COVID-19

El tipo de cambio depende de muchos factores y, bajo un escenario de incertidumbre, la especulación sobre lo que podría pasar toma mayor relevancia en las cotizaciones, asegura en un reporte Banco Base.

Hasta el momento el tipo de cambio ha alcanzado un nivel máximo histórico de 25.45 pesos, depreciándose 35% respecto al cierre del 2019 y 37% respecto al nivel mínimo alcanzado en el año de 18.52 pesos, el 17 de febrero.

La institución crediticia asegura que, por los niveles alcanzados y debido a que se tiene la expectativa de que el número de contagios continúe a nivel global y en México, es muy posible que el tipo de cambio siga por arriba de 25 pesos por dólar por un tiempo.

Los especialistas del banco señalan que por arriba del nivel máximo histórico no es posible determinar hacia dónde se dirige, pero si la fuerza del mercado continúa sesgada en contra del peso, se podría alcanzar un nivel de hasta 29 pesos por dólar en la parte más álgida de la crisis.

En caso de alcanzar esos niveles, la depreciación del peso llegaría a ser de hasta 56 por ciento respecto a la cotización mínima del año. Este nivel de depreciación sería muy similar a la observada entre agosto de 2008 y marzo del 2009, cuando el tipo de cambio pasó de 9.87 pesos a 15.58 pesos (máximo histórico de ese tiempo).

Lee: La caída del PIB en México será inevitable, pero ¿qué tan fuerte será?

Como no se sabe lo que puede suceder y estamos en un escenario sin sentido o con altísimo grado de incertidumbre, Banco Base se aventura a señalar que, en un escenario verdaderamente catastrófico para el peso, se alcanzarían cotizaciones de 30 pesos o más. La institución advierte que, por el momento, la probabilidad de que ocurra tal cosa es muy baja, pero es a fin de cuentas una probabilidad en medio de esta ola de incertidumbre global.

Pesos
Especial

El canal entre tasas de corto plazo y tipo de cambio está roto: BBVA

Para BBVA, la razón por la que el tipo de cambio en México ha aumentado tanto es la aversión global al riesgo; en estos momentos prácticamente no importan los diferenciales de tasas entre los países, factor que como recordamos fue fundamental durante un largo periodo, de al menos 2 años, para que el peso mantuviera periodos de estabilidad o de apreciación frente al dólar. Es así que, en opinión de la institución, el tipo de cambio no debe ser un factor para que el banco central mexicano no baje más la tasa de referencia, ya que el canal entre tasas de corto plazo y tipo de cambio está roto por el momento, debido a la abrupta depreciación.

Hoy existen muchos fondos globales liquidando posiciones para enfrentar esta situación de aversión al riesgo e incertidumbre con el mayor grado de liquidez posible, eso impacta directamente en todas las divisas y el peso no puede aislarse. Tal vez la única noticia positiva en estos momentos es una que guarda relación entre el tipo de cambio y la inflación, aunque en el fondo tampoco lo es tanto, Los especialistas de BBVA señalan que en estos momentos el nivel de traspaso de tipo de cambio a precios en una economía en contracción es cercano a cero. En otras palabras, la abrupta caída del peso no debería impactar a la inflación, y no lo debería hacer porque la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses, con lo que se espera un desplome de la demanda.

BBVA concluye en esta parte de su análisis que, si Banxico cambia el tono de su comunicación habrá mayores recortes de tasas, al tiempo que señala que el banco central mexicano debería tomar medidas más agresivas para inyectar liquidez en el sistema financiero con el objetivo de que las condiciones financieras no se tensionan todavía más, tal como lo han hecho otras instituciones monetarias en el planeta.

En cualquier escenario, el peso no tiene un futuro prometedor los meses siguientes, pagará las facturas de una contracción económica ya inevitable y dependerá mucho su trayectoria de qué tan profunda sea y de lo que haría el gobierno en un futuro cercano para tratar de sacar a la brevedad al país de este negro panorama.

Te puede interesar: La Fed puede acudir en rescate del peso

Ver comentarios

Comentarios