Estilo de Vida

Oscar Niemeyer, más de un siglo de formas

El maestro de la arquitectura brasileña, de 101 años de edad, no pierde lucidez para crear estructuras sensuales como su país de nacimiento.

13-07-2009, 5:00:00 PM

El arquitecto brasileño Oscar Niemeyer tiene 101 años y sigue en plena actividad.

Se graduó como ingeniero arquitecto en la Escuela de Bellas Artes (Brasil) en 1934 y es el responsable del diseño de la ciudad de Brasilia entre 1956 y 1960.

Entre sus hitos también cuentan: en 1935 trabajó con Le Corbusier en los innovadores planos para el ministerio de Educación y Salud de Río de Janeiro (1936). En 1939 realizó el Pabellón brasileño para la feria mundial de Nueva York y en 1943 la residencia Peixoto.

A finales de esta década se le encargó realizar en el suburbio de Belo Horizonte el teatro municipal (1946) y el edificio del gobernador.

Su reputación internacional viene de su audacia e imaginación, además de no olvidar nunca el espíritu sensual de su pueblo.

Es considerado uno de los casos más atractivos y geniales de la arquitectura del siglo XX y el primer explorador de las posibilidades plásticas y sensuales del hormigón armado y del vidrio.

Afiliado al partido comunista y populista en su concepción general de la arquitectura moderna, a cuyos duros materiales logró trasladar las curvas de la naturaleza y del cuerpo femenino, Niemeyer ha diseñado desde sambódromos hasta memoriales y edificios de oficinas.

Se opuso siempre al concepto de “vivienda social” pues sostiene que éstas no deben ser menos bellas que las de los ricos.

El reconocimiento en su país es tal que en 1988 se creó la Fundación Oscar Niemeyer, un centro de información e investigación orientado para la reflexión y difusión de la arquitectura, urbanismo, diseño y artes plásticas. Además se enfoca en la valoración y preservación de la memoria y del patrimonio arquitectónico moderno de Brasil.

Uno de sus próximos proyectos es diseñar un estadio con motivo de la Copa Mundial de Fútbol de 2014 que será organizado por su país.

La salud y el destino dirán si Niemeyer podrá inaugurar en vida, con 107 años, ese proyecto tan importante para su país, y dar, una vez más, una obra majestuosa a su pueblo querido.

También podría interesarte:

Comentarios