Empresas

Nissan: los momentos clave de la caída de Carlos Ghosn

Carlos Ghosn, quien fue presidente de Nissan Motor Co., vive sus horas más amargas y junto con él una parte importante de la industria automotriz global

20-11-2018, 9:10:03 AM
nissan
Carlos Ghosn vive sus horas más amargas.

Carlos Ghosn era una leyenda en la industria automotriz, los viajes entre París y Tokio eran parte de su vida cotidiana y de su trabajo, como quien viaja de cualquier suburbio de la capital mexicana a la gran ciudad para laborar.

Cuando su tiempo se lo permitía, quien fue presidente de Nissan Motor Co., atendía las solicitudes que, por montones, cuentan sus allegados, le llegaban para dar alguna conferencia en cualquier parte del mundo para contarle a los asistentes las claves de su éxito, su filosofía empresarial y, sobre todo, la forma en que había revolucionado a la industria automotriz al grado de hacer una realidad algo impensable por décadas, la unión de dos de los grandes grupos del sector, que además pertenecen a naciones muy diferentes.

Hoy, Ghosn vive sus horas más amargas y junto con él una parte importante de la industria automotriz global, el hombre que logró la alianza histórica Renault-Nissan en 1999, a la que se añadió años después Mitsubishi, tendrá que explicar cómo fue que supuestamente trató de evadir impuestos en un país tan estricto en ese tema, como Japón, al grado de que ha sido detenido; su imagen y prestigio, labrados por años, quedaron hechos trizas.

nissanReuters

Carlos Ghosn llegó a ser una figura legendaria en la industria automotriz y un ícono de las empresas que dirigía.

Para empezar, las acciones del grupo Renault se llegaron a desplomar hasta 15 por ciento en la bolsa de París durante las operaciones de este lunes, al final cayeron 8.43%, pero es solo el principio ya que se esperan horas turbulentas para la firma francesa, así como para Nissan y Mitsubishi, las dos japonesas que compartieron con Ghosn su visión de una industria automotriz unificada y de bajo costo.

 

Estas son algunas claves para entender el ascenso y caída de uno de los grandes íconos del mundo empresarial en general y de la industria automotriz en particular, en estas casi dos primeras décadas del siglo 21.

  • Carlos Ghosn inició su carrera en la industria automotriz después de graduarse como ingeniero en la Polytechnique de París, Francia. A la fecha tiene 64 años de edad, es brasileño de nacimiento, pero con ascendencia libanesa.
  • En la firma Michelín hizo la primera parte de su carrera, ahí entró como ingeniero y llegó a ser presidente para Norteamérica.
  • En 1996 se integra al Grupo Renault, donde es nombrado director general de una división y solo dos meses después fue nombrado director general adjunto de todo el grupo.
  • Es en el puesto anteriormente señalado en el que implementa su programa de reducción de costos y mayor eficiencia administrativa, toda una revolución en la industria para esa época; sin embargo, los resultados no se hicieron esperar, Renault empezó a reflejar números negros a nivel global y mayor liquidez para inversiones en otras partes del mundo, así como para desarrollo en investigación.
  • Los resultados de una estrategia corporativa de reducción de costos, especialmente en las áreas administrativas, se hizo popular en el mundo, fue entonces cuando los medios especializados y el gremio en general le pusieron el apodo que lo ha perseguido desde entonces: “el matacostos”
  • En 1999 Carlos Ghosn es protagonista de uno de los grandes capítulos corporativos del siglo, la alianza entre la francesa Renault y la japonesa Nissan, “para competir en un mundo cada vez más demandante en esta y en todas las industrias”, señaló Ghosn.
nissanReuters | Alto Nivel
  • Los éxitos le trajeron todo tipo de reconocimientos, así fue como llegó la presidencia ejecutiva de Grupo Renault, y también la de Nissan, arriba de él ya solo estaba y está el Consejo de Administración de cada una de las compañías.
  • Para principios de la presente década Carlos Ghosn ejercía ya el poder absoluto en Renault-Nissan, y también ya era considerada la personalidad más importante de la industria automotriz en el presente siglo, por su trayectoria y sus innegables éxitos que lo llevaron a marcar un antes y un después.
  • Nada parecía detener a Ghosn, en el año 2016 anunció la integración de la empresa Mitsubishi a la alianza Renault-Nissan, consolidándose como el gurú de la industria.
  • Apenas en 2017 fue ratificado como dirigente máximo de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi por un periodo de 5 años más, hasta 2022.
  • Por supuesto que el éxito económico era parte de la vida de Carlos Ghosn; en los cinco años recientes el directivo ganó alrededor de 77.5 millones de euros, algo así como 10 mil millones de yenes japoneses. Al parecer sus retribuciones globales se le pagaban en yenes por alguna causa que todavía no es muy clara.
  • El arresto de Carlos Ghosn este lunes 19 de noviembre en Tokio, ha provocado que el consejo de administración de la japonesa Nissan sea llamado a reunión urgente para este jueves 22 de noviembre con un solo asunto que atender: la destitución de Carlos Ghosn como director ejecutivo de la compañía.
  • Al parecer, habría declarado ganancias por un total de 5 mil millones de yenes japoneses, aproximadamente 38.7 millones de euros. En Japón la evasión fiscal es uno de los delitos más perseguidos.
  • Se teme que también pueda ponerse a consideración la disolución de la alianza con Renault y Mutsubishi.

 En tanto que Carlos Ghosn llegó a ser una figura legendaria en la industria automotriz y un ícono de las empresas que dirigía, el escándalo personal también es corporativo por las implicaciones que tendría en ambos segmentos: industria y empresas.

Lee: Nissan, la empresa con más de 19,000 ‘samuráis’ en México

Hasta ahora no hay indicios que de las compañías se hubieran prestado para las supuestas acciones de evasión fiscal de Ghosn, tanto así que Nissan trabaja ya para su cese inmediato, al tiempo que ha señalado que podrían haberse mal utilizado los activos de la compañía, pero no queda claro para qué.

De cualquier manera, estamos frente a uno de los grandes escándalos corporativos de las casi primeras dos décadas del presente siglo. Las bolsas de valores han reaccionado negativamente y no es para menos, como si les hiciera falta un escándalo de tal magnitud.

También podría interesarte:

Comentarios