Buscador
Ver revista digital
Opinión

El uso de la Inteligencia Artificial en campañas políticas

24-08-2023, 6:21:00 AM Por:
© Sofia Ugalde vía Midjourney

Desde hace varios años, los procesos electorales se han impregnado de tecnología y los equipos de campaña han echado mano de esta para alcanzar al electorado y, por supuesto, al cargo público.

Por Julio Vega, director general de la Asociación de Internet MX

Cada vez con mayor certeza podemos asegurar que en ciertas actividades de nuestra vida cotidiana hemos interactuado con alguna forma de Inteligencia Artificial. Por ejemplo, utilizando un electrodoméstico conectado a internet, o habiendo sido blanco de muy tentadoras ofertas comerciales nacidas del procesamiento masivo de datos, que dieron justo donde están nuestras inquietudes y necesidades.

Las anteriores son simplemente algunas manifestaciones de tecnologías emergentes que estamos aprendiendo a digerir, y para las cuales debemos estar –en la medida de lo humanamente posible– a la altura de las circunstancias.

En otras latitudes se están tomando acciones que permiten al sector público y privado conocer, desarrollar y adoptar las mencionadas tecnologías, así como otras igualmente innovadoras y de alto impacto como el blockchain, la impresión 3D o los mundos virtuales, solamente para sumar otras a la creciente lista. En Europa se lanzó hace algunas semanas la iniciativa Web 4.0 (https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_23_3718), que busca encaminar la actual transición tecnológica para beneficio de los ciudadanos de ese continente, con el fin de sacar el máximo provecho de esta nueva y disruptiva oleada de conocimiento aplicado.

El avasallamiento, desde luego, no se limitará a lo cotidiano, el que puede lo más puede lo menos. El uso y aplicación de las tecnologías emergentes irá más allá, mucho más.

En México se avecina un proceso electoral que pareciera ya inició, aunque no oficialmente, claro está. Los procesos electorales, desde hace varios lustros se han impregnado de tecnología y en distintos momentos, los equipos de campaña han echado mano de lo que han podido para alcanzar al electorado, para llegar a la tierra prometida, el cargo público.

A manera de recuento simplificado, el uso de páginas web de información unidireccional en las que se plasmaban los mensajes clave de los partidos y los principales atributos de los aspirantes fueron los albores de las campañas digitalizadas. Posteriormente, fuimos partícipes del uso de las plataformas de redes sociales en las que se hizo, o al menos se pretendió, tener un dialogo directo entre candidatos y electores. Los eventos transmitidos en vivo y el marketing digital complementaron esta etapa.

Como eslabón con lo que veremos en los próximos procesos, podemos nombrar como ejemplo la publicidad programática, que nos da una pauta de cómo algunos procesos se han automatizado cuando se trata de la compraventa de espacios publicitarios en apoyo de una u otra campaña.

Hoy en día, y en esta misma tesitura, nos encontramos con el uso de la Inteligencia Artificial para generar imágenes, videos y textos, entre otros materiales, en beneficio de los candidatos y sus mensajes. Por otra parte, también están las campañas sucias, las cuales pueden mal utilizar estas herramientas para denostar a los contrarios, ejemplo de esto son los cada vez más populares deepfakes.

Hasta aquí me he limitado a enlistar algunos usos de la tecnología en la comunicación política de una campaña. Sin embargo, esto no es ni el copo de nieve más alto de la más pronunciada cúspide del iceberg. Estamos ante una nueva y mejorada oportunidad: la del uso de las tecnologías emergentes en favor de la [democracia] estrategia misma de la campaña.

La tecnología está disponible para la investigación, planeación, diseño, análisis, ejecución y evaluación de las acciones necesarias para realizar una campaña política exitosa.

Me estoy refiriendo a la ciencia de datos al servicio de los equipos de campaña y, por consiguiente, de candidatos, partidos y ciudadanos. Esto consiste en la explosiva combinación del big data con la Inteligencia Artificial, con el propósito de obtener “tomografías” de los territorios a conquistar. Esta herramienta permitirá conocer las necesidades e inquietudes de los ciudadanos y sus familias, para así generar propuestas coherentes con el ánimo del electorado, haciendo las debidas distinciones entre la población de cada distrito electoral con información detallada de sus aspiraciones, lo que le permitirá a los equipos la tan ansiada conexión con el votante.

La época en la que los electores debían “hallarse” en el discurso, en la que los equipos redactaban mensajes genéricos con la esperanza de impactar al mayor número de oyentes es ya cosa del pasado. Hoy se pueden generar mensajes personalizados con un grado de detalle asombroso. Recordemos que como ciudadanos no votamos por el candidato más calificado. Frente a la urna, el votante se manifiesta en función de sus propios intereses, y de cómo estos han podido ser interpretados por quien consideran el más empático en la contienda.

Muchos de los retos para conocer al electorado como las encuestas y los focus groups se resuelven a través del uso de tecnologías emergentes, ahorrando así dinero y tiempo de manera significativa.

El director de la campaña y sus estrategas tienen ahora herramientas inéditas para diseñar el eje rector, trazar la ruta de la campaña, fortalecer la imagen del candidato y el partido postulante, al tiempo de conocer con mucho mayor detalle a los opositores y sus debilidades.

Es imperante que el uso de las tecnologías emergentes suceda en beneficio del electorado, si de campañas hablamos, como también es imperante que no nos quedemos en la superficie, con lo frívolo y evidente. Se debe hacer uso de la ciencia de datos y la Inteligencia Artificial en todo su potencial.

Y… después de la elección, a desarrollar políticas públicas y regulación que fomenten el uso responsable y democratizado de la tecnología, y así conocer y resolver lo que el ciudadano anhela.

Por cierto, la tecnología disponible es mexicana.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

MÁS NOTICIAS:

autor Equipo de jóvenes periodistas cuyo objetivo es explicar las noticias más relevantes de negocios, economía y finanzas. Nos apasiona contar historias y creemos en el periodismo ciudadano y de servicio.

Comentarios