Buscador
Ver revista digital
Actualidad

El INE y diputados, en alerta por violencia en proceso electoral

15-02-2024, 8:50:41 AM Por:
© Foto Arte

La Cámara baja creó una comisión de vigilancia, mientras que el INE ya cuenta con un protocolo en materia de seguridad para proteger a los aspirantes.

Una Comisión de vigilancia para las elecciones del próximo 2 de junio, integrada por diputados de todos los partidos, junto con un Protocolo de atención inmediata en materia de seguridad, elaborado por el Instituto Nacional Electoral (INE), son las principales acciones que hasta ahora se han implementado para garantizar la seguridad de todos los candidatos.

Considerando que en nuestro país diariamente -en promedio- se cometen 69 homicidios, y que desde junio de 2023 al 7 de febrero al menos 16 aspirantes fueron asesinados, tanto legisladores como consejeros del INE han decidido estar alertas ante los riesgos que pudieran enfrentar los candidatos que aspiran a alguno de los 20,367 cargos públicos que se elegirán en los próximos comicios.

Todos los líderes parlamentarios de la Cámara baja, tras la creación de la Comisión de vigilancia para las elecciones, coincidieron en un lamentable pero incontrovertido hecho: Ser candidato en México “ya es un deporte de alto riesgo”.

Así lo dijo Jorge Romero Herrera (PAN), presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, quien precisó que la comisión referida estará dedicada a observar que el gobierno cumpla -efectivamente- con la debida protección de “la integridad física de las personas que aspiran a un cargo popular”.

Según el estudio “Votar entre balas” de la organización civil Data Cívica, en México -desde 2018 hasta 2024- se han registrado 1,657 ataques, asesinatos, atentados y amenazas “contra personas que se desempeñan en el ámbito político, gubernamental o contra instalaciones de gobierno o partidos.

De hecho, en nuestro país “la violencia electoral se ha convertido en una herramienta del crimen organizado para influenciar la vida pública de estados y municipios”, considera el análisis de Data Cívica.

Coordinación INE-Guardia Nacional

La legislación electoral en México determina que el INE debe pedir auxilio a los cuerpos de seguridad pública, federales, de los estados y municipios, a fin de asegurar el orden y garantizar el desarrollo de la jornada electoral.

Por ello, el Protocolo de atención inmediata en materia de seguridad del INE se propone organizar la forma en la que se coordinará, principalmente con la Guardia Nacional, para que se lleven a cabo las acciones “de vigilancia necesarias” para el buen desarrollo del proceso electoral.

Al respecto, la presidenta del INE, Guadalupe Taddei, comentó que esa autoridad ya puso a disposición de los partidos políticos el protocolo de atención inmediata, con el que los aspirantes pueden pedir ayuda en caso de estar en peligro.

El protocolo establece tres niveles de riesgo que podrían sufrir los candidatos: Alto, medio y bajo. El primero se identifica cuando el aspirante se encuentra en una circunstancia en la que puede ser lesionado físicamente.

El riesgo alto también incluye la posibilidad de ser víctima de violación, secuestro, lesiones, o amenazas de personas que estén vinculadas con el crimen organizado.

El nivel de riesgo medio se configura si los candidatos reciben amenazas de muerte, amenazas de secuestro, o si son obligados a realizar actos en contra de su voluntad.

Finalmente, el riesgo bajo implica sufrir humillación frente a otras personas o en privado, acoso por los medios de comunicación, y restricciones para expresar sus puntos de vista.

Esta semana, el Colegio de México (Colmex) presentó el estudio “Urnas y tumbas”, en el que se analizan los 32 homicidios de aspirantes a cargos de elección popular que se registraron en las elecciones intermedias de 2021.

Entre los hallazgos, el Colmex destaca que “la violencia electoral letal es eminentemente local”, porque el 85% de las 32 víctimas competían por cargos municipales.

En 25 de los 32 casos, las víctimas eran candidatos opositores al alcalde en turno, además de que estos “homicidios electorales generalmente ocurren sin aviso y en ataques rápidos”, es decir, la mayoría de los aspirantes que fueron asesinados en el periodo electoral de hace tres años no habían recibido previamente ninguna amenaza.

Uno de los más recientes casos de homicidio en contra de un político se registró al inicio de febrero, cuando Jaime Vera, precandidato del Partido Verde a la alcaldía del municipio de Mascota, en el estado de Jalisco, recibió un ataque a balazos cuando circulaba en su automóvil en calles del municipio de Zapopan, conurbado a la zona metropolitana de Guadalajara.

El 10 de febrero, El aspirante a diputado federal del distrito 16 del municipio de Ecatepec, Estado de México (centro), Yair Martín Romero Segura fue asesinado este sábado junto con su hermano en el citado lugar.

Autoridades municipales confirmaron el asesinato de Romero Segura, quien era aspirante a diputado federal local por el oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Según las primeras versiones, un grupo de sujetos, presuntos integrantes de un grupo criminal que opera en el municipio, disparó a Romero Segura y su hermano cuando se movilizaban por las calles del municipio.

El aspirante ya había denunciado ante autoridades que había recibido varias amenazas y presiones políticas por parte de sujetos sin identificar.

Con información de EFE.

MÁS NOTICIAS:

autor Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.

Comentarios