Economía

Quién gana y quién pierde con una guerra comercial

Estados Unidos abrió la puerta a una guerra comercial al imponer aranceles al acero y aluminio a sus principales socios: México, Canadá y la Unión Europea. El contraataque no se hizo esperar: México, Canadá y la UE responderán con la misma moneda a Estados Unidos al aplicar aranceles a productos estratégicos

31-05-2018, 5:20:20 PM
acero guerra comercial

Estados Unidos lanzó el primer proyectil de una guerra comercial al imponer finalmente aranceles al acero y aluminio provenientes de México, Canadá y la Unión Europea (UE) lo que además amenaza las posibilidades de llegar a un acuerdo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los aranceles serán de 25 y 10% para el acero y el aluminio, respectivamente; el gobierno de Donald Trump ha aludido motivos de seguridad nacional para imponerlos, así como la extensión de las conversaciones sobre la renegociación del TLCAN.

El contraataque no se hizo esperar. México, Canadá y la UE responderán con la misma moneda a Estados Unidos al aplicar aranceles a productos estratégicos.

“Esta decisión agrega combustible a una batalla arancelaria entre las partes involucradas. La lista de productos con la que México responderá tiene dos características: al gravarlos no tendrá un efecto significativo sobre la inflación mexicana y son productos estratégicos para Estados Unidos, la intención es golpearlos porque tienen una representación importante en el Congreso”, comentó el director general de Moody’s Analytics para América Latina, Alfredo Coutiño.

Mayores aranceles a una mercancía terminan por elevar los costos de producción de las empresas y con esto el precio final para los consumidores, lo cual no suele darse de manera inmediata, sin embargo, las empresas lo trasladan a los consumidores para no afectar su margen de ganancia.

México impondrá aranceles de represalia en una amplia gama de productos, desde acero hasta carne de cerdo, embutidos y frutos como manzanas, uvas y arándanos, productos principalmente de origen de estados republicanos.

Leer: Estos son los 18 estados más afectados en EU si termina el TLCAN

“(Estos productos) tienen implicaciones en algunos distritos en donde hay diputados y senadores importantes que le han dicho a la administración de Trump que tenga cuidado con esta decisión, porque el impacto puede caer sobre los electores de distritos que tiene voz y voto en el Congreso norteamericano”, dijo Ildefonso Guajardo, titular de la Secretaría de Economía en entrevista con Grupo Radio Centro.

En este sentido, tanto funcionarios como especialistas coinciden en que una guerra comercial o una batalla arancelaria no conviene a nadie, ya que todas las partes involucradas serán perdedoras.

“En una guerra, los peleadores están a la misma altura. Hablamos de una batalla en la que Estados Unidos obtendrá una respuesta de al menos la misma intensidad. La diferencia es que no es una batalla militar y las cuatro partes serán perdedoras: la restricción y la perdida que tendrá el comercio entre estas partes va a ser importante, de tal manera que el efecto negativo será significativo para todos”, dijo Coutiño.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau dijo que estas medidas son una afrenta a la cooperación de seguridad que han tenido Canadá y Estados Unidos, y en particular, a los miles de canadienses que han luchado y muerto junto a camaradas de armas estadounidenses.

En respuesta a los aranceles de Trump, Canadá impondrá medidas similares restrictivas contra productos de Estados Unidos por un monto de cerca de 13,000 millones de dólares estadounidenses. Entre las mercancías afectadas destacan productos de acero y aluminio, whiskies, papel de baño, refrigeradores, barriles de cerveza, entre otros.

Mientas que la UE planea imponer aranceles por 2,800 millones de euros a productos como el whisky bourbon, motocicletas y mantequilla de cacahuate, entre otros, a partir del 20 de junio.

“Esto marca una escalada significativa (por parte de Estados Unidos). Y el primer gran golpe en la guerra comercial largamente temida”, dijo al Financial Times, Edward Alden, miembro senior del Consejo de Relaciones Exteriores en Washington.

Canadá, Brasil, Corea del Sur, México, Rusia, Turquía, Japón y Alemania, son los principales proveedores de acero y representan el 75% de las importaciones de acero de Estados Unidos.

proveedores acero

Las represalias a los aranceles de seguridad nacional de Trump podrían sumar 48,000 millones de dólares de las exportaciones de Estados Unidos (3% de sus exportaciones en 2017), de acuerdo con Chad Bown, miembro senior del Peterson Institute for International Economics.

¿Alguien gana con esta batalla que abrió el gobierno de Donald Trump? “Todo el mundo pierde en una guerra comercial prolongada, por lo que alentamos a los países para trabajar de manera constructiva para reducir las barreras comerciales y resolver los desacuerdos”, dijo Gerry Rice, vocero del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI hizo notar que por primera vez en largo tiempo, “el comercio está creciendo más rápido que el PIB global, diseminando recuperación alrededor del mundo”, y destacó el impacto favorable que ha tenido en la recuperación de la economía global.

TLCAN, en un punto crítico

En medio de esta disputa las negociaciones para lograr un nuevo TLCAN como lo demanda Estados Unidos, han entrado en una zona de todavía una mayor incertidumbre.

Chrystia Freeland, ministra de asuntos exteriores de Canadá, dijo en una conferencia que la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos, ponen en tela de juicio la renegociación del TLCAN.

En este sentido Trudeau dijo que, la semana pasada le ofreció a Trump ir a Washington para negociar personalmente el TLCAN pero tuvo que declinar después de que el gobierno estadounidense impusiera la aceptación de la ‘cláusula de extinción’ como una condición previa para reunirse.

“Existe ya una razón importante para que principalmente el gobierno mexicano diga ‘si vas a empezar a poner aranceles qué caso tiene llegar a un acuerdo’. Esta batalla comercial es un factor importante para que alguien se retire de la mesa de negociaciones, sí impone un riesgo”, comentó Coutiño.

Agregó que, si Trump está usando la estrategia de amenaza es un juego muy riesgoso en el que le puede salir el tiro por la culata al darse cuenta que no lo va a llevar a ningún lado.

En tanto, el secretario de comercio, Wilbur Ross, dijo en una conferencia telefónica que los aranceles se impusieron para México y Canadá debido a que las conversaciones para renegociar el TLCAN han tomado más tiempo de lo esperado y agregó que el presidente Trump puede tener flexibilidad sobre estas medidas en el futuro.

También podría interesarte:

Comentarios