revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

México, diez años de adicción a la deuda externa (y crecimiento mediocre)

Hoy México debe más que nunca y el crecimiento del PIB no refleja los montos pedidos al exterior ni en qué se invirtieron.

11-11-2019, 1:58:40 PM
Peso y Dolar

Nuestro país no ha sido capaz de generar los recursos necesarios para financiar su propio desarrollo; México se ha vuelto adicto a la deuda externa y lo peor no ha sido eso, sino el hecho de que los niveles de crecimiento registrados demuestran que ese dinero no sirvió de mucho.

La tasa del PIB se estancó desde hace varios años y se ubica lejos, muy lejos de los niveles deseados para generar, entre otras cosas, los empleos requeridos año con año por millones de compatriotas. De hecho, hoy México se ubica en el top 10 de las naciones más endeudadas del planeta, según el Banco Mundial en su documento denominado: Estadísticas de la deuda internacional de 2020.

Peso
Especial

La lista completa de los países que más deuda externa tienen es la siguiente: Argentina, Brasil, China, India, Indonesia, México, Federación Rusa, Sudáfrica, Tailandia y Turquía; listado que deja al descubierto también que el problema de la deuda externa mantiene asolada a Latinoamérica, toda vez que sus tres grandes economías están en este top 10 de las naciones que más deben en otras monedas diferentes a la propia.

Te puede interesar: Los bancos centrales pueden ‘echarle una mano’ a Pemex en pago de deuda

Muchos préstamos, pocos resultados

Hoy México es un país mucho más endeudado que al inicio de la década, cuando este periodo termine, los saldos serán los más negros en la historia financiera de la nación, nunca como ahora se debe tanto dinero al exterior.

Hace 10 años, el saldo total de la deuda externa de México era de 245 mil 906.5 millones de dólares, mientras que al cierre de 2018 (las estadísticas más actualizadas del Banco Mundial para todos los países se publicaron en octubre de este año), la deuda total de nuestro país con el exterior se ubicó en 452 mil 991.2 millones de dólares.

Lo anterior quiere decir que en esta década la deuda externa total ha crecido a razón de 207 mil 084.7 millones de dólares, lo que representa una tasa de 84.21 por ciento. Visto de otra manera, hoy México está muy cerca de contar con el doble de la deuda externa que tenía al inicio de la década, 10 años de endeudamiento que no coinciden con el crecimiento del país.

Gráfica: Deuda Externa de México
Alto Nivel

Podría decirse a favor que este endeudamiento se concentra preponderantemente en el largo plazo; pero lo anterior puede ser un consuelo para muchos y una preocupación para otros, porque podría suponer que varias generaciones más de mexicanos tendrán que trabajar mucho para pagar este dinero, tan solo en 2018 se contemplaron poco más de 32 mil millones de dólares en vencimientos de deuda de largo plazo, sin que se sepa si una parte fue refinanciada, como suele hacerse.

El endeudamiento de largo plazo es, de hecho, el que más ha crecido, ese sí prácticamente al doble. Sin embargo, también es importante señalar que su incremento obedece no solamente a políticas públicas de los gobiernos federales que han administrado a México, sino al hecho de que desde hace muchos años los prestamistas externos suelen otorgar créditos en plazos no menores a 10 años, para contar con horizontes de tiempo que sean manejables. Hoy los préstamos de corto plazo prácticamente han desaparecido para las deudas soberanas y solamente existen para proyectos definidos.

Así, entre 2010 y 2018 la deuda externa de largo plazo de México creció 189 mil 476.1 millones de dólares, equivalente a una tasa de 95.48 por ciento, mientras que la deuda de corto plazo se incrementó 18 mil 34.1 millones, con una tasa de crecimiento de 41.88 por ciento.

Peso vs. dólar
Especial

De acuerdo con las cifras, la deuda de largo plazo del sector público representa 65.11 por ciento de la deuda externa total del país, por su parte la deuda de corto plazo equivale a 13.47 por ciento. Asimismo, la deuda del sector privado (tanto de corto como de largo plazo), tiene un peso de 20.55 por ciento de todo lo que debe México al exterior y adicionalmente existe una pequeña deuda que apenas representa 0.87 por ciento de la deuda total, corresponde a uso de crédito del Fondo Monetario Internacional (3,965.4 millones de dólares).

PIB promedio muy bajo

Decíamos que la trayectoria del PIB no ha sido la adecuada para los niveles de endeudamiento alcanzados por la economía mexicana; es un hecho que el exceso de deuda no impulsó el crecimiento del país ya que el PIB crece casi en forma inercial desde hace varios años, pasamos de tener una tasa del PIB ligeramente superior al 5 por ciento a tener una de apenas 2 por ciento el año pasado y las expectativas apuntan a que este 2019 ni siquiera alcanzaremos un nivel de 0.5 por ciento.

FMI
Especial

En un promedio aritmético simple, la tasa del PIB mexicano en la presente década se ubica en 2.98 por ciento, cuando las proyecciones de organismos financieros multilaterales como el propio Banco Mundial y el FMI señalan que un país como el nuestro requiere al menos un PIB de 6 por ciento año con año para “cubrir” las necesidades de inversión y empleo que demanda la economía. Solamente las necesidades de empleos nuevos, sin contar el rezago acumulado, es de 1 millón anual.

Así, el país se enfila a registrar una verdadera década perdida en deuda externa. Estos casi 10 años México obtuvo muchos préstamos, debe más que nunca, pero sus resultados a nivel interno fueron escasos.

Te puede interesar: Estas son las deudas que dejan los muertos a los vivos