revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Empresas

Los bancos centrales pueden ‘echarle la mano’ a Pemex en pago de deuda

La baja de tasas por parte de los bancos centrales es una oportunidad para que Pemex refinancie su deuda con menores costos.

11-11-2019, 6:00:31 AM
Pemex

La desaceleración económica que se vive a nivel mundial ha llevado a los bancos centrales a relajar su política monetaria y reducir las tasas de interés de referencia, política que da un respiro a los niveles de deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La petrolera propiedad del Estado mexicano es la más endeudada a nivel mundial. No obstante, en el tercer trimestre de año la deuda total disminuyó 6.1% a 99,627 millones de dólares frente al mismo periodo del año pasado, como resultado del manejo de deuda, como el refinanciamiento.

Como parte del programa de financiamiento para 2019, en el lapso de agosto a septiembre, Pemex refinanció deuda en mercados internacionales, con el objetivo de mejorar su perfil de amortizaciones, de acuerdo con su reporte financiero.

Pemex
Notimex

La petrolera tiene a favor que, a diferencia de otros años, los principales bancos centrales en el mundo se mueven hacia un mundo de bajas tasas de interés, lo que abre la puerta a que tenga acceso a mejores condiciones de financiamiento, sobre todo en la deuda en monedas internacionales, coinciden especialistas consultados por Alto Nivel.

Lee: Pemex reporta pérdidad por 87,000 mdp en el tercer trimestre

La Reserva Federal de Estados Unidos, el banco central más importante del mundo, mantiene una tasa de interés en un rango entre 1.50 y 1.75% anual, la del Banco de Inglaterra del 0.75%, mientras que la del Banco Central Europeo se ubica en 0.0%; el Banco de Japón, en -0.1% La tasa de interés del Banco de México se ubica en 7.75%.

“Pemex puede acceder a tasas de crédito más bajas respecto a años anteriores y esta estrategia desde luego le permite reducir los montos de su deuda, y si Pemex observa una oportunidad en este sentido, haría bien en tomarla para mejorar su perfil financiero”, dijo Arturo Carranza Guereca, especialista del sector energético.

Octavio Romero
Notimex Octavio Romero

La empresa que dirige Octavio Romero Oropeza contaba con líneas de crédito sindicadas para administración de liquidez de hasta 7,450 millones de dólares y 29,000 millones.de pesos. Al 30 de septiembre, Pemex tenía 5,000 millones de pesos en líneas de crédito en moneda nacional, mientras que las líneas en dólares se encontraban disponibles.

Como uno de los movimientos más relevantes, Pemex anunció el 13 de mayo el refinanciamiento de deuda por un monto de 2,600 millones de dólares más la renovación de dos líneas de crédito hasta por 5,500 millones de dólares, con una reducción en la tasa de interés, la cual no dio a conocer.

Un mes después, como parte de esta operación, el gobierno federal informó sobre el refinanciamiento de deuda por un monto de 8,000 millones de dólares, para lo cual firmó un acuerdo con 23 bancos nacionales e internacionales, entre ellos HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities. El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó esta operación como la más importante en la historia de México.

HSBC
Depositphotos

En 2020 tenemos que estar a la expectativa sobre el movimiento de las tasas por los bancos centrales en los países y, si disminuyen, aprovechar la revalorización de la deuda y volver a colocar bonos, para que Pemex pueda tener el pago anticipado”, comentó Ramsés Pech Razo, socio de Caraiva y Asociados.

La estrategia de financiamiento de Pemex incluyó una inyección de 5,000 millones de dólares como aportación de capital del gobierno federal. Con esos recursos, la Empresa Productiva del Estado realizó la recompra de deuda por un total de 5,006 millones de dólares de vencimientos entre 2021 y 2023, que finalizó el 11 de septiembre.

Pemex también realizó la emisión de tres nuevos bonos de referencia a siete, diez y 30 años, en donde la mayor parte de los recursos sirvieron para el refinanciamiento de deuda de corto plazo. El intercambio de deuda por los nuevos bonos fue con el fin de suavizar el perfil de vencimiento.

Además, la petrolera concluyó la operación para refinanciar deuda por 20,130 millones de dólares el 11 de octubre, cifra que representa cerca de una quinta parte del total de los pasivos, informó en un comunicado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Entonces, la dependencia no reveló la tasa de interés a la que fue contratado el nuevo financiamiento, ni la que pagaban los bonos que serán liquidados.

utilidades bancarias
Depositphotos

Refinanciar y reducir la deuda también permite a la petrolera mexicana orientar sus esfuerzos para atender otras problemáticas que enfrenta pero, sobre todo, realizar inversiones importantes para elevar la producción de hidrocarburos, como considera el plan de negocios.

“Aumentar la producción de hidrocarburos genera mayores recursos y con esos se puede pagar deuda. Esto no significa que la empresa sea rentable comercialmente, pero es una forma de resolver una situación que plantea en el plan de negocios”, comentó Arturo Carranza.

Los especialistas coinciden en que la mejora del perfil financiero es uno de los objetivos que se consideran dentro del plan de negocios de la compañía; sin embargo, con el refinanciamiento de deuda, este problema no desaparece, sólo da espacio para resolverlo en el futuro.

En el corto plazo, el gobierno federal deberá demostrar que es posible cumplir la meta de incrementar la producción petrolera, y además, desarrollar con éxito el desarrollo de los 20 campos prioritarios de Pemex.

“Hace falta una evaluación trimestre contra trimestre para poder analizar los resultados del plan de negocios y revisar si se están cumpliendo o no las metas, pues al hacer comparaciones con el año pasado, no se tiene el plan de negocios actualizado” añadió Pech Razo.

Te puede interesar: Este es el plan de negocios para rescatar a Pemex