Buscador
Ver revista digital
Economía

La lista de las empresas golpeadas por el coronavirus

26-02-2020, 6:00:45 AM Por:
Adidas y Samsung
© Especial

En tan solo dos meses, ya hay una larga de empresas de diversos sectores que están resintiendo los efectos que el coronavirus provoca en China y la economía mundial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró esta semana que el mundo debería prepararse para una eventual pandemia por el COVID-19, el coronavirus que mantiene asolado al continente asiático y se ha propagada ya a Europa con Italia como epicentro de los contagios, así como a otras partes del mundo. Ante dicha situación, los mercados financieros han registrado sesiones de fuerte volatilidad, especialmente en las bolsas de valores y los mercados de divisas.

¿Por qué han reaccionado de esta manera los indicadores financieros?, la respuesta es inmediata y nos remite a la regla no escrita del mercado: “compra el rumor y vende la noticia”; ante las declaraciones de la OMS la traducción es muy simple para los inversionistas, el COVID-19 va a impactar el ya de por sí modesto crecimiento económico global este 2020. Habrá algunas naciones que crezcan más que otras, como siempre sucede, pero sin lugar a dudas estamos ante un impacto económico global.

Para entender: ¿Por qué la OMS no declara pandemia por el coronavirus?

Lo que sucede es que el COVID-19 tuvo el mal tino de aparecer no en cualquier nación, sino nada más y nada menos que en la segunda economía más importante del planeta, la de China, cuyas conexiones económicas son fundamentales para la trayectoria económica mundial. A estas alturas ya es evidente el impacto sectorial que registra el planeta por las medidas que se han tomado en China y en otras naciones para contener la propagación de la enfermedad.

El COVID-19 probablemente todavía no sea una pandemia, aunque la OMS dice que es altamente probable que llegue a serlo, pero en términos económicos, los efectos pandémicos ya se sienten; a continuación, un resumen del impacto en las cadenas de valor del planeta, que incluyen golpes a empresas cuya relevancia en el mundo corporativo y productivo es innegable.

British Airways
Reuters

Aerolíneas

British Airways suspendió desde finales de enero todos sus vuelos con origen y destino en China, aunque la medida sea temporal según la aerolínea, lo cierto es que no se sabe cuánto durará. La española Iberia también suspendió sus vuelos, se estima que las conexiones aéreas entre Asia, concretamente China, y Europa, están muy afectadas ya porque tanto British como Iberia son empresas muy enfocadas en el traslado Asia-Eruopa, a diferencia de otras de sus rivales como AirFrance, cuyo enfoque está más orientado al enlace europeo y de este continente con los grandes centros poblacionales en América.

Pero aun la aerolínea francesa tampoco se salva del impacto, a finales de enero igualmente suspendió sus vuelos con China y comentó que espera un golpe de entre 150 y hasta 200 millones de dólares en sus resultados como resultado de la cancelación de vuelos entre los diferentes destinos.

United Airlines, la cuarta mayor aerolínea del mundo igualmente suspendió sus operaciones de forma temporal en China y espera un impacto no cuantificado en sus ingresos debido a sus estimaciones de largo plazo sobre la duración y expansión del virus; en un escenario optimista considera que, si todo logra restablecerse en mayo, las compañías del sector podrían recuperar parte de lo perdido.

Asian Arlines ha tomado medidas drásticas y canceló gran parte de sus operaciones en Asia, se calcula que muchos trabajadores pierdan sus empleos en los próximos meses; por su parte las aerolíneas coreanas, Air Busan entre ellas, prácticamente han cancelado sus vuelos internacionales y los destinos a los que se dirigen son en estos momentos muy escasos.

Airbus no ha podido evadir el impacto debido al cierre de su planta ubicada a 1,200 kilóemetros de Wuhan, factoría en donde se ensambla el 10 por ciento de la producción de su modelo A320, aunque el cierre se registró apenas en febrero y duró 10 días, la compañía considera que serán inevitables las afectaciones a la producción y desde luego a sus resultados en el primer trimestre del año.

Boeing también ha resultado afectada por el golpe a las cadenas de valor de las que depende para su producción, la empresa ya anunció que el brote de coronavirus impedirá que entregue a tiempo varios pedidos y que la cadena de producción se vio muy afectada en enero pasado.

Hyundai
Reuters

Automotriz

Quizás esta industria será en el balance final la más impactada por el coronavirus en las cadenas productivas y de valor de todo el mundo, debido a que una parte muy relevante del sector se ubica en el continente asiático.

Hyundai ha cerrado una de sus fábricas de montaje ubicadas en Corea, este cierre es una especie de efecto dominó ya que antes tuvo que cerrar algunas fábricas de componentes que tiene en China y eso provocó desabasto de piezas en sus otras plantas de montaje; en Corea del Sur se fabrican el 40 por ciento de los automóviles que vende la compañía en el mundo y aunque niega que haya dejado de producir, ha reportado que existe una ralentización en sus fábricas.

Volkswagen por su parte ve serias amenazas a sus resultados financieros de mantenerse la crisis sanitaria desatada por el COVID-19; los consumidores chinos son parte importante de las ventas de esta empresa. Se calcula que aproximadamente el 40 por ciento de las ventas internacionales del consorcio se realizan en China, el año pasado vendió 4.2 millones de automóviles en esa nación. Además, tuvo que cerrar durante 2 semanas a partir de mediados de febrero sus fábricas en China.

Daimler por su parte cerró también sus fábricas en China, durante los primeros 12 días de febrero; sin decir cifras, la empresa ha advertido que, de mantenerse la situación, sus finanzas resultarán afectadas, algunas especulaciones indican que ello obedece a la alta demanda de sus automóviles en China, hasta antes de que llegara el COVID-19

FCA (Fiat, Chrysler, Jeep), cerró su fábrica en Serbia debido al desabasto de materiales provenientes de China, esta planta vende sus automóviles en toda Europa y aunque la empresa ha descartado mayor impacto por el momento, se teme que de seguir el cierre de fábricas en China el golpe sea inevitable.

General Motors no podría salvarse, su presencia en China es muy importante y el cierre de fábricas ha impactado en su cadena de producción de este lado del Atlántico; por el momento los efectos son limitados, según la empresa, pero la cancelación de actividades es un factor de mucha preocupación en General Motors.

Por si todo lo anterior fuera poco, según datos de Bloomberg, en febrero las ventas de automóviles nuevos en China habrían registrado un desplome de 92 por ciento, aunque se espera que las ventas se recuperen poco a poco, lo cierto es que el panorama inicial de 2020 no es nada alentador para la industria en uno de los principales mercados del planeta.

Amazon
Reuters

Tecnológicas

Apple ya advirtió que el primer trimestre de este año habrá consecuencias en sus resultados financieros debido a la contracción en las cadenas de proveeduría provenientes de China, concretamente por el cierre de fábricas de Foxconn, uno de los principales proveedores de materiales para el iPhone. Apple mantiene por el momento su calendario de lanzamientos para este año, pero no descarta realizar ajustes conforme se presenten los sucesos.

Amazon registra a nivel global el 40 por ciento de sus ventas en China, la empresa también es una importante proveedora de productos chinos en el mundo, aunque Amazon ha negado algún impacto por el momento, la realidad es que los analistas siguen muy de cerca los probables efectos de la crisis en esta importante empresa debido a que su dueño es nada más y nada menos que el hombre más acaudalado del planeta: Jeff Bezos

Samsung no sabe todavía la magnitud del golpe que recibirá por el coronavirus, pero es indudable que lo tendrá. La empresa se ha visto obligada a cerrar su fábrica en Corea, así como a cancelar algunos eventos en el continente y por si fuera poco estos primeros meses del año suele hacer lanzamientos estelares de sus productos, como el nuevo S20, que debuta en un mal momento.

Huawei, la compañía china aparentemente ha sorteado mejor esta crisis; por el momento mantiene cierto hermetismo en torno a los efectos sobre sus finanzas y pese a que cerró por algunos días su planta ubicada en Dongguan, A 1,000 kilómetros del origen del virus, la reabrió casi de inmediato aunque en algunas de sus instalaciones los trabajadores se han visto obligados a realizar home office hasta nuevo aviso y sus directivos esperan que el virus no afecte mayormente sus resultados financieros toda vez que han logrado hasta ahora mantener a salvo la producción.

En contraste, su competidor Xiaomi sí registra más impactos debido a que se ha visto afectada la producción de al menos 2 o 3 modelos previstos para lanzarse al mercado en estos meses.

Turismo

Disney
Reuters

Disney cerró por tiempo indefinido sus dos parques temáticos enclavados en la región asiática, uno ubicado en Hong Kong y el otro en Shanghái. El problema es mayúsculo porque no sabe en qué momento del año los podrá reabrir, aunque los analistas señalan que no sería antes de abril. En una estimación preliminar, Disney calcula un impacto de hasta 175 millones de dólares en sus finanzas, aunque todo dependerá del tiempo que dure el cierre de los parques.

Royal Caribbean, una de las compañías de cruceros más importantes del mundo, se ha visto obligada a cancelar 18 cruceros con destino a China, conservadoramente ha señalado que el costo será de 45 millones de dólares, aunque los efectos financieros colaterales son mucho mayores.

Cathay Pacific, una compañía aérea de bajo costo y especializada en el turismo de temporada en la región tuvo que cancelar más de la mitad de sus vuelos, lo que podría dejar sin trabajo a decenas de empleados.

Intercontinental Hotels tiene 470 hoteles en China, de ellos 4 están ubicados en Wuhan y desde luego ha tenido que cerrarlos, además se ha visto obligada a cerrar parcialmente otros 156 hoteles en todo el país. Se calcula que los efectos negativos en sus finanzas son de 5 millones de dólares mensuales.

Adidas
Reuters

Moda y Textil

Esta es otra industria que podría verse muy afectada en el balance final de esta crisis desatada por el COVID-19. Por lo pronto Armani ya cerró sus fábricas en Italia hasta nuevo aviso, esto provocará desabasto de sus productos en todo el mundo de mantenerse por varias semanas el cierre.

Adidas es una empresa que tiene una fuerte concentración de ventas en China, hace unos días señaló que estima una caída de hasta 85 por ciento de sus ventas en el primer bimestre del año; en el mundo al parecer las cosas no van mal, pero el impacto de China todavía es impredecible para la empresa.

H&M, empresa sueca del ramo textil con fuertes operaciones en China, tuvo que cerrar sus fábricas en el país. La empresa reconoce ya un impacto en sus resultados para enero, aunque espera que estos mejoren para los siguientes meses, ya que reabrió hace unos días sus operaciones.

Burberry vende productos de lujo en el mundo y una parte importante de ellos los coloca en China; la empresa tuvo que cerrar 24 de las 64 tiendas que administra en el país asiático, espera que en las próximas semanas tenga una estimación más o menos certera del costo que tendrá el coronavirus en sus finanzas.

Lee: Coronavirus ‘contagia’ a Burberry y cierra tiendas en China y Hong Kong

Capri Holdings; este grupo textil fabrica marcas como Versace o Michael Kors; en China la compañía gestiona 225 tiendas y se ha visto obligada a cerrar 150 de ellas. Las pérdidas estimadas por el propio grupo se ubican entre 100 y 150 millones de dólares si se mantiene la crisis por los próximos meses.

Under Armour, empresa que vende ropa deportiva espera perder entre 50 y 60 millones de dólares por el coronavirus, debido al desplome de sus ventas en China y en el continente en general.

Materias primas

China es un gran consumidor de materias primas; la desaceleración de su economía en los años pasados significaba un riesgo para muchos países, ahora con esta crisis sanitaria el sector tiene una perspectiva totalmente negativa.

Empresas como BHP Billiton ya advirtió sobre los riesgos para el planeta ante la desaceleración del consumo de materias primas en China, y desde luego con graves repercusiones para las cadenas productivas alrededor del planeta.

McDonals
Reuters

Consumo y alimentos

McDonalds cuenta con 3,300 restaurantes dispersados por toda China, hasta el momento ha cerrado 300 de ellos; la empresa considera que todavía hay oportunidad de contener la epidemia y sus efectos negativos, el 5 por ciento de sus ventas globales se originan en China.

Otra empresa que también ya resiente los efectos negativos es Starbucks, que ha debido cerrar 2,000 de sus 4,300 establecimientos en China; el 10 por ciento de sus ingresos globales provienen de ese país y eso tiene muy preocupada a la alta dirección, ya que el gigante asiático es de hecho el segundo mercado más importante después de Estados Unidos, esperan no modificar sus planes de expansión para este año, aunque nada se descarta.

Lo anterior es un resumen de los efectos que en sólo dos meses ya tuvo esta epidemia en la economía global. Por eso la reacción de los mercados a las palabras de la OMS, si en solamente dos meses los efectos son notorios y de pronóstico reservado, la gravedad sería mucho mayor si se declara la pandemia, aunque los efectos ya se observan en la economía del planeta.

Te puede interesar: Las vías de contagio del coronavirus a México

aerolíneas alimentos apple cierres de empresas coivd-19 contagio de coronavirus Coronavirus McDonalds sectores
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios