Buscador
Ver revista digital
Opinión

Las vías de contagio (económico) del coronavirus a México

21-02-2020, 6:10:50 AM Por:
Cobre
© Reuters

¿Cómo saber si México está preparado para enfrentar las consecuencias de esta situación sanitaria? Un primer paso es descubrir vías por las cuales México mostraría malestares.

Por Alejandro J. Saldaña Brito*

Es posible que el nuevo coronavirus, nombrado oficialmente COVID-19, surgido en China no genere una crisis sanitaria en nuestro país. No obstante, dada la relevancia que tiene el país asiático en la economía mundial, es inocente pensar que las consecuencias del coronavirus estén contenidas en Asia. Por ello, es posible que ya esté afectando algunas esferas de la vida en México, particularmente la económica.

Más allá de los protocolos para evitar que el virus o personas infectadas entren en nuestro país, ¿cómo saber si México está preparado para enfrentar las consecuencias que se derivan del coronavirus? Un primer paso para responder a esta interrogante es descubrir vías, a través de las cuales, México podría mostrar malestares.

Primera vía: Producción industrial

Una fuente de “contagio” es la actividad industrial. China es un jugador importante en la economía mundial: es el segundo consumidor de petróleo y el primero de cobre, aporta cerca del 18.0% del PIB global (estimados FMI) y su industria está conectada al resto del mundo. Nuestro país no es la excepción, después de EEUU, es nuestro primer socio comercial, particularmente por la vía de la importación de manufacturas y aluminio, que funcionan como insumos para industrias como electrónica y la automotriz. Consecuentemente, es de esperarse que la interrupción en la proveeduría de bienes intermedios retrase la producción industrial en México; i.e., veríamos un choque de oferta.

Cobre, coronavirus
Reuters

Adicionalmente, la parálisis china generaría una menor demanda por bienes producidos en México. Primero, las ventas de México al país asiático se frenarían, destacando los casos de bienes manufacturados y cobre; sin embargo, China no es un destino de exportación tan relevante (cerca del 3.0% del total). Segundo, la industria en EEUU también se desaceleraría por la interrupción de insumos chinos, por lo que las exportaciones hacia nuestro vecino del Norte (casi el 80.0% de todas las ventas al extranjero) también estarían afectadas.

Te puede interesar: Este es el golpe de la desconfianza contra la economía mexicana

Segunda vía: Baja en precio del petróleo

Otra vía de contagio se vería en las finanzas públicas. La menor demanda global por petróleo generó que el precio internacional el hidrocarburo retroceda 11.7% (WTI) en lo que va del año. En principio, esto tendría un efecto neto negativo en las finanzas públicas: la caída en las ventas de crudo eclipsaría el menor costo de las compras de refinados. Sin embargo, esta situación podría dar mayor margen para que el Gobierno use a su favor el IEPS a gasolinas. Sujeto al uso que se le dé al impuesto, sería posible ver una reducción en la inflación al consumidor, lo que impulsaría al poder adquisitivo de los hogares mexicanos.

Tercera vía: Consumo interno

Finalmente, otros síntomas que se podrían presentar en México podrían verse en el comercio interno, ya que México compra a China bienes de uso frecuente, como celulares, juguetes y ropa; en principio, el turismo podría también estar expuesto al descender el número de viajeros, aunque ello sería limitado, pues China aportó el 0.9% del total de visitantes extranjeros por vía aérea a nuestro país en 2019.

Podría México aprovechar la situación actual para que la cadena de suministros China-EEUU se reacomode a su favor, en el contexto de la ratificación del nuevo tratado comercial de América del Norte, aunque esto podría ser un escenario lejano en el corto plazo, pues se espera que el coronavirus sea pasajero y China, ayudado por los estímulos económicos que aplica su gobierno, repunte en la segunda mitad del año.

Lee: ¿Por qué el consumo no salvará la economía mexicana en 2020?

El virus ha llegado a México, ¿está listo para enfrentarlo y vislumbrar oportunidades potenciales?

*Aleandro Saldaña es economista en jefe de Grupo Financiero BX+

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

China consumo interno Coronavirus impacto económico coronavirus México Petrpoleo producción industrial
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios