Buscador
Ver revista digital
Economía

El nearshoring es el gran reto de ciudades en México, España y Colombia

30-11-2023, 8:59:55 AM Por:
© Especial

El alcalde de Monterrey, y exmunícipes de Guadalajara, Barcelona y Medellín, creen que la relocalización debe servir para mejorar la vida de las personas.

GUADALAJARA, JALISCO.- Aprovechar al máximo las oportunidades que plantea el nearshoring, con miras a que las personas eleven su nivel y calidad de vida, es el gran reto que hoy tienen ciudades de México, España y Colombia, consideraron el alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, la exalcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el expresidente municipal de Guadalajara, Pablo Lemus, y el exmunícipe de Medellín, Sergio Fajardo.

La relocalización, que para América Latina y el Caribe representa, en el corto plazo, un aumento de 78,000 millones de dólares en exportaciones de bienes y servicios, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no solo debe servir a las empresas, pues los gobiernos también tienen un papel que jugar orientando el desarrollo de este fenómeno.

El nearshoring está creando “muchas áreas de oportunidad para que las ciudades se cimenten en un modelo que permita la sostenibilidad hacia el futuro, y que sean polos de desarrollo y de crecimiento regional para sus países”, apuntó el presidente municipal de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas.

Al participar en un foro sobre el efecto de la desglobalización y el nearshoring en las metrópolis, dentro de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el munícipe regiomontano aseguró que la ciudad que gobierna hoy “es el corazón del nearshoring” en México.

De hecho, se calcula que Monterrey “va a atraer un aproximado del 50% de todas las inversiones extranjeras derivadas del nearshoring”, adelantó.

Sin embargo, “no todo se vale” con tal de ganar nuevas inversiones en las ciudades, aseveró Sergio Fajardo, quien fue alcalde de la ciudad de Medellín, y gobernador de Antioquia, uno de los 32 departamentos (entidades) en los que se divide Colombia.

“Todos esos temas, desde el emprendimiento más sofisticado, desde el conocimiento que necesitamos, hasta el emprendimiento en el nivel social, se puede hacer, se puede construir, y es una obligación para transformar nuestras ciudades”, pero para ello se debe tener “la disposición a aprender de otras personas, no cerrarnos”, comentó.

Ciudades más habitables

El nearshoring o relocalización se define como una práctica empresarial que consiste en trasladar los procesos de producción o de servicios a países cercanos de los mercados objetivo, con el propósito de reducir costos y mejorar la eficiencia en las cadenas de suministro.

Este fenómeno, que es muy positivo para las ciudades que reciben las inversiones, también plantea diversos problemas. Por ejemplo, las urbes deben ser más habitables, contar con mejores servicios, y proporcionar espacios de esparcimiento, pues la relocalización de empresas extranjeras no debe convertir a las metrópolis en dormitorios de la mano de obra que utilizan.

Ahí es en donde debe intervenir la política y la gestión urbana desde lo local: Lo ideal sería “que las pequeñas ciudades crecieran un poco, que las grandes ciudades, las grandes megalópolis decrecieran un poco, y existiera un sistema red conectado preferiblemente con transporte público sostenible ferroviario”, consideró Ada Colau, quien hasta junio pasado era alcaldesa de Barcelona, España.

Con esto se tendría “una red de ciudades medianas que permitan la vida comunitaria, la vida de proximidad, pero que también garanticen servicios públicos buenos, sanitarios, educativos, culturales, etcétera”, planteó la exfuncionaria catalana.

Valor agregado a las ciudades

Además de las condiciones territoriales que necesitan las empresas partícipes del nearshoring, también se requiere que las urbes cuenten con una fuerza laboral que esté altamente calificada para que las ciudades mejoren a largo plazo.

El nearshoring “va a transformar a ciertas ciudades del mundo”, y también “es un fenómeno que invita a repensar la relación que tenemos las ciudades con el mercado laboral global”, agregó Luis Donaldo Colosio Riojas.

“El upskilling o el reskilling, para poder tener esas ventajas competitivas ya como territorio, son una pieza clave para el verdadero desarrollo humano” de las ciudades, comentó.

El anglicismo upskilling al que se refirió Colosio Riojas es la capacitación que se le otorga a un profesionista para que adquiera nuevas competencias y/o habilidades, mientras que con el reskilling se busca formar a los empleados para adaptarlos a nuevas responsabilidades dentro de una empresa.

En ese tenor, Pablo Lemus, exalcalde de Guadalajara, y actual precandidato a la gubernatura de Jalisco, manifestó que el nearshoring no solo implica atraer inversiones, igualmente se requieren condiciones para que la relocalización deje un valor agregado en las ciudades.

Considerando que el fenómeno del nearshoring podría concluir en unos 15 años, “lo que nos interesa es sí atraer esas inversiones, darles la bienvenida, pero también crear una red de proveeduría de empresas locales como valor añadido”, que se quedará en la metrópoli tapatía cuando la relocalización empiece a revertirse.

Según cálculos del Banco Interamericano de Desarrollo, México y Brasil son los dos países de Latinoamérica que actualmente tienen mayores oportunidades para aprovechar el nearshoring y sus beneficios.

MÁS NOTICIAS:

¿Te gustan las historias de amor y la vida en pareja?
Conoce Nupcias e inspírate para tu boda. Desde vestidos de novia, anillos de boda y cómo planear tu luna de miel.

autor Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Comentarios