Opinión

Claves para cumplir con tu trabajo y ganar tiempo para ti

La vida no solo se basa en trabajar, pero estamos acostumbrados a dejar de lado nuestras actividades personales por nuestra vida laboral. Te damos las claves para lograr el equilibrio.

20-12-2017, 7:26:53 AM
equipo de trabajo motivado

“El tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar”.  Theophrastus

Si pusieras en una gráfica de barras los tiempos que dedicas a las diferentes áreas que conforman tu vida, ¿estarían equilibradas? Podría asegurar que las más altas serían las referentes a tu vida laboral y profesional, y las más bajas las referentes a tu vida personal, de pareja, familia, amigos, etc. No sería raro, ya que los ritmos y las demandas del mundo empresarial cada vez son más exigentes y es fácil que nos absorban hasta dejarnos el espacio y tiempo mínimos e indispensables para dedicárselos a lo demás.

Yo viví una gran parte de mi vida con absoluto desequilibrio a este respecto. A esta etapa de vida la he llamado mi época de oscurantismo.  Me costaba mucho desligarme del tema laboral, es más, te puedo decir que en ocasiones hasta consideraba una pérdida de tiempo, y por supuesto, dinero, dedicarme a algo que no fuera el trabajo. Sin embargo, aunque profesionalmente y a nivel empresarial estaba con unos resultados extraordinarios, había dentro de mí una constante sensación de insatisfacción que no entendía, y por lo tanto, creía que se trataba de conseguir aún más en estas áreas para sentirme bien.

Y así lo hice. Logré más y más, pero al final la sensación persistía. De modo que tuve que profundizar más y de ahí identifiqué que era el desequilibrio lo que me mantenía insatisfecha a pesar de los magníficos resultados profesionales y empresariales. Finalmente, he logrado mantener un sano equilibrio entre el tiempo que dedico a mi vida personal y el que dedico a mi vida profesional.

“La acción refleja prioridades”.    Mahatma Gandhi”

Para lograrlo, llegué a algunas conclusiones importantes que aquí te voy a compartir. Primero, necesitaba tener días productivos, en donde terminara y cumpliera con mis prioridades. Para eso, necesitaba contar con una agenda organizada por prioridades y con tiempos específicos para cada actividad.

En cuanto a la organización de prioridades, te comparto 2 tips que me han funcionado:

1. Organizarlas de acuerdo a los objetivos que cumplir en la semana, los cuales, a su vez, deberán estar de acuerdo con tus objetivos mensuales.

Dejar las prioridades que requieren mayor actividad mental para las primeras horas, ya que el cerebro está más descansado, y por lo tanto, será más ágil la respuesta del mismo.

2. Para cumplir con los tiempos específicos de tu agenda, necesitas disciplinarte y poner todo tu empeño para cumplirlos, sí o sí, y además, tener en cuenta que te vas a enfrentar a un reto muy importante: mantener a la vista a los vampiros de tu agenda. ¿A qué me refiero?

Asuntos o personas que siempre aparecen de la nada, no pueden esperar, sólo te van a “robar 5 minutos”, y al final, se tardan una hora o más.

Es importante que aprendas a decir que “no” cuando aparezcan tocando tu puerta, explicando en forma muy constructiva, la actividad que estás haciendo o que vas a comenzar y en qué momento los puedes atender. Con el tiempo se van a acostumbrar. Aunque, debido a que esto nunca va a dejar de pasar, te recomiendo que programes un espacio en tu agenda para este tipo de situaciones, tal vez antes de comer y antes de finalizar tu día de trabajo.

La tecnología es una herramienta magnífica pero que requiere de una buena gestión. Las acciones para lograrlo son muy sencillas, pero parecen muy difíciles porque es un bombardeo constante de las mismas, ya sea el correo, chats, redes sociales, etc.

En tu agenda, programa espacios de 20 minutos cada 2 horas para revisar tu teléfono o tu bandeja de entrada. Mantén tu celular en silencio durante esas 2 horas que no vas a revisar nada y recuerda a tu familia, que siempre está disponible el teléfono de tu oficina para cualquier urgencia, así no vas a estar con la preocupación por tener el celular apagado.

Y ahora, ¿qué hay de tu vida personal?

Cuando queremos enfocarnos en equilibrar nuestro tiempo entre el trabajo y lo personal, de pronto no se nos ocurre qué hacer con el tiempo destinado para nosotros. Esto es  porque estamos muy habituados a pensar solamente en qué hacer en el trabajo. Entonces, te comparto algunas opciones: fijarte un horario de salida y ser creativo para definir actividades para hacer con tu pareja, familia o amigos después del trabajo. Entre semana puede ser ir al cine, ver una película, alguna serie, leer ese libro que tienes pendiente, y, el jueves o viernes programar cenas o reuniones en donde, además de convivir, tienes la oportunidad de despejarte de los temas laborales.

Compartir y convivir más con mi pareja, familia y amigos, es decir, tener una vida más equilibrada con tiempo para mí y para el trabajo, por un lado me hace sentirme más plena en mis relaciones personales, y por otro, me hace ser más creativa, más efectiva y más enfocada en soluciones en mi vida profesional. En una palabra, me hace ser más feliz.

Te comparto una creencia que me guía para mantener el equilibrio:

Ser una persona exitosa y feliz no depende de lo que hemos logrado, sino de la forma en que lo hemos logrado y con quien lo compartimos.

Vale la pena el esfuerzo. ¡Atrévete a ser más feliz!