Actualidad

CEESP pide transparentar gasto público

El CEESP llamó a los estados de la república a transparentar su gasto público, pues ello ayudará a detectar por qué los recursos no se han reflejado en el beneficio de la sociedad.

04-07-2011, 8:24:01 AM
4 de Julio de 2011

De acuerdo con el Centro de Estudios
Económicos del Sector Privado
(CEESP), los estados de la república recibieron 208 mil 836 millones de pesos
por concepto de participaciones
pagadas a entidades federativas (Ramo 28) y 209 mil 376  millones de pesos por aportaciones federales para entidades federativas (Ramo 33). Esto
representa poco más de 60% del origen de sus recursos.

El CEESP especificó que la principal diferencia entre ambos radica en que
las participaciones son recursos que los estados ejercen libremente, en tanto
que las aportaciones son recursos etiquetados que la Ley de Coordinación Fiscal
(LCF) determina dónde deben ser canalizados.

Sin embargo, aun con todos los recursos recibidos, el desarrollo y el .bienestar
social
aún no han mostrado un impacto positivo. Esto, indicó el CEESP debe
ser analizado al iniciar la discusión del Presupuesto
de Egresos
para el 2012.

En su reporte semanal, el centro de estudios económicos describe que: “Aspectos
como salud, seguridad, educación e infraestructura, entre otros, muestran
rezagos importantes a pesar de los recursos que reciben, argumentando después
que eso es facultad federal y entonces ¿en dónde quedan los recursos que se
destinaron a esos temas?”.

El centro de estudios indicó que el principal problema en el ejercicio de las
participaciones radica en “La discrecionalidad
con que se pueden ejercer”. Ésta, destacó, “termina en el beneficio de pocos y
el perjuicio de muchos, ya que en este contexto intervienen diversos intereses
políticos, grupales o personales”.

Según el CEESP, aunque existe una ley que determina el destino de las
aportaciones federales, ésta no ha sido capaz de garantizar la eficiencia en su asignación. Debido a
esto, el no contar con metas de desempeño puede ocasionar que los avances en la
asignación de recursos sean mínimos.