Actualidad

Alimentos transgénicos, un dilema

Algunos apoyan la producción de transgénicos y otros temen que grandes corporaciones aplasten a pequeños productores, este debate llegó a México.

07-04-2010, 5:49:35 PM

Mientras científicos advierten sobre la necesidad de aumentar la producción de alimentos en el mundo, se desata en México, “la cuna del maíz”, un polémico debate sobre las reales ventajas de los alimentos manipulados genéticamente.
 
La autorización de siembras de maíz transgénico en el país dio inicio a un intenso cuestionamiento respecto hasta qué punto resultará favorable para la población y la economía nacional la incorporación de productos de este tipo.
 
La idea comenzó a gestarse a partir de 1996 y desde ese entonces causó controversia. Hoy, con la respectiva venia por parte del gobierno a 35 solicitudes de siembras de este tipo, nos encontramos frente un escenario en donde ecologistas, economistas y agricultores tienen algo que decir.
 
Escenario actual
México es considerado una “cuna del maíz” al producir anualmente alrededor de 18.2 millones de toneladas en una superficie de 8.5 millones de hectáreas.

La palabra “maíz transgénico” comenzó a tomar forma cuando diversos científicos expusieron que este grano es resistente a plagas y brinda mayor productividad, entre otros beneficios.
 
Sin embargo, el país no es el primero en llevar al tapete cuestionamientos acerca de estos alimentos también conocidos como productos OMG (organismos modificados genéticamente) y por supuesto no será pionero en permitir estos cultivos.
 
En Estados Unidos, por ejemplo, se producen casi dos tercios de los cultivos transgénicos que se producen en el mundo, según datos de Greenpeace.
 
En Europa, en tanto, los estados miembros de la Unión Europa deciden si permiten que los transgénicos se cultiven en su territorio. Sólo nueve países europeos (entre ellos, Francia, Alemania e Irlanda) se han declarado “libres de transgénicos”.

Ventajas e Inconvenientes
Defensores y detractores mantienen férreas sus posturas respecto a los alimentos transgénicos.
 
Conozca los principales argumentos que sostienen activistas de ambas tendencias; razones que van desde una mejora sustancial en la economía  hasta la creación de grandes monopolios que, por el contrario, aplastarían a pequeños y medianos productores.
 
 
Ventajas

  • Mayor resistencia y  menor tiempo de maduración

La resistencia a plagas, como la que enfrenta actualmente México en sus productos cítricos, conocida como virus del Dragón Amarillo, podría ser cosa del pasado en los alimentos alterados genéticamente.
 
Esta inmunidad podría aplicarse también a malas hierbas, hongos e insecticidas, sin la necesidad de emplear productos químicos, lo que supone un ahorro económico y menor daño al medio ambiente
 
En tanto, tomates u otros productos que tardan mucho en madurar, retrasando las exportaciones o importaciones, podrían experimentar mejoras en su ciclo productivo.
 
Además, estos alimentos tendrían, gracias a la manipulación genética, mayor cantidad de vitaminas, minerales y proteínas siendo más beneficiosos para las personas.
 
 

  • Exitosa experiencia en muchos países

Científicos como el doctor Fabrice Salamanca, director general de AgroBio México, una asociación civil que representa a la industria relacionada con la biotecnología agrícola, señala que no existen razones para detener la producción de estos alimentos y pone como ejemplo países de América Latina, tales como Brasil, Colombia, Honduras y Cuba.
 
En 14 años de uso de la biotecnología no se ha producido ni un sólo impacto negativo en la salud humana, animal o en la biodiversidad, dice el experto.

  • Mayor conservación y menores costos

Estos alimentos se conservan por más tiempo que un alimento sin manipulación gracias a las modificaciones en su ADN, lo que incide en una disminución en costos de la agricultura.

Además, gracias a su genética alterada, pueden tolerar condiciones adversas del clima o del suelo.

Por ejemplo, en terrenos en donde hay contenido excesivo de sal o en tierras  poco fértiles podrán producirse cantidades suficientes de estos productos que aseguren el consumo de los habitantes.

Otro buen ejemplo es la experimentación de tomates con genes de salmón en la Unión Europea, lugar donde este producto ha resistido de mejor forma el frío y no se ha visto perjudicado como sí ocurre con tomates naturales.
 

  • Beneficios para la salud

Defensores de estos alimentos señalan que, a futuro, podrán introducirse en estos productos genes que combatan enfermedades humanas.
 
Una aproximación a las ventajas para la salud que tienen los transgénicos es la alteración que se da actualmente en las papas: una transgénica libera más aceite y grasa al freírse que una papa normal, lo significa disminuir los riesgos de ataques cardiovasculares.

Inconvenientes

  • Monopolio de la industria

Una de las razones económico-social expuesta por opositores tiene su fundamento en la creación de un monopolio en la industria de la agricultura.
 
Para ellos, el mercado desembocará en cuatro o cinco grandes proveedores que quitarán espacio al pequeño productor.
 
Como ejemplo, el caso de Monsanto y Dow Chemical, empresas norteamericanas que ya producen en zonas tan lejanas como Perú o Uruguay.
 

  • Peligro para la salud

Detractores de esta causa señalan que el consumo de estos alimentos puede provocar alergias o inmunidad a algunos medicamentos como los antibióticos.

Cabe recodar la aparición de nuevas alergias por introducción de nuevas proteínas en los alimentos de este tipo en Estados Unidos.

Ahí, el caso del Maíz Starlink, en  2000, dio a conocer el encuentro de trazas de un maíz transgénico no autorizado para consumo humano que provocó graves problemas de reacciones alérgicas en la población.

Por su parte, la Asociación Británica de Médicos ha recomendado prohibir el uso de ciertos genes marcadores que inciden directamente en la aparición de resistencia a antibióticos, como la amoxicilina.

Finalmente, un estudio hecho público por el gobierno austriaco revela que la fertilidad en ratones alimentados con maíz transgénico se vio seriamente dañada, con una descendencia menor a los ratones alimentados con maíz convencional.

  • Impacto en la flora y fauna

Adversarios a la industria transgénica dicen que el lugar en donde se realicen estos cultivos desaparecerán especies de flora y fauna.
 
Lo anterior lo fundamentan en el caso de Estados Unidos, donde existen cada vez menos cantidad de plantas y verduras suponiendo graves consecuencias para la nutrición humana y animal.
 
Los animales que se alimentan de forraje, los pájaros que comen semillas y los insectos del suelo estarán expuestos por primera vez a una variedad de drogas, vacunas, enzimas industriales, plásticos y  otras sustancias extrañas.

 
Debate ético

Finalmente, la discusión se centra en temas éticos y de valores. La manipulación de la esencia de la vida con el fin de obtener beneficios económicos es otro de los motivos que suelen argumentar con fuerza los detractores de este tipo de alimentos.

Comentarios