Actualidad

Piden un Acuerdo Internacional: COP16

Mario Molina, Premio Nobel de Química 1995, dijo que es urgente alcanzar un compromiso internacional para la reducción de gases contaminantes.

30-11-2010, 6:45:53 AM
30 de noviembre 2010

 

El Premio Nobel de Química 1995, Mario Molina, dijo que es indispensable y urgente que en la Cumbre de Cancún para Cambio Climático (COP16), se formalice y se fije el compromiso de iniciar un Acuerdo Internacional para Reducir Emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

El científico afirmó que en Cancún se tendrán que definir las acciones inmediatas a seguir para los próximos tres años.

Respecto a lo anterior declaró que “de la COP16 tenemos la esperanza de que se pueda definir ya, con mucho detalle, cuáles son los siguientes pasos para que en unos cuantos años (en tres años), tengamos ya reglas muy claras, y un acuerdo internacional muy bien definido para reducir emisiones de acuerdo con un plan específico”.

Reconoció que dicho acuerdo y consenso mundial para reducir las emisiones de estos gases no se logrará en la COP16, pero sí se puede marcar el principio para esta acción urgente, pues de no hacerlo se pone en grave peligro al planeta.

Dijo que si bien lo anterior no se logrará en Cancún, sí es posible empezar con un acuerdo con medidas de eficiencia energética, de protección a los bosques y un plan para empezar a controlar las emisiones de quema de combustibles fósiles.

Destacó que es preocupante que algunos países tengan problemas internos que debilitan decisiones de este tipo y compromisos, como Estados Unidos, pues el presidente Barack Obama no tendrá el apoyo en el Congreso para sacar una Ley de Cambio Climático.

Además, reconoció que la falta de información ha ocasionado un rezago en la difusión de los efectos del Cambio Climático en la sociedad, cuando éste debiera ser un tema prioritario.

“Si no cambiamos, no hay acuerdos para cambios significativos, es poco probable que la temperatura suba menos de cuatro grados, posiblemente suba cinco o seis y la preocupación es que hay un 25% de probabilidad que pueda subir hasta más de seis”, advirtió el científico.

Molina reiteró la necesidad de alcanzar un acuerdo que le ponga un precio directo e indirecto a las emisiones, pero será difícil que se logre aquí en Cancún, porque Estados Unidos y China todavía no están listos y requieren un par de años más.

Sostuvo que no se trata sólo de un factor científico y otro económico, sino que están dejando en última instancia los valores, y se debe tener la convicción y hacer el esfuerzo para que nuestra generación deje las bases para la solución.