Actualidad

Ley Asociaciones Público-Privadas potencia desarrollo: Kessel

La directora general de Banobras, Georgina Kessel Martínez, dijo que la aprobación de esta ley potenciará la generación de empleos y el crecimiento económico.

25-04-2011, 7:57:45 AM
25 de Abril de 2011

Un incremento en la inversión, desarrollo regional, crecimiento económico y
generación de empleos serán la consecuencia de la aprobación de la Ley de
Asociaciones Público-Privadas por parte del Legislativo, dijo Georgina Kessel
Martínez, directora general de Banobras.

“Entonces sería una situación ganar-ganar para nuestro país, si esta ley se
aprueba”, subrayó la funcionaria en declaraciones a la prensa.

Resaltó que la iniciativa de asociaciones público-privadas ya fue aprobada
por el Senado y se encuentra en revisión en la Cámara de Diputados
,
donde el gobierno federal trabaja con los legisladores para que se pueda
aprobar a la brevedad posible.

Kessel Martínez destacó que a nivel internacional, las asociaciones
público-privadas han permitido a muchos países tener un crecimiento muy
importante de la inversión en infraestructura de servicios públicos.

Este esquema, dijo la titular de Banobras, permiten mejorar los servicios
públicos para la población y potenciar los recursos públicos en materia de
inversión.

Además de que permiten cubrir necesidades que hoy en día no son cubiertas
por los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal), para poder
brindar a la población los servicios que requieren en materia de salud,
carreteras, tratamiento de agua, crecimiento y desarrollo sustentable, entre
otros.

Así, opinó, la aprobación de esta iniciativa permitiría potenciar los
niveles de inversión en México, potenciar el desarrollo regional, potenciar el
crecimiento económico y la generación de empleos, es una situación ganar-ganar,
reiteró.

Por su parte, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) se
pronunció por implementar alianzas público-privadas
, que permitan satisfacer
las carencias que en materia de infraestructura enfrenta aún el país.

Resaltó que la inversión en infraestructura rompe los cuellos de botella que
frenan el desarrollo y es un importante disparador de actividad económica, pero
sigue habiendo tareas pendientes en materia de infraestructura en el país.

Por ejemplo, dijo, los montos de inversión para satisfacer las carencias son
muy considerables e incluso algunas estimaciones hablan de que pueden
representar entre cuatro y seis por ciento del PIB durante los próximos 10 a 15
años.

“De ahí que surja la necesidad de implementar
alianzas público-privadas, que incentiven el financiamiento y maximicen los
beneficios que de las inversiones se deriven, tanto los sociales como los
económicos”, destacó.