Buscador
Ver revista digital
Estilo de Vida

7 hábitos básicos para aumentar tu productividad y mejorar tu vida

14-03-2022, 6:00:00 AM Por:
Productividad
© Depositphotos

¿Deseas ser más productivo en el día a día? Aquí algunas ideas para lograr tu cometido.

¿Quieres ser más productivo pero no encuentras cómo? Los buenos hábitos ayudan en tus procesos rutinarios para generar una mayor estabilidad y cumplimiento de las metas. Asimismo, puede resultar un desafío el equilibrar tu vida personal e incrementar tu productividad. Aquí te contamos algunos sencillos consejos para lograr aligerar la forma en la que percibimos el trabajo. Son cambios sencillos que pueden ayudarte más de lo que crees.

1. Duerme bien

Un buen descanso siempre ayudará. Si estás cansado durante tu jornada, serás menos productivo. Asimismo, desvelarte puede ser malo para tu salud. Si bien la cantidad de sueño que necesitas depende de varios factores, especialmente de tu edad, las necesidades de sueño varían de forma representativa entre individuos.

De acuerdo con Mayo Clinic, estas son las horas que deben dormir según los grupos:

  • Bebés de 4 a 12 meses deben dormir de 12 a 16 horas por cada 24 horas, incluidas las siestas
  • De 1 a 2 años deben dormir de 11 a 14 horas por cada 24 horas, incluidas las siestas
  • De 3 a 5 años tienen que dormir entre 10 y 13 horas por día, eso incluye las siestas
  • De 6 a 12 años deben dormir entre 9 y 12 horas por día
  • De 13 a 18 años es bueno dormir de 8 a 10 horas cada 24 horas
  • Adultos tienen que dormir al menos 7 horas por noche, incluso más

De acuerdo con Margarita Vázquez, psicóloga programadora a nivel subconsciente, levantarse temprano puede ayudarte a ser más productivo, porque al hacerlo te da un margen de tiempo para alistar tu ropa, meditar, desayunar, arreglarte, adelantar pendientes, leer un libro, escuchar un audio, hacer ejercicio, entre otras cuestiones. Esto hace que el estrés y tensión corporal bajen un poco, por ende, el cerebro tiende a oxigenar y reaccionar de mejor forma.

2. Planea tu día

Puedes llevar una agenda, donde priorices tus pendientes en orden de importancia. Es decir, que si tienes que entregar una tarea para el día siguiente, lo ideal es realizarla cuanto antes en vez de enfocar tu atención en una labor que aún tienes dos semanas para hacer.

La mejor manera de incrementar la productividad es planear cada jornada. Esto solamente te tomará unos cuantos minutos en el día o en la semana, pero será de apoyo para aprovechar cada segundo. Asimismo, podrás terminar antes tus tareas y deberes.

De igual forma, planificar tu jornada te ayudará en la jerarquización de prioridades, esencial para mejorar la productividad. Así que descarta todo lo que no sea necesario y clasifica cada una de tus actividades, recuerda la importancia de saber utilizar tu tiempo de forma inteligente.

3. Evita distracciones

La especialista instó a evitar distraerse o perder la concentración. No es necesario saturarse de tareas y labores para poder ser productivo, sino dividir de forma inteligente tu tiempo.

Tener distractores disminuye la productividad, la calidad de trabajo y hasta la salud. No es lo mismo trabajar en una oficina que trabajar en casa, son diferentes rutinas, ya que al estar en un centro laboral, las personas tienden a convivir con los demás, en cambio, cuando hacen su trabajo desde sus hogares, pueden hallar ciertas distracciones que no les permitan concentrarse, lo cuál podría resultarles estresante”

explicó en entrevista Margarita Vázquez, psicóloga programadora a nivel subconsciente.

Por otro lado, las redes sociales pueden ser bastante útiles en el trabajo, para conectar con más personas, comunicarse, ver contenidos interesantes, tendencias del campo en el que laboras, entre otras cuestiones. No obstante, cuida mucho el tiempo que inviertes en las mismas, porque en exceso pueden afectar tu productividad y concentración, contó la experta.

El uso de redes sociales debe depender de una autorregulación. Puedes establecer horarios para revisarlas y ponerte una hora límite, para que puedas invertir ese tiempo en otras actividades que te acerquen a tus metas.

4. Buena alimentación y ejercicio

El ejercicio nos activa y ayuda a que aprovechemos mejor nuestro día, aparte fomenta la liberación del estrés y el descanso efectivo. Además, llevar una alimentación saludable será bueno para tu cuerpo. Evita comer comida “chatarra”, esos antojos puedes cambiarlos por algo sano, como frutas y verduras, así puedes botanear cuidando tu salud.

Es preciso mantenerte en forma para incrementar la productividad laboral. Si a una buena alimentación le añades hacer deporte diario, tu cuerpo estará preparado para enfrentar el trabajo cotidiano con un excelente rendimiento.

Ambas prácticas son esenciales para tu salud física.

5. El descanso es parte del trabajo

Estar todo el día pegado a una computadora no es lo mejor para tu salud, tu espalda ni para tu concentración. Es aconsejable hacer pequeños bloques de descanso para tomar fuerza y realizar la tarea que sigue. Para mejorar la productividad no es necesario trabajar más, sino de mejor manera. Por eso es bueno repartir tus tareas y organizar pequeñas pausas para descansar y poder hacer lo que sigue en tu lista de pendientes.

El cuerpo pide descanso de forma natural. Trabajar de lunes a viernes está extraordinario. Por ejemplo, el sábado podrían ser 3 o 4 horas, pero no excedernos de ese tiempo. También depende del tipo de trabajo. Habrá gente que para ganar más dinero quiera trabajar tiempo extra, pero recibir al menos un día para descansar completamente”

dijo la experta.

La especialista indicó que es bueno descansar, por salud y para evitar las tensiones, es fundamental desconectarnos en los fines de semana o días de descanso para agarrar mayor energía, además de liberar estrés.

6. La motivación importa, y mucho

La especialista indicó que la motivación juega un rol fundamental en la productividad de una persona. Por ejemplo, en el caso de los trabajadores, ellos valoran mucho cuando existen incentivos que les permiten ser reconocidos por su labor.

Hay empresas que suelen dar algún bono de puntualidad, trabajos a tiempo y bien elaborados, cumplimiento con los objetivos, entre otros. Por ejemplo, yo capacité a personas que laboraban en una empresa de muebles para oficina y el dueño al año les hacía despensas a los trabajadores, hacía un sorteo de electrodomésticos, no a todos, pero en una rifa. Cada dos o tres meses, cuando trabajaban horas extras, les invitaba una cena o desayuno, y eran 24 empleados en fabricación, más los que se empleaban en oficinas. Yo siento que eso es un reconocimiento muy valioso”

contó Vázquez.

La pandemia cambió la forma de trabajar, dijo la experta, por lo que se vive más estrés en el día a día, no es igual la interacción en una oficina que en tu casa, y la comunicación es relevante, puesto que resuelve muchos problemas.

En ese sentido, instó a pensar estrategias que fomenten la motivación para que los empleados y empleadores se encuentren satisfechos y exista una relación ganar – ganar.

Por otro lado, está la automotivación, misma que se debe trabajar de forma cotidiana. Por ejemplo: Salir de paseo, ponerte retos personales y profesionales, aprender otro idioma, comprarte algo que quieras. Porque cuando trabajas por metas u objetivos, tienes una razón para seguir adelante y estar bien contigo mismo.

7. Actualízate y toma cursos

En la educación nunca debemos escatimar. Cuando nos preparamos y nos volvemos más competitivos, tenemos mayores posibilidades de crecer y saber resolver los problemas que se nos presenten de forma efectiva. Nunca es tarde para aprender. Por eso, a pesar de contar con alguna carrera o profesión, es bueno mantenerte actualizado, ya que te da certeza en tu desarrollo tanto personal como profesional.

Busca el gusto por aprender, el adquirir conocimientos nunca será una mala inversión en tu tiempo. Siempre existe algo nuevo que podemos aplicar en nuestras vidas y eso ayudará a crear una mayor productividad que cambie tu existencia y la de los demás de forma positiva.

LO ÚLTIMO:

autor Apasionada por los viajes, la fotografía y la gastronomía. Colaboradora en proyectos de voluntariado.

Comentarios