Buscador
Ver revista digital
Educación

20 principios para contrarrestar la violencia y fomentar el respeto en los hijos

24-01-2024, 6:00:00 AM Por:
© Depositphotos

La escritora y educadora social Tania García comparte en entrevista los principios de su Educación Real para fomentar el respeto en los hijos.

La educadora social y autora de la filosofía de Educación Real®, Tania García, presentó su más reciente libro, “¿De qué está hecho el amor?”, una fábula que invita a los lectores a reflexionar sobre el verdadero significado de esta palabra.

A través de la historia de una hija dragona que le pregunta a su madre ¿qué es el amor?, la autora del libro explora las diferentes formas en que se manifiesta el amor, tanto en las relaciones personales como en la sociedad en general.

En esta obra, Tania García, con más de dos décadas de experiencia en el ámbito educativo, lleva a los lectores a una profunda reflexión sobre el amor, trascendiendo las barreras generacionales. Su enfoque va más allá de un relato dirigido a niños, explorando las complejidades del término y su impacto en la vida de cada individuo. Con la filosofía de Educación Real como trasfondo, García ofrece una perspectiva única que invita a cuestionar y entender la esencia misma del amor, convirtiendo su libro en una lectura enriquecedora para todas las edades.

En este sentido, el cuento muestra a los niños diversas enseñanzas sobre valores fundamentales como el amor incondicional, el respeto propio y hacia los demás, la autoestima, la apreciación de la diversidad, la importancia de la amistad, el entendimiento de las emociones, el manejo de las adversidades, el proceso de duelo, la capacidad de resiliencia y la exploración de la ciencia.

En entrevista con Alto Nivel, Tania García indicó que todas las emociones te mandan un mensaje. Así que lo ideal no es controlarlas, sino ponerlas en perspectiva y saber canalizarlas. Es preciso comprender la naturaleza de las emociones. 

Las emociones son naturales, todas te indican algo, porque te ayudan a sobrevivir”,

destacó en entrevista la experta.
“La emociones se experimentan, se viven y se ponen en perspectiva”, destaca Tania García, educadora social
Especial

Las emociones te sirven para reflexionar y hacer una retrospección sobre donde estás parado en la vida. Te ayuda a tomar la fuerza suficiente para hacer los cambios necesarios que te lleven a donde quieras llegar. 

Tania García ha desempeñado un papel crucial en el ámbito educativo y la investigación social en España. Su conexión con la educación comenzó a los 14 años después de vivir maltrato, inspirándola a cambiar el paradigma educativo. Esta experiencia la llevó a escribir nueve libros, incluyendo bestsellers como “Educar sin perder los nervios” y “¿Qué necesito cuando me enfado?”, ofreciendo valiosas pautas para mejorar relaciones dirigidas a familias y profesionales.

Bullying y Mobbing: Reflexiones sobre la Educación Real y el respeto

El bullying y el mobbing son fenómenos que generan gran preocupación en la sociedad actual, debido a sus impactos perjudiciales en la salud mental y bienestar de las personas. Y es que son formas de hostigamiento, ya sea en entornos escolares o laborales, representan manifestaciones de violencia que van más allá de simples conflictos interpersonales.

Tania García considera que estos dos temas son bastante angustiantes, porque pueden afectar el día a día de las personas. Ella considera que la base de cada relación es el respeto.

No por tratar mal a alguien, significa que esta persona va a ser más eficiente”,

argumentó la especialista. 

La Educación Real, según la autora, es la educación basada en el respeto, la ética, la empatía, el acompañamiento emocional, la amabilidad, la evidencia científica, el amor, la lógica y libre de cualquier tipo de discriminación y exclusión.

Tenemos que reeducarnos todos. Especialmente las personas que trabajan con otras”,

dice la escritora.

Es esencial comprender la gravedad de estas problemáticas y trabajar hacia un entorno más seguro y respetuoso para todos, donde la gente se sienta cómoda y a gusto.

¿Cuáles son los 20 principios de la Educación Real®?

De acuerdo con información de Edurespeta, una escuela internacional dirigida a familias y profesionales que quieren educar con respeto, existen 20 elementos que componen el concepto de Educación Real. Son los siguientes: 

  1. Respeto: Las personas a las que acompañamos, sean niños, niñas, adolescentes o adultos, deben ser respetadas por sus necesidades reales cerebrales y, por ende, psicosocioemocionales. Esto implica entender que todos somos seres únicos con nuestras propias fortalezas y debilidades, y que tenemos derecho a ser tratados con dignidad y consideración.
  2. Empatía: La empatía es la capacidad de entender y compartir los sentimientos de los demás. Para acompañar emocionalmente a las personas a las que educamos, es importante ser empáticos con ellas, escucharlas sin juzgarlas y comprender sus emociones.
  3. Acompañamiento Emocional: Se trata del proceso para ayudar a las personas a identificar, comprender y expresar sus emociones de una manera saludable. Es fundamental porque ayuda a las personas a desarrollar su inteligencia emocional y a construir relaciones sanas.
  4. Lógica: La lógica y el sentido común fomentan una educación respetuosa, solamente tienes que escuchar, de verdad, consciente y profundamente, tanto a tu corazón como a tu mente y a tus emociones, poniendo el foco en todo lo que puedes ayudar si tienes un buen trato y todo lo que puedes impactar negativamente a esa persona si no lo tienes.
  5. Guía: No tenemos poder sobre las personas a las que acompañamos, no somos su autoridad, sino que nuestra función es ayudarles a que se desarrollen óptimamente, mental y físicamente. Es preciso ejercer como guías respetuosos y empáticos que los orienten.
  6. Amor incondicional y aceptación: Las personas que apoyamos deben tener la certeza de ser aceptadas por quienes son, independientemente de cumplir o no con las expectativas profesionales. No deben sentirse valoradas solo por el éxito o el logro de metas, sino en todo momento.
  7. Ejemplo: Para ganarte el respeto de quienes acompañas, es fundamental que les demuestres respeto. Evita gritar para evitar que lo hagan, escucha para ser escuchado y comprende para que te comprendan. La coherencia entre nuestras palabras y acciones es clave para que internalicen valores y actitudes, ya que somos su ejemplo y debemos ser responsables de nuestras acciones y palabras.
  8. Deja fuera tu ego: El ego en los adultos se origina en la educación basada en el control, la falta de atención emocional, juicios, castigos y gritos, así como en la insatisfacción de nuestras necesidades. Olvida tu ego adulto y enfócate en construir un vínculo fuerte y saludable.
  9. Sin etiquetas ni estigmas: Comprende que las personas a las que acompañas, sean niños, niñas, adolescentes o adultos, son seres emocionales. No te dediques a señalarlos, considera que, como todos, tienen días mejores y peores, pero no por eso deben ser sentenciados, tratados mal y criticados. Deja el juicio a un lado y apóyalos a conocer sus emociones y a sentirse mejor.
  10. Su opinión importa: Pregunta y escucha a las personas a las que acompañas, no impongas tus decisiones. Comprende y dialoga de forma saludable. Su opinión es tan válida como la tuya.
  11. Cuida su autoestima: Cada palabra que dices o pequeño gesto a la hora de tratar a las personas que te rodean, por insignificante que parezca, cuenta e impacta en su autoestima, en cómo se siente y también en cómo se relaciona con su entorno personal y social. Una buena autoestima es clave para desarrollarnos de manera óptima a todos los niveles.
  12. Sin miedo: Educar no es amaestrar. No podemos prometer a las personas algo a cambio de que incumplan o cumplan un patrón, de que alcancen o no nuestras expectativas. Educar bajo el miedo o el temor para conseguir nuestros propósitos (mediante amenazas, gritos, chantajes, autoridad, exigencias, manipulaciones, atemorizarlas, ignorarlas…) únicamente hace que integren el terror como una herramienta educativa y comunicativa, alejándolos de la visión real del miedo que es, precisamente, una emoción que nos ayuda a sobrevivir cuando es necesario, pero no como algo que hay que vivir diariamente y en cada situación.
  13. Sin discriminación: Las personas a las que acompañas no son seres inferiores, son personas. Como profesional tienes la responsabilidad de guiarles, pero no tienes el derecho de limitarlos.
  14. Escuchando la evidencia científica: No hay ni un solo estudio o investigación que demuestre que los castigos, los gritos, las amenazas, las consecuencias impuestas, las exigencias, las manipulaciones, la autoridad, etc., son beneficiosos para la salud mental para las personas ni que los presente como una herramienta educativa no dañina; en cambio, existen miles de investigaciones en todo el mundo que evidencian lo contrario. Si atendemos a la ciencia para otras cuestiones, ¿por qué no lo hacemos en algo tan importante para el ser humano como es la salud psicológica óptima?
  15. Respetando sus cuerpos: Es muy importante que el respeto hacia su cuerpo sea una premisa para ti. Esto implica no obligarlos a nada que no quieran.
  16. Adaptándote a sus ritmos: Uno de los problemas más grandes que tenemos al educar es que queremos que las personas a las que acompañamos sigan nuestros ritmos. Lo importante es, en la medida de lo posible, adaptarnos a sus ritmos y necesidades, ser flexibles.
  17. Siendo ética/o: Entendiendo la ética como la capacidad para realizar la práctica con unos valores y principios meditados previamente, con acciones que invitan a la libertad, tejiendo vínculos basados en respetar la dignidad de las personas, teniendo absoluto respeto por su intimidad, promoviendo la hospitalidad y la confianza.
  18. Cuidando de ti mismo: Para poder cuidar óptimamente a las personas a las que acompañas, debes cuidar también de ti. Enfócate en cuidarte y quererte, en vivir con alegría y con buena autoestima.
  19. Comprometiéndote: Querer educar mediante la Educación Real® supone un gran compromiso, un compromiso consciente en el que queramos, de verdad, llevar a cabo nuestra práctica de otra forma y en el que nos esforcemos en ello cada día.
  20. Libre de adultocentrismo y, por ende, de violencia estructural: Una Educación Real significa inherentemente la igualdad y la no discriminación de derechos de niños, niñas y adolescentes en cualquier circunstancia y ámbito social.

MÁS NOTICIAS:

autor Apasionada por los viajes, la fotografía y la gastronomía. Colaboradora en proyectos de voluntariado.

Comentarios