Blogs + OpiniónNegocios

Lo que deben saber las empresas antes de hacer negocios en México

Existen mecanismos para impulsar las inversiones en México, y que pueden ser muy útiles para prevenirse de vicios tan arraigados como la corrupción. Te explicamos.

21-04-2017, 6:40:45 AM
inversiones en mexico

Las distintas y numerosas reformas, leyes y tratados impulsados durante los últimos años han transformado a México con la finalidad evidente de convertirlo en uno de los mercados más atractivos para inversiones. Sin embargo, en este mismo tenor escuchamos frecuentemente la palabra “corrupción” como elemento que deteriora la imagen del país. Es en ese contexto en el que surgen muchas preguntas, especialmente para quienes consideran invertir en el país.

La buena noticia es que México ha avanzado considerablemente en la lucha contra el soborno y corrupción en los últimos meses. Fue a mediados de 2016 en que se logró impulsar y aprobar reformas a 14 artículos constitucionales, elaborando dos nuevas leyes generales, y revisando cinco leyes existentes (en su conjunto conocido como el Sistema Nacional Anticorrupción – el “SNA”). Así las cosas, el nuevo panorama legal puede resultar confuso para quienes no lo conocen a fondo, especialmente si están considerando hacer negocios en nuestro país.

En este sentido, y en respuesta a la pregunta: ¿qué debo saber antes de invertir o hacer negocios en México?, a continuación les compartimos algunos puntos importantes.

En julio de 2016 se aprobaron siete paquetes de legislación secundaria, entre ellos:

  • La Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción: la cual establece las bases de coordinación del Sistema Nacional Anticorrupción a nivel federal y local.
  • La Ley General de Responsabilidades Administrativas, conocida como la “ley 3 de 3”: establece la obligación de servidores públicos de presentar declaraciones patrimoniales, fiscales y de conflicto de intereses, para asegurar que no existan razones de por medio para dudar del comportamiento previo de funcionarios y que sus actividades posteriores puedan ser más fácilmente auditables y entendibles. La idea es fijar bases concretas para prevenir corrupción por parte de servidores públicos.

Cabe destacar que todas estas reglas y el sistema como tal entrará en vigencia el 19 de julio de 2017.

Las empresas en el país pueden protegerse contra actos de soborno y corrupción a través de “políticas de integridad”, es decir, reglas de cumplimiento y anticorrupción que ataquen las causas que en cada negocio puedan ser el origen del problema. Dichas políticas deben incluir un manual claro y completo de actividades y conductas a erradicar, incluyendo las responsabilidades de cada área de la empresa, y especificando la línea de mando y deberes en cada caso. Asimismo, se deben incluir los sistemas de reporte y denuncia interna para fomentar un clima de vigilancia y seguimiento estricto.

Por otro lado, las empresas que reporten los delitos en los que hayan incurrido y cooperen activamente con las investigaciones gubernamentales, podrían recibir un crédito de cooperación con el cual reducirían el porcentaje de su sanción. Se debe fomentar la autocorrección y ayuda para destapar casos serios de irregularidades.

Las empresas que planeen hacer negocios en México deben considerar que en el entorno global actual, casos que se manejen por una autoridad pueden dar lugar a investigaciones por gobiernos extranjeros (cooperación interinstitucional). Como resultado de lo anterior, las corporaciones globales se enfrentan a una mayor supervisión por parte de las autoridades mexicanas y foráneas. Asimismo, también están expuestas a sanciones por autoridades extranjeras como, entre otras, el Departamento de Justicia (EUA), la Comisión de Valores y Bolsa (EUA), y la Oficina de Fraudes Serios (Reino Unido), por actos cometidos en México pero que tengan efectos o conexión con dichas jurisdicciones.

¿Qué debemos saber los demás?

Como mexicanos, frecuentemente escuchamos y leemos sobre casos de corrupción; incluso diría que estos eventos son hoy tan comunes, que los incidentes de soborno, cohecho e irregularidades, tristemente ya no nos sorprenden como antes. No obstante, es nuestra labor como mexicanos impulsar un alto estándar de cumplimiento en nuestras empresas y negocios, reportar actos de corrupción inmediatamente, y cooperar con las investigaciones gubernamentales necesarias.

Definitivamente, hemos progresado mucho en la lucha contra la corrupción durante el último año, y el SNA sin duda nos ayudará a vigilar más de cerca a los negocios, inversiones y proyectos en el país, previniendo y mitigando este factor que, en muchas ocasiones, ha desincentivado la participación de empresas extranjeras en México.

Al final, en la lucha contra la corrupción debemos participar todos sin excepción. La prevención, la no tolerancia, y el combate frontal son elementos del nuevo SNA al que todos estamos sujetos y en el que, como mexicanos, debemos apoyar por igual. Los beneficios de esta labor y combate frontal serán sin duda también para todos y nos lo agradecerán nuestros hijos a quienes podamos legar una nación en mucho mayor orden y transparencia que lo que hoy se vive todos los días.

Relacionadas

Comentarios