Estilo de VidaHistorias

Las esculturas en la naturaleza de Storm King Art Center

Conoce este museo al aire libre ubicado muy cerca de Nueva York y que alberga una gran colección de enormes esculturas; una actividad diferente para que disfrutes de la naturaleza.

13-05-2010, 5:00:00 PM
Las esculturas en la naturaleza de Storm King Art Center
Estilo Hoy

Por Annuska Angulo

Si quieres escaparte un día de la bulliciosa Manhatan, renta un coche y lánzate a conocer el Storm King Art Center, un lugar en medio de montañas y campos donde los más grandes escultores del siglo pasado y el presente han dejado sus monumentales huellas. Alexander Calder, Henry Moore, Isamu Noguchi, Richard Serra, Andy Goldsworthy, David Smith y Mark di Suvero son sólo algunos de los artistas cuyos trabajos forman parte de la colección permanente del centro, con una identidad a medio camino entre parque y museo. La mayor parte de la colección está ubicada en las más de 200 hectáreas de terreno, entre campos y bosques de robles, abedules, arces y hayas. Una casa de 1935 diseñada como palacio normando, alberga las oficinas, una librería y galerías. Sólo hay una cafetería que funciona los fines de semana pero otra opción para comer es hacer un pic nic o ir a un pueblo cercano.

Storm King es el nombre de una de las montañas de este lugar que empezó a funcionar como museo abierto al público en el momento en que la escultura de paisaje cobraba importancia en el mundo del arte.

El parque fue fundado por Ralph E. Ogden y su yerno, Meter Stern, industriales estadounidenses con pasión por la escultura abstracta de la posguerra y bolsillos amplios para financiar su afición. Con un gran ojo para discernir y sin intermediarios académicos, reunieron en su terreno una de las colecciones que según expertos y críticos de arte, no tiene par en el mundo. La forman más de 125 esculturas, algunas creadas específicamente para el parque, como el muro serpenteante de Andy Goldsworthy, titulado Stomr King Wall. Otras fueron ubicadas aquí porque no había espacio para ellas en ningún museo del mundo.

Arte en la naturaleza
David R. Coinés, artista y director de Storm King desde 1974, se refiere al lugar como “un cruce entre galería y parque, donde hasta las personas menos habituadas a ver arte pueden experimentar una gran emoción estética”. El sobrenombre de “rey de los parques de esculturas” se lo puso el director de la Nacional Gallery of Art de Washington, Carter Brown, y es sorprendente que este sitio no sea más conocido en la vecina cuidad de Nueva York, aunque por otro lado Storm King siempre se ha caracterizado por su falta de pretensión.                      

El paisaje parece natural aún cuando ha sido manipulado a través de los años. El arquitecto y paisajista William Rutherford diseñó campos de trigo y de alfalfa, colinas boscosas y caminos para facilitar la experiencia escultórica y así crear un espacio que luciera silvestre.

La colección se concentra sobre todo en escultura europea y norteamericana abstracta y de paisaje, de enormes dimensiones, pero también hay obras de tamaños más convencionales, aunque no por ello menos impresionantes.

Un pequeño tranvía sale cada media hora para recorrer el parque; también se puede ir caminando, para dejarse llevar a la deriva por este paisaje donde la imaginación humana y la naturaleza se mezclan de manera inusual.

Relacionadas

Comentarios