'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Fotomultas: fáciles para captarte, pero difíciles para pagar

Miles conductores de la Ciudad de México han sido sorprendidos con infracciones que llegan a sus domicilios con hasta tres meses de retraso o que descubren al acudir a un verificentro.

11-07-2016, 4:46:17 PM
Fotomultas: fáciles para captarte, pero difíciles para pagar
Héctor Molina

Cuando Claudia llevó su auto a la verificación se enteró de que debía más de 4 mil 200 pesos en infracciones. Las sanciones correspondían a fotomultas levantadas tres meses antes y que nunca  le llegaron a su domicilio.

Ante esto, Claudia optó por acudir a un módulo de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, con tal de obtener un descuento sobre las infracciones.

“Se supone que las multas se impusieron en diferentes días de marzo, no sé porqué fueron, pero no me quedó de otra, o las pagaba o se me iba a acumular otra multa por no llevar el coche a verificar”, comentó. 

El descuento añorado

E febrero, el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, anunció que los infractores tendrían de un 50 a un 80% de descuento en las fotomultas que llegaran a sus domicilios.  

Sin embargo, la entrega no ha sido tan rápida como la captación de las sanciones. 

Estas infracciones no sólo se imponen por exceder los límites de velocidad.

Según la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México los motivos más comunes de las fotomultas han sido el ignorar la luz roja del semáforo y la invasión de pasos peatonales y carriles confinados para ciclistas.

Durante los primeros dos meses del programa, el gobierno capitalino reportó que más de 450 mil conductores cometieron alguna violación al Reglamento de Tránsito detectada con equipo fotográfico. 

Diariamente, cientos de estos automovilistas acuden a la sede central  de la Secretaría de Seguridad Pública, pues las infracciones nunca aparecieron en su domicilio o llegaron hasta con tres meses de retraso, con una línea de captura vencida con la que ya no se podía acceder a ningún descuento.

Este es el caso de Manuel Moreno, quien fue sancionado con el  pago de 20 días de unidad de cuenta, equivalentes a mil 433 pesos con 80 centavos.

Sin embargo, la violación a los límites de velocidad se captó en marzo y la boleta fue entregada en su  domicilio tres meses más tarde, a finales de junio.

Originalmente, el formato incluía un descuento mediante el que sólo pagaría 287 pesos, pero al acudir a un banco le dijeron que su línea de captura estaba vencida.

“La multa me llegó justo en el mes en el que tenía que pasar la verificación, o la pagaba rápido o me iban a poner otra multa por no pasar la verificación”, relata.

Este caso se ha presentado para al menos el 10% de las fotomultas que se han captado en la Ciudad de México.

Los motivos 

El subsecretario de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública, Fernando Martínez Badillo, señala que la meta para entregar una fotomulta en el domicilio del infractor es de 20 días después de que es captada, se valida, imprime y es enviada por correo.

Pese a esto, existen diferentes motivos por los que las infracciones llegan con varios meses de retrasos o nunca llegan a su destino.

Para Fernández Badillo, uno de los principales problemas es la falta de actualización del padrón vehicular

“Nosotros enviamos las boletas con base en los registros que existen en la Secretaría de Movilidad, con esto nos damos cuenta que muchas personas que adquieren un vehículo nunca lo ponen a su nombre”, señala.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México todas las fotomultas son envidas dos veces, pero en muchos casos no se encuentran a personas que las reciban o las direcciones registradas tienen errores o simplemente no existen. 

Las alternativas

Para obtener el descuento que deja de ser válido por los  retrasos en la entrega de las fotomultas es necesario obtener una nueva línea de captura que se expide en tres módulos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina.

Uno de ellos se encuentra en la sede central de la dependencia, ubicada a un costado de la Glorieta de Insurgentes, uno más se ubica en la calle de Chimalpopoca esquina con San Antonio Abad en la colonia Tránsito y un tercero situado en la avenida Fray Servando Teresa de Mier número 142 en la colonia Centro.

Estas oficinas operan de lunes a viernes de 08:00 de la mañana a 19:00 horas y los sábados de las 08:00 a las 15:00 horas.

En dichos módulos el personal entrega una nueva línea de captura con una vigencia de 10 días a cambio de la  boleta de infracción que llega a los domicilios.

En los casos en los que la multa no llega,  es necesario acudir a estos módulos con el número de placas del vehículo, una copia de su tarjeta de circulación y de un comprobante de domicilio.

 

Relacionadas

Comentarios