ActualidadHistorias

Empleados deprimidos causan pérdidas millonarias en México

9.5 millones de empleados en el país provocan pérdidas por ausencias laborales y baja productividad, con pérdidas de 14 mil millones de dólares al año. ¿Sabes cómo identificar si tu trabajo te deprime?

27-09-2016, 9:12:39 AM
Empleados deprimidos causan pérdidas millonarias en México
Darinka Rodríguez

En diciembre del año pasado, José Luis Reyes tuvo que acudir de emergencia al hospital por una taquicardia provocada por el estrés laboral. Y aunque después de ese episodio quiso renunciar, pasó todavía cinco meses más en su puesto de trabajo. 

“Todo empezó con el desorden de sueño, me trataron en neurología porque en un inicio pensaron que las migrañas y falta de sueño eran por estrés y después determinaron que era depresión clínica”, relata. 

Como él, 9.5 millones de mexicanos padecen al año depresión laboral, lo que de acuerdo con un estudio de la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres (LSE por sus siglas en inglés) produce pérdidas millonarias para el país.

Tan sólo en un año, México pierde 14 mil millones de dólares por los costos asociados a la ausencia laboral por discapacidades y baja productividad.  De acuerdo con el análisis, empleados insatisfechos y deprimidos con sus actividades representan pérdidas del 0.28 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) anual de México.

Los empleados que acuden a trabajar sin sentirse en óptimas condiciones generan pérdidas a 11.3 mil millones de dólares (sin contar a los que faltan al trabajo por este tema), seis veces las ganancias anuales de América Móvil, empresa propiedad del millonario Carlos Slim.

Qué es la depresión laboral

Ivonne Vargas, experta en recursos humanos y vocera del portal Bumeran, indica que cualquier actividad laboral presenta periodos de estrés, pero puede provocar depresión cuando se sale de control y presenta síntomas específicos.

“Ausentismo frecuente por falta del colaborador, nivel de productividad y desempeño bajo, desinterés por la actividad profesional y en general los colaboradores no encuentran sentido al proyecto profesional o un vínculo a trabajo”, explica en entrevista.

De acuerdo con el análisis de la LSE, también hay problemas de concentración en el trabajo, tomar decisiones o recordar eventos importarntes. En particular, los trabajadores mexicanos “son propensos a seguir trabajando durante un episodio de depresión, lo que afecta su productividad y rendimiento en el trabajo”, indica el documento.

De acuerdo con Vargas, esta circunstancia ha crecido 50 por ciento en tan sólo dos años, y se debe a que muchas empresas no están al pendiente de la salud mental de sus colaboradores.

“A veces la propia organización no está consciente que la depresión es una causa de incapacidad y cuando se presenta de manera sostenida, esa depresión causa pérdidas económicas, no se cumplen objetivos con los clientes a nivel externo y hay un impacto a nivel del ambiente interno: una persona que no está a gusto puede contagiar a los demás  y trasciende a nivel emocional”, destaca. 

Cómo hacer frente a la depresión en el trabajo

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es la primera causa de discapacidad en el mundo, y a nivel mundial es la causante de pérdidas por 246 mil millones de dólares y el problema podría agudizarse si las organizaciones no toman medidas para revertirlo.

“La depresión es un problema que merece la atención del mundo, sin tener en cuenta el desarrollo económico de un país, los ingresos o la cultura nacional”, menciona Sara Evans-Lacko, de la LSE.

Sin embargo, existen algunas medidas que pueden contrarrestar los efectos del estrés laboral y una consecuente depresión tanto para empleados como líderes, según indica Vargas:

1. Aumentar la comunicación en el área de trabajo

Hay que busca una retroalimentación con el empleado que falta mucho, que no llega a tiempo o se sale “corriendo” de la oficina; es importante hacer una pausa y tratar de conocer lo que vive. “Si es un problema personal o relacionado a la oficina hay que estar atento de la salud del colaborador”, indica la experta.

2. Conocer y mejorar el ambiente laboral

Generar espacios de esparcimiento y cuidar que las cargas de trabajo sean equilibradas entre todos los colaboradores pueden hacer una gran diferencia.  “La buena salud no se construye solo comiendo bien, sino que también se construye dentro de las empresas, tener un área de cafetería que parece muy pequeño, pero puede generar grandes cambios”.

3. Buscar nuevas oportunidades

Un empleado que no es feliz en su empresa no sólo no trabaja bien, sino que pone en riesgo su salud y su vida. Buscar nuevas oportunidades de desarrollo en el corto o mediano plazo puede hacer la diferencia entre un infarto asociado por problemas laborales y una vida laboral estable. 

Relacionadas

Comentarios