HistoriasProtagonistas

El chef que atendió a los Obama y no le tiene miedo a Trump

Enrique Olvera es chef mexicano y tiene uno de los mejores 50 restaurantes de todo el mundo. Su restaurante en Nueva York, Cosme, recibió a Barack y Michelle Obama en días recientes. Aquí nos cuenta parte de su historia y por qué piensa que si gana Trump, no pasará nada.

21-09-2016, 6:05:51 PM
El chef que atendió a los Obama y no le tiene miedo a Trump
Xóchitl Austria

Considerado uno de los mejores chefs de todo el mundo, el mexicano Enrique Olvera se volvió aún más famoso en estos días, cuando uno de sus restaurantes en Nueva York fue visitado por Barack y Michelle Obama.

Esta visita fue más significativa porque ocurrió tras un atentado en Nueva York y en medio de las declaraciones estridentes de Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, contra los migrantes latinos.

Enrique Olvera ve como un valioso gesto para los latinos la visita de la pareja presidencial a Cosme, su restaurante en Nueva York, y asegura que nada cambiará en su vida si llega a ganar el candidato republicano.

Para el chef mexicano, nunca sabes quien usará tus productos o disfrutará de tus servicio en el futuro, por eso, siempre debes dar lo mejor de ti, porque quizá algún día alguien con mucho poder toque a tu puerta. Así le sucedió a él cuando los Obama decidieron cenar en Cosme.

Enrique Olvera estudió en el Culinary Institute of America en Nueva York en 1996 y siempre tuvo la intención de volver y abrir un restaurante. En 2014 abrió Cosme en East 21st Street, en Manhattan, y nunca se imaginó que un día atendería al presidente de los Estados Unidos.

El lunes pasado, Michelle y Barack Obama decidieron cenar, junto con todo su equipo de trabajo, en el restaurante mexicano. Solicitaron un salón privado. Ordenaron tostadas de atún y camarones azules a la veracruzana, además de tlayudas, enmoladas y langosta. Para cerrar, pidieron carnitas de pato y costillas con cebollín y aguacate.

Olvera, quien se encontraba en México cuando el presidente de Estados Unidos visitó Cosme, asegura en entrevista con Alto Nivel que fueron notificados de la visita presidencial apenas unas horas antes de que ocurriera.

Un gesto muy valioso

Los Obama acudieron a cenar a Cosme un par de días después de que un joven estadounidense de origen afgano hizo estallar artefactos en el barrio de Chelsea, Manhattan, dejando a 29 personas heridas, y a una semana del debate presidencial que tendrá la candidata demócrata Hillary Clinton con el candidato republicano Donald Trump.

En un contexto en que miles se han indignado sobre los comentarios ofensivos de Donald Trump hacia los mexicanos, a quienes ha llamado “violadores y delincuentes”, y a unas semanas de la desastrosa visita del candidato republicano a México, Enrique Olvera asegura que la visita de Obama a su restaurante muestra un “gesto muy valioso” hacia los mexicanos y la comunidad latina en general.

Los Obama, cuenta Olvera, fueron atendidos como cualquier otra persona que asiste al restaurante, el cual no fue cerrado en ningún momento, pues es un restaurante para todo tipo de personas, cuyo principal objetivo es generar un ambiente en “donde se puede comer bien, tomar bien y pasársela bien”.

Cosme es un restaurante de “comida contemporánea inspirada en la cocina mexicana, cuyos platillos se basan en las raíces y sabores tradicionales, pero al mismo tiempo celebran los sabores locales”, de acuerdo a su sitio web. Olvera decidió nombrarlo así porque su abuelo lo llevaba a comer de pequeño al mercado de San Cosme.

Además, Cosme significa “personas que les gusta lo bien hecho”. Justo, el chef mexicano se caracteriza por tener una obsesión hacia los detalles y una gran sutileza al elegir los ingredientes, habilidades que lo llevaron a colocar a su restaurante Pujol en la Ciudad de México (2000) en el lugar 17 de entre los 50 mejores del mundo en 2013, de acuerdo a la lista San Pellegrino.

Y si gana Trump…

El chef Olvera es un hombre en busca de retos y justo escogió Nueva York porque “es una ciudad muy retadora”, dice. Y en este sentido, uno de los retos que tienen ahora los mexicanos que viven en Estados Unidos es lidiar con el fuerte odio que el candidato republicano está infundiendo en sus seguidores contra los migrantes.

Entre las promesas de campaña de Donald Trump se encuentra la construcción de un muro fronterizo pagado por los mexicanos a través de la retención de las remesas, la deportación de 11 millones de indocumentados y ponerle fin al Tratado de Libre Comercio.

No son pocos las empresas que ha empezado a tomar medidas ante las amenazas de Trump. Tal fue el caso de Ford Motor Company que migró toda su producción de coches pequeños a México desde Estados Unidos, desatendiendo los dichos del republicano.

Sobre las amenazas de Trump, Olvera opina que se trata de un personaje que, contrario a lo que pasa con Obama, “goza de muy poca credibilidad y son muy pocos lo que se toman sus comentarios con seriedad”.

El chef dice que desde que abrió Cosme sólo ha recibido muchas alegrías. “Estoy muy agradecido y también emocionado por lo que viene.” Incluso, asegura, aunque Donald Trump ganara la presidencia de EU, nada pasaría, pues él y su equipo seguirán “trabajando como lo hemos estado haciendo todo este tiempo”.

Relacionadas

Comentarios