Blogs + OpiniónNegocios

Qué tan buena es la calidad de las carreteras en México

México ocupa un lugar a media tabla en el ranking de infraestructura carretera mundial, sin embargo, ha descendido algunos lugares en los últimos años, a pesar de hacer grandes gastos.

17-07-2017, 9:10:28 AM
carreteras

Tras el socavón que se abrió sobre los carriles del Paso Express de Cuernavaca el pasado 12 de julio y que provocó la muerte de dos personas, luego de que el auto en el que viajaban cayera al agujero de 8 metros de diámetro, surge la duda sobre el estado en que se encuentran las carreteras del país y la calidad con la que se construyen.

Y es que, el Paso Express, cuyo costo fue de 2,213 millones de pesos (mdp), fue inaugurado apenas el pasado 5 de abril por el presidente Enrique Peña Nieto, es decir, tenía 103 días de haberse puesto en operación cuando se abrió un socavón en el kilómetro 93 de esta autopista que conecta la Ciudad de México con el puerto de Acapulco, Guerrero.

De acuerdo con el Índice de Competitividad 2016-2017 del Foro Económico Mundial, que se elabora desde hace más de 30 años y examina los factores que permiten a una nación alcanzar los niveles de crecimiento y prosperidad a largo plazo, México ocupa el lugar 58 en calidad de infraestructura carretera, de 138 países evaluados.

En el ranking Latinoamericano de infraestructura 2016-2017, México se ubica en el quinto sitio en calidad de la infraestructura carretera, tan solo por debajo de Ecuador, que ocupa el primer lugar; Chile, Panamá y República Dominicana, que se ubican en el segundo, tercero y cuarto sitio; pero arriba de naciones como Argentina, que ocupa el lugar 11; Brasil, que es 14; y Venezuela, que ocupa el lugar 15.

Nada mal, cierto. El problema es que en el Índice de Competitividad 2012-2013 (finales de la administración del panista Felipe Calderón Hinojosa), México ocupaba el lugar 50 en calidad de la infraestructura carretera, de 138 países evaluados. Esto significa que en lo que va de esta administración la calidad de dicha infraestructura ha bajado ocho lugares.

Según el Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes Logros 2016, en esta administración se pretende concluir, con un monto total de inversión de más de 190,000 mdp, 52 nuevas autopistas. Hasta el año pasado, se habían entregado 34 de ellas y ocho tramos operativos, que significaron un monto total de inversión de más de 120,000 mdp; 15 más se encontraban en construcción y en tres de ellas se estaba por iniciar obra.

Para este año, el presupuesto de inversión pública para el ejercicio 2017, destinado a la construcción, modernización y conservación de la red carretera federal, así como al Programa de Empleo Temporal, asciende a más de 38,300 mdp.

Adicionalmente, se tiene planeado ejercer en proyectos carreteros, con recursos del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN), un importe de más de 10,400 mdp.

En los trabajos de construcción y modernización de carreteras federales libres de peaje, se destinó un total de más de 13,700 mdp, para una meta programada de más de 390 kilómetros. De estos recursos más de 700 mdp se destinaron para servicios relacionados a la obra pública.

Para los trabajos de construcción, se destinarán más de 3,100 millones de pesos, con los cuales se construirán poco más de 60 kilómetros y se trabajará en cuatro estructuras, cuatro entronques, dos distribuidores, un túnel y dos puentes superiores vehiculares.

Para los trabajos de modernización de carreteras federales, se destinaron más de 9,700 mdp, con lo que se ampliarán poco más de 330 kilómetros y se trabajará en 10 estructuras, siete entronques, un distribuidor, un puente inferior vehicular y cuatro puentes superior vehicular.

Inversión existe, ¿entonces por qué México ha bajado ocho lugares en el Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial en materia de infraestructura carretera? La respuesta es lógica, otros países están haciendo mejor las cosas en infraestructura carretera, en la construcción, modernización y conservación de su red carretera.

En cuanto a las fallas que pueden presentarse en la red carretera, en obras nuevas como la como la del Paso Express de Cuernavaca, sin duda es una llamada de atención para las autoridades; es evidente que se requiere de una mayor planeación, supervisión y fiscalización de los proyectos carreteros, del trabajo que realizan tanto los funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y gobiernos estatales y municipales, como de las empresas contratistas encargadas de las obras.

El Paso Express es un caso que se hizo público por la muerte de dos personas, sin embargo, no es el único en el que la SCT hace entrega de un tramo carretero en mal estado: ahí está la caótica carretera Traspeninsular y su ‘Paso de la Muerte’, la Campeche-Tabasco, o la misma Autopista del Sol, que ha requerido de frecuentes trabajos de mantenimiento.

No basta solo con inhabilitar funcionarios, echarle la culpa a las lluvias y pedir disculpas. Estamos hablando de miles de millones de pesos que se invierten año con año para desarrollar una infraestructura de transporte que genere costos competitivos, mejore la seguridad e impulse el desarrollo económico y social del país.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel. 

Relacionadas

Comentarios