HistoriasMarketing

Gestiona tu reputación online

Existen muchas formas de mejorar tu reputación, además de invertir en un sitio Web. Te invitamos a conocerlas.

08-02-2011, 7:39:49 AM
Gestiona tu reputación online
Altonivel

El concepto de “.reputación online”, .tanto de personas como empresas, fue uno de los más viralizados de Internet durante 2010. Y cómo no, si las personas pasan cada vez más tiempo usando la enorme variedad de herramientas que entrega la red.

Un estudio de Forrester, publicado en diciembre de 2010, indicó que los estadounidenses pasaban 13 horas a la semana frente al computador, mismas que dedican a ver televisión, situación que se repite en varias regiones del mundo.

Mientras que la penetración que tiene Internet en EU es del 80% y el 58.1% de las personas tienen un perfil en alguna red social, en Brasil estas mismas cifras llegan 40% y 74.5%, respectivamente.

La situación no cambia mucho en países como Francia, donde la penetración de los medios online alcanza el 65% y las personas que ya se crearon una cuenta en redes como Facebook o Twitter sobrepasan el 63%. En China sucede algo similar: 68.4% de sus habitantes (¡dentro de un país con más de mil 300 millones de personas!) tiene perfil en las nuevas plataformas 2.0.

La importancia que actualmente tiene el mundo online para las personas está siendo aprovechada por las empresas, que lo ven como un enorme mercado donde vender sus productos, pero también para posicionarse y mejorar la imagen que los consumidores tienen de éstas.

Lamentablemente la mayoría de las empresas no han encontrado aún la .fórmula ideal para obtener todos los potenciales beneficios de Internet.

Un enfoque errado

Como indican cifras de CDJ Mc Kinsey, 90% de los presupuestos digitales son asignados completamente a sitios Web, cuando sólo uno de cada 10 consumidores acostumbra a visitar las páginas de las compañías para obtener información.

Lo que ellos no saben es que invertir en sitios Web no es el mejor (ni el único) camino para mejorar la reputación en línea.

La imagen que proyecta una empresa se define hoy por todo el contenido disponible acerca de ella: productos, servicios, empleados, socios, afiliados, clientes y medios de comunicación. Ya sea negativo, neutro o positivo, conocer a una marca entrega más confianza a los consumidores, lo que significa que es importante controlar lo que se dice en la Web y trabajar tu reputación.

Entonces, ¿cómo se puede manejar tu propia presencia? La clave está distribuida en cuatro puntos principales. Estos son:

1. Entender tu reputación online
Las conversaciones se envuelven dentro de un ecosistema global compuesto por las “plataformas in-house” (páginas Web, blog corporativo, TV por Internet, entre otras), espacios dedicados a mejorar la reputación (página de Facebook propia, Canales de YouTube) y los sitios de terceros (foros, blogs, páginas de Facebook de terceros).

Pero ojo con la importancia que se le da a las redes sociales, puesto que no se puede tener una estrategia basada únicamente en Facebook o Twitter. Es decir, el Social Media no mantendrá tu reputación online.

2. Trabajo sobre fundamentos claros
Debes garantizar la visibilidad de tu sitio Web o plataforma in-house, para ello el nombre de dominio resulta clave. Debes definir: Idioma, extensión geográfica que deseas abarcar, el sector empresarial, la tipografía y el universo de productos.

El SEF y SEO se aseguran de que tu sitio esté bien estructurado para los motores de búsqueda, ellos verifican si el contenido se carga de manera regular y cuentan con enlaces externos que deriven a otras páginas.

El Social Media Center también puede ayudar. Se trata de un espacio social dentro del sitio Web que recoge conversaciones en medios de comunicación acerca de la marca. Para ello, debes tener cuidado al permitir que entre contenido negativo, tanto éste como el positivo pueden aparecer si no estás supervisando adecuadamente. Además debes mostrar la apertura y la riqueza de la marca y estimular los motores de búsqueda con contenido fresco.

3. Evaluar el tipo de empresa

Esta acción resulta básica para definir el tenor de tus conversaciones, en qué sitios Webs debe aparecer, cuáles son las redes sociales que más le convienen, entre otros aspectos importantes. Además, en Internet ya están definidos ciertos sectores que aparecen con mayor número en las conversaciones de los clientes; la gente no suele hablar de todo.

Para que esto resulte, debes monitorear en línea y responder a las preguntas, comentarios (positivos y negativos) y convertirte en un administrador de la comunidad.

4. Preparate para la Guerra

En la actualidad todas las empresas deben estar “armadas” con un cámara digital potente y una conexión a Internet buena, que le permitan realizar todas las ideas que puedan ayudar a la marca a mejorar su imagen en Internet.

Además, debes estar preparado para recibir felicitaciones cuando has hecho algo bien y duros dardos cuando cometes algún error. Las verdaderas guerras se dan en las redes sociales, las más comunes son las “crisis de comunicación” que pueden causar daños a corto plazo, pero no significarán el final de la empresa, sin embargo, pueden afectar directamente el negocio y la venta de productos.

Relacionadas

Comentarios