ActualidadHistorias

5 cosas que puedes hacer para reducir la contaminación

La responsabilidad de cuidar la calidad del aire empieza desde la casa y la oficina. Te damos 5 consejos para que empieces desde ya.

17-03-2016, 3:58:06 PM
5 cosas que puedes hacer para reducir la contaminación
Xóchitl Austria

Después de tres días se levantó la Fase I de Contingencia Ambiental, todos volverán a usar sus automóviles justo a tiempo para salir de ‘puente’, los niños volverán a jugar en el patio durante el recreo y todo volverá a la ‘normalidad’, pero ¿se ha ido el problema? ¿la calidad del aire mejoró lo suficiente para estar tranquilos? ¿podemos hacer algo más?

Cuando la calidad del aire rebasa los niveles en que empieza a perjudican a la salud de la población, el primer refugio son los lugares cerrados, la casa, las oficinas y las escuelas; sin embargo, no siempre se toman las medidas adecuadas para mantener la calidad del aire que nos rodea.

Esta semana la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) decretó la primera Contingencia en 14 años debido a los altos niveles de concentración de ozono troposférico, dióxido de carbono y otras partículas contaminantes, provocados por la intensa radiación solar, la falta de viento, así como la circulación de 5 millones de vehículos al día.

Roberto Muñoz experto en calidad del aire de la asociación civil UEXOTL y profesor de la Universidad Iberoamericana asegura que es preocupante que la Fase I de Contingencia se aplique cuando se ha duplicado el límite de contaminantes (200 puntos de Imeca)  que afecta a la salud de la población y no antes, pues después de lo 100 puntos se considera una mala calidad del aire y se pueden ver efectos negativos en la salud de personas que sufren problemas respiratorios y/o cardíacos, en niños y personas de la tercera edad.

Este reporte muestra como el hecho de que se haya levantado la Fase I de Contingencia no significa que la calidad del aire sea regular o buena.

Jue 19:00

¿Qué se debe atender?

Los expertos coinciden que una de las principales claves está en transformar de fondo el modelo de transporte que mejore la calidad y ofrezca mayores opciones de movilidad no motorizada, pero además de eso existen otras cosas que se pueden hacer.

Muñoz explica que de hecho se puede empezar por que los ciudadanos exijan la aplicación de las medidas contenidas en el Proograma para Mejorar la Calidad del Aire de la Zona Metropolitana del Valle de México que incluyen algunas promesas como impulsar el transporte para escuelas y empresas, modificar los horarios de entrega y salida en las escuelas de forma escalonada, fomentar el uso de la bicicleta así como promover la implementación de trabajo desde casa.

¿Qué puedo hacer yo?

Pero mientras las autoridades toman medidas como la actualización del Programa de Verificación Vehicular (compromiso que adquirieron tras levantar la Contingencia) para ser más estrictos en los límites de emisiones de contaminantes y revisar la eficiencia del transporte público, Roberto Muñoz nos recuerda algunas medidas básicas que puedes implementar a partir de ahora para reducir la contaminación de tu ambiente.

1.- Usa medios de transporte colectivos, comparte el automóvil o evitar su uso para distancias cortas, trata de usar la bicicleta.

“Existe una fuerte resistencia de deja el automóvil porque hoy en día el transporte público está muy lejos de igualar esa comodidad”.

2.- Prefiere el home office si es posible para evitar grandes traslados y el uso del auto.

3.- En el hogar procura que la estufa o el calentador reciban mantenimiento porque en muchas ocasiones las fugas de gas terminan impactando en  la química de la atmósfera.

4.- Procura mantener un ambiente limpio evitando fumar en lugares cerrados.

5.- Dentro de la empresa donde trabajas pide que se le de mantenimiento al aire acondicionado y evita tener alfombras ya que concentración el polvo y partículas que afectan a las vías respiratorias.

¿Por qué urge tomar conciencia?

Cuando el ozono se sitúa en la capa más baja de la atmósfera (tropósfera) y supera ciertos niveles, deja de ser el gas protector contra los rayos ultravioleta para convertirse en un peligroso contaminante que con otras partículas es una de las causas de cáncer en los pulmones.

La Organización Mundial de la Salud estima que en 2012 perdieron la vida 12,6 millones de personas por vivir o trabajar en ambientes poco saludables: casi una cuarta parte del total mundial de muertes.

Las enfermedades no transmisibles, como los accidentes cerebrovasculares, los cánceres y las neumopatías crónicas, constituyen actualmente casi dos terceras partes del total de muertes debidas la insalubridad del medio ambiente.

Esta semana muchos quizá se sintieron mal: les dolió la cabeza y les ardieron los ojos, pero falta analizar cuáles son los efectos de la exposición crónica a los contaminantes, ya que en lo que va del año se han decretado 5 precontingencias (cuando la calidad del aire es muy mala) y una Fase I de Contingencia advierte el experto.

Relacionadas

Comentarios