HistoriasManagement

10 hábitos que debes adquirir para tener un buen día

Muchas veces un mal día depende de cómo transcurrió tu mañana y empeora con las horas. Prepararte para tener un buen día es un hábito que puedes desarrollar.

02-12-2013, 4:40:44 AM
10 hábitos que debes adquirir para tener un buen día
Tatiana Gutiérrez

Es lunes y se siente como que el fin de semana duró muy poco. Aunque pareciera que la presión laboral aumenta en la recta final del año, justo cuando tu energía disminuye a ritmo acelerado, es preciso que te quites las ideas negativas de la cabeza y que comiences a mejorar, paso a paso, tu día en la oficina.

Si bien es cierto que la competencia y la globalización de los mercados ayudan a los mexicanos a estar posicionados como uno de los primeros lugares en estrés laboral, también es cierto que la presión y la buena energía se pueden controlar. 

A continuación diez hábitos que te ayudarán a mejorar la jornada laboral:

1. Despiértate a tiempo

Uno de los primeros problemas que se nos presenta es la falta de tiempo para llegar bien al trabajo. Para ello se recomienda dormir a una hora adecuada, descansar bien y despertarse a tiempo. Evita estar a prisas, puesto provoca altos índices de estrés desde que sales de tu casa al trabajo, analiza posibles vías con tráfico y experimenta nuevas rutas.

En la Ciudad de México te recomendamos ver si existe alguna marcha programada, esto te ayudará a salir con más tiempo de anticipación o podrás elegir el medio de transporte que más te convenga. 

2. Medita y visualiza

Antes de salir de la cama te recomendamos que te tomes cinco minutos para platicar con tu persona, visualiza de manera rápida cuáles son tus metas del día y asegúrate de apuntarlas en una nota. ¡Ojo! No se trata de resolverlos y analizarlos en ese momento, sólo visualízalos y apúntalos sin orden o importancia, esto te ayudará a tener un día más organizado. 

No te olvides de respirar conscientemente a lo largo del día. Una buena respiración le permite a tu cuerpo disminuir la sensación de momentos de estrés.

3. Desayuna y haz ejercicio

Si cumpliste el primero y el segundo paso puedes tomarte un tiempo para tomar un desayuno balanceado de acuerdo a tus actividades diarias (puedes leer la nota “Alimentación saludable para ejecutivos de alto desempeño”).

Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día, cuida que sea balanceada y saludable. Si tienes tiempo antes de meterte al baño, puedes realizar 20 minutos ejercicio, ya sea en la caminadora, en el piso o algunos ejercicios de yoga, te ayudará  a estar de mejor humor y así podrás liberarte de cualquier estrés con el que hayas comenzado tu día. 

4. Mantén una actitud positiva

De acuerdo con Patch Adams, la sonrisa es una de las mejores medicinas. El levantarte con energía y pensamientos positivos ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico y tu aparato circulatorio. También ayuda a mejorar la creatividad y es buen incitador de la innovación. 

5. Define tus objetivos en la oficina

No sólo te ayudará a tener un día más organizado, sino también te evitará que estés estresado por olvidar algo importante. De acuerdo con los especialistas del Tecnológico de Monterrey, es recomendable realizar agendas una noche antes, así sabrás qué, cuándo y cómo hacer tus tareas pendientes. Tener tus objetivos claros te ayudará a facilitar la gestión de tareas y llegarás más rápido a la meta final. 

6. Principio de Pareto

De acuerdo con el portal pepeytono.com.mx, uno de los puntos que debes tomar en cuenta si deseas tener una mejor y productiva jornada laboral es aplicar el principio de Pareto. Éste consiste en realizar el 20% de las tareas que generarán el 80% de los resultados más importantes. La recomendación es identificarlas concentrarte en ellas gran parte del día.

7. Elimina los distractores

Aunque algunos autores aseguran que ser un procrastinador puede traer algunos beneficios, la realidad es que no es para todos. Lo mejor es evitar toparte con distractores que puedan fracturar tu operación diaria, así que antes de empezar cuida que no haya distractores a tu alrededor que sepas te perjudicarán. Los expertos recomiendan poner un horario para revisar tus correos, checar tus mensajes y contestar tus llamadas. 

8. Aprende a decir no

¿Cuántas veces has interrumpido tus labores por ayudar a un compañero o por alguna banalidad de tu jefe?  Es importante que evalúes cada situación, si no lo amerita, es mejor que te niegues a realizarlo, esto servirá para mantenerte atento a tus tareas y a optimizar tus tiempos de trabajo. 

9. Atiende  tus comidas

Ya mencionamos la importancia del desayuno, sin embargo, es importante que también respetes tus horarios para comer dentro de la oficina, esto te evitará tener mal humor, menos productividad y también evitará enfermedades como el estrés, la gastritis y dolores de cabeza. 

10. Respeta tus horarios de salida

Si pusiste en práctica los consejos anteriores, atender este último será mucho más sencillo. Uno de los principales problemas para los colaboradores en las organizaciones, son los horarios de trabajo, pues aseguran que la carga laboral puede llevarles a tomar hasta siete horas extras a la semana. Evita estresarte y salir dos horas después organizándote y priorizando. 

¿Qué otros consejos brindarías para mejorar tu día? Comparte tu experiencia con nosotros. 

Relacionadas

Comentarios