'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Francisco pide acabar con ‘tiranía’ del capitalismo

También ataca a la inequidad económica y advierte que la distribución desigual de la riqueza inevitablemente lleva a la violencia.

26-11-2013, 9:44:59 AM
Francisco pide acabar con ‘tiranía’ del capitalismo

El papa Francisco no se ha caracterizado precisamente mantener el protocolo con el que tanto cuidado trataron de conducirse sus antecesores en los más de 1,300 años de papados, y lo mismo presume humildad y austeridad al negar los privilegios a los que es acreedor como máximo líder católico -o permitiendo a un niño ocupar el asiento que por siglos ha estado reservado para los pontífices-, que expresar su molestia por la economía que hoy tiene sufriendo a gran parte del planeta.

Es por ello que el Papa ha llamado en varias ocasiones a oponerse a esa “tiranía invisible” de la economía, de esa “economía que mata”, que “idolatra al dinero”, de ese capitalismo sin límites que impide a la gente ser feliz y preocuparse por el prójimo.

Y en este sentido, hoy fue publicado el documento llamado “Evangelii Gaudium” (La alegría del Evangelio), que es conocido como una exhortación apostólica, o lo equivalente a una plataforma política para su papado, en el cual amplía las visiones que ha difundido en sermones y comentarios desde que se convirtió en el líder de la Iglesia Católica en marzo pasado.

En dicho documento, el santo padre, el primero no europeo en más de 1,300 años, llama a una renovación de la Iglesia Católica y ataca el capitalismo desmedido al instar a líderes globales a combatir la pobreza y la creciente desigualdad.

En el documento, el papa Francisco no se limita a los comentarios previos con los que criticó al sistema económico global y suplicó a los políticos que garanticen a todos los ciudadanos “trabajo digno, educación y cuidado de la salud”, sino que también pide a los “acaudalados” que compartan su riqueza en bienestar del prójimo.

Despotrica en contra de la inequidad económica y llama a una revisión de todo el sistema financiero, y advierte que la distribución desigual de la riqueza inevitablemente lleva a la violencia:

“Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema”, escribe.

Negando que esto sea simple populismo, el papa Francisco insta a la acción “más allá de una mentalidad simple de bienestar“.

Asimismo lamenta que “una economía de la exclusión y la inequidad” sea la imperante, al grado de que no es noticia la muerte de frío un anciano en situación de calle, pero sí lo es una caída de dos puntos en la bolsa.

En esta dura férrea crítica a la economía capitalista, la tacha de “salvaje”, de acaparadora de bienes y culpable de la pobreza que sufren poblaciones enteras.

“El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada”, el documento de 142 páginas publicado este martes.

Por otro lado, el sumo pontífice también reflexiona sobre la Iglesia y la renovación que no podía ser postergada. Agrega que el Vaticano y su jerarquía arraigada “también necesitaban escuchar el llamado de la conversión pastoral”, y que no está dispuesto a solapar una institución “cómoda” que no quiere salir a la calle a cumplir su misión.

“Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades”, escribió en esta exhortación apostólica.

En julio, Francisco culminó una encíclica comenzada por el Papa Benedicto VI, pero dejó claro que era mayormente el trabajo de su predecesor, quien renunció en febrero.

Esta exhortación cuenta con el particular estilo del papa de origen argentino, pues se presenta con un estilo de una prédica simple y cálida, valores que se le atribuyen al pontífice, distinta de los escritos más académicos realizados por papas anteriores, y subraya la misión central de la iglesia de predicar “la belleza del amor salvador de Dios hecho manifiesto en Jesucristo”.

En el documento, el sumo pontífice también aborda y da su postura en otros puntos troncales de la iglesia, como su rechazo a la ordenación de las mujeres dado que el sacerdocio de los varones “es una cuestión que no se pone en discusión”, pero reconoce la necesidad de que las mujeres deban tener más influencia en el liderazgo de la institución.

También elogia la cooperación con los judíos y musulmanes e instó a los países islámicos a garantizar a sus minorías católicas la misma libertad religiosa que los musulmanes gozan en Occidente.

“La exhortación apostólica Evangelii Gaudium del santo padre Francisco” puede ser consultada en este link: versión en español.

Aquí algunas de las frases claves de Francisco en su Evangelii Gaudium.

Relacionadas

Comentarios