ActualidadHistorias

Armas químicas en Siria… la guerra que viene

El presunto uso de armamento químico contra la población civil ha provocado que países como EU y Reino Unido analicen la posibilidad de intervenir militarmente.

27-08-2013, 9:35:59 AM
Armas químicas en Siria… la guerra que viene
Altonivel, con información de agencias

Lo que sucede en Siria ya no puede pasar desapercibido para el resto
del mundo. En un intento por dejar atrás los nulos resultados de la
pasividad internacional e insuficiente diplomacia, hoy las potencias
tienen la mira en Oriente y lo que ahí ocurre.

El detonante fue el
presunto uso de armas químicas en contra de la población civil, el cual
quedó registrado a través de los medios de comunicación y de las redes
sociales
, evidenciando que el conflicto que desde hace dos años impera
en esta república árabe llegó a una fase en la que la actuación de la
comunidad internacional será determinante.

Así, hoy países como
Estados Unidos y Reino Unido ya analizan formalmente la opción de
intervenir militarmente en la guerra civil siria –en la que no han
actuado directamente pero sí han apoyado a los grupos rebeldes–, para lo
que contemplan acciones que serían puestas a consideración de sus
respectivos poderes legislativos.

Por un lado, el mensaje
realizado ayer por John Kerry, jefe del Departamento de Estado de EU,
fue claro: el ataque químico en Siria es “inexcusable” e “innegable”,
una “obscenidad inmoral” contra civiles, y por ello su país y el
presidente Barack Obama, pedirán que se “rindan cuentas”.

De esta
manera, para el gobierno estadounidense el uso de estas armas da luz
verde a la intervención militar por el “innegable” uso de esas armas –de
las cuales ya se tenía conocimiento de su existencia y almacenamiento
desde el año pasado– y el “innegable” golpe que recibió la conciencia
del mundo.

Así, desde la oficina oval de la Casa Blanca, Obama ya
evalúa una respuesta a la utilización de una escala masiva de armas
químicas. La postura de Obama y su ejército podría darse a conocer muy
pronto y todo indica que sería una afirmativa a la intervención.

Mientras
tanto, la oficina del primer ministro británico David Cameron informó
que se analizan planes de contingencia para una acción militar en
respuesta al presunto uso de dichas armas, y que será el premier quién
decida las acciones específicas que tomará el país, como convocar al
Parlamento a una sesión para debatir el asunto sirio y la participación
militar británica.

La posición de la ONU

Cabe señalar que ambas naciones han sido claras
al señalar que sus acciones y sus decisiones no esperarían
necesariamente los resultados de la investigación que desde ayer
encabezan los expertos de Naciones Unidas (ONU) para determinar si hubo o
no el uso de armamento químico.

No obstante, la propia ONU –que
ha expresado en diferentes ocasiones su preocupación por el gobierno
sirio dirigido por Bashar al-Assad– expresó que su investigación no
profundizará sobre quién o quiénes hicieron uso de estas armas, sino
solo si se utilizaron o no.

El uso de armas químicas es un crimen
contra la humanidad
y debe ser castigado, dijo ayer el secretario
general de la ONU, Ban Ki-moon, en Seúl, sin que aún se precise la
postura del organismo internacional sobre una eventual intervención
militar en Siria.

En este sentido, la ministra de Exteriores de
Italia, Emma Bonino, descartó este martes que su país participe en una
operación militar contra Siria sin el mandato del Consejo de Seguridad
de la ONU –lo que EU y Reino Unido están planteando–.

Pero
reconoció que se ha reforzado la hipótesis de que las fuerzas armadas
sirias han usado armas químicas contra la población civil y aunque llamó
a privilegiar las acciones no militares, no descartó que el uso de la
fuerza sea una solución decidida por algunos países.

Yo no fui: Al Asad

Ante
la apremiante situación en torno al conflicto sirio, su presidente
Bashar al Asad negó durante una entrevista con un diario ruso que su
ejército tuviera responsabilidad en el supuesto uso de gas venenoso,
alegando que dada la cercanía de su ejército con la zona de ataque es
imposible que un país use armas químicas en un lugar donde se encuentren
sus propias fuerzas.

Por ello, Al Asad acusó a Estados Unidos,
Gran Bretaña y Francia de explotar el incidente al tratar de verificar
las denuncias rebeldes en lugar de verificar los hechos, y que desean
tomar acciones unilaterales en contra de esta nación árabe.

Rusia
afirmó que no hay evidencia de que ha ocurrido un ataque con armas
químicas o de quién sería responsable, según la conversación telefónica
que sostuvieron el presidente ruso Vladimir Putin y el primer ministro
británico David Cameron, según dio a conocer Downing Street a través de
un comunicado.

Evaluación peligrosa

La palabra de
mandatario sirio y la inocencia de su gobierno penden de un hilo, el
cual puede reventarse en cualquier momento ante los obstáculos y
delicadeza de la inspección que la ONU realiza en el distrito de Guta, muy cerca de la capital.

Reportes de la prensa internacional señalan
que los inspectores entraron a la zona de ataque y revisaron el área
junto con doctores, no obstante esto ocurre cinco días después de que se
denunció el uso de armas químicas, lo que preocupa a la investigación
debido a que la evidencia química podría haberse disipado.

“Cada
hora cuenta. No podemos permitir más retrasos. Todos hemos visto las
horribles imágenes en las pantallas de televisión y en las redes
sociales. Claramente esto fue un incidente grave y terrible”, fueron las
palabras de Ban Ki-Moon ante la posibilidad de que el retraso en la
inspección fuera obra del gobierno sirio.

Aunado a esto, ayer el 
vehículo utilizado por el equipo de inspectores de la ONU fue blanco de
francotiradores no identificados, que en varios ocasiones impactó al
automotor, provocando un enfrentamiento verbal entre rebeldes y gobierno
para responsabilizarse mutuamente sobre el intento por frenar la
investigación.

El ataque es atribuido por el gobierno sirio a
terroristas“, pero el convoy fue atacado en territorio a cargo de las
autoridades gubernamentales.

Ambos informaron que detendrán las
hostilidades mientras los inspectores se encuentren sobre el terreno, e
incluso garantizaron la seguridad de cualquier personal de la ONU que se
halle el área.

Naciones Unidas no se ha pronunciado sobre quién
podría estar detrás de los disparos a su equipo de inspección, que,
según contaron testigos a la prensa mundial, ocurrieron luego de una
explosión cerca del sitio que visita el equipo de la ONU.

Así,
mientras se sigue el curso de la investigación de Naciones Unidas, y EU y
Reino Unido determinan si intervienen militarmente o no en Siria, los
temores sobre una escalada en el conflicto –que ha cobrado la vida de
más de 100,000 sirios en dos años– siguen aumentando.

Tanto así
que la cadena de televisión NBC señaló hace unos momentos que un ataque
estadounidense con misiles en contra de Siria podría ocurrir “tan
temprano como el martes” de la semana próxima. Al tiempo.

¿Cómo crees que debe actuar la comunidad internacional?

Para saber más:

Mercados atentos al conflicto bélico en Siria

Relacionadas

Comentarios