HistoriasMarketing

7 pecados más comunes de las marcas en Facebook

Averigua cuáles son los 7 principales errores de las marcas que, de ser tu caso, debes dejar de hacer de inmediato, pues la factura puede ser muy cara.

17-07-2013, 7:56:06 AM
7 pecados más comunes de las marcas en Facebook
Oliverio Pérez Villegas

Muchas veces, en el afán de posicionar un producto o un servicio en Facebook, muchas marcas cometen errores que van de pequeños detalles a grandes fatalidades.

Para conocer cuáles son las peores prácticas en esta red, José Luis Esquivel, consultor social media en Seven Marketing, explica cada una de ellas y porqué sería conveniente dejar de hacerlas ¡ya!.

1.- No tener una estrategia

Aunque no lo creas es un error muy común. Muchas marcas sólo dan de alta su fanpage y postean lo que consideran tendencia sin importar si se trata de contenido propio, adecuado al target o si acaso es lo que quieren que comuniquen sus propias empresas.

No se trata de una planeación de meses, pero sí es importante que te detengas a preguntarte “¿por qué quieres que tu marca esté en Facebook?”. Una vez que lo sepas, te será más fácil establecer qué tipo de contenido vas a compartir, con qué frecuencia y hasta en qué horario, de tal manera que construyas una reputación estable en esta red.

2.- Concentrarte en los likes

Así como la industria digital se ha enfocado en la medición de los clics, muchas marcas creen que obtener muchos likes es sinónimo de éxito, y no necesariamente es así.

Las oportunidades de Facebook son mucho más grandes: la presencia, el branding y la interacción de todos los días harán que el like se vuelva una consecuencia natural y no el objetivo final de tu estancia en esta red social.

3.- Dejarlo al abandono

Más allá de la estrategia, otro pecado de muchas marcas en Facebook es abandonar su fanpage o actualizarla cada semana, cada quince días o hasta cada bimestre. “El abandono se castiga con abandono. No hay presencia, no hay recordación y prácticamente no hay nada”, afirma el experto.

Es por eso que si ya decidiste entrar en Facebook, es importante que haya una persona que lo actualice todos los días, que le dé vida y personalidad propia, y que de alguna manera humanice a tu marca y la haga capaz de relacionarse con tu audiencia. No es moda, no es tendencia y mucho menos un pasatiempo: Facebook es un canal poderoso que requiere (y exige) seriedad y compromiso.

4.- Direccionarte con otras redes sociales

Existen aplicaciones que te permiten direccionar Facebook con otras redes sociales, de tal manera que si posteas un “check in” en Foursquare o buscas posicionar un #TT en Twitter, este contenido también aparece en tu fanpage.

Hacerlo es un error porque, además de que cada plataforma exige su propia estrategia y sus propios contenidos, direccionarte con otras redes denota falta de tiempo y falta de interés, y en cuanto los usuarios saben que tus mensajes son masivos, ellos tampoco te darán la importancia que podrías ganar.

5.- Exagerar los diálogos

Como bien sabes, la interacción es fundamental en Facebook, pero eso no quiere decir que cada contenido posteado debas convertirlo en un chat, aunque por otro lado, hacer caso omiso de cualquier comentario también es un gran error por parte de muchas marcas.

Si alguien pregunta algo, responde; si alguien te felicita, agradece; si alguien te critica, acepta y también pregunta cómo podrías ofrecer un mejor servicio; si de pronto observas que hay un patrón de conducta en tu contra (bots), ignóralos. El manejo de crisis, en este sentido, es fundamental para afrontar errores, pero también asumir tus logros y tus méritos.

6.- Excederte en ofertas y premios

En un afán por conseguir likes y fidelidad de sus clientes, muchas marcas incurren en ofrecer promociones y premios todo el tiempo, sin embargo, ésta no necesariamente es una buena estrategia, ya que hay usuarios que son considerados “caza recompensas” porque sólo están con las marcas que les regalan algo.

En este sentido, el experto recomienda premiar la fidelidad en tanto se conecte con los puntos de venta o aspectos muchos más cualitativos o cuantitativos respecto al fomento de tu fanpage y dejar de dar premios a cambio de likes.

7.- No ofrecer contenido

Una máxima del marketing digital afirma que “el contenido es el rey”, y es verdad, ya que estar en Facebook implica crear y ofrecer contenido útil y valioso para los usuarios.

Es por eso que se considera un error postear fotos tomadas de otros perfiles, compartir ligas de sitios ajenos al tuyo o centrarte en las noticias del día. Hacerlo no está mal, pero la apuesta mayor consiste en compartir tus entradas de blog, imágenes genuinas o las últimas actualizaciones de tu sitio oficial. Crea y ofrece contenido original.

Si bien Facebook es un canal de contacto directo, bidireccional y uno de los principales medios para crear tu branding
y satisfacer a tus usuarios como no puedes hacerlo en el punto de venta
o por teléfono, ¡cuidado!, una pena sería desperdiciar sus bondades con
alguno de estos errores imperdonables.

¿Has cometido alguno de estos pecados? ¿Cuál otro agregarías?

Para saber más:

La importancia de tener un blog corporativo
4 claves para un marketing de contenido virtuoso
La maldición del clic y el conjuro de su salvación

Relacionadas

Comentarios