'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

6 reglas para adultos con alma de niños

Festeja a tu niño interior realizando actividades que antes disfrutabas como: comer helado, brincando en la cama o construyendo castillos de arena.

30-04-2013, 12:03:01 PM
6 reglas para adultos con alma de niños
Altonivel

A ti ¿ya se te olvidó cómo era divertirte en tu
infancia
? El Día del Niño es una buena época para recordar todas esas cualidades
que caracterizan a los pequeños cuando se trata de divertirse. Por un día,
trata de hacer el ejercicio de dejar a tras la interminable lista de pendientes
y diligencias del hogar.

La agencia de viajes Expedia.mx nos da algunos
consejos para darse una escapada y festejar este día como todo un niño:

Olvida las etiquetas

Cosas tan pequeñas como comer un helado
nos hacían felices en la infancia. Muchas
veces los padres llevan a sus hijos a comer helado como un premio especial.
Esta vez te toca a ti consentirte. Dedica un rato exclusivamente a elegir el
sabor y tamaño que más se te antoje, y olvídate de las servilletas. ¿Ya se te
había olvidado qué se siente comer helado sin importar ensuciarte?

Abúrrete y activa tu creatividad

Con el ritmo
de vida tan agitado que llevamos, aburrirte puede llegar a ser todo un lujo y
además estimulará tu creatividad. Un estudio de la Universidad de East Anglia (Reino
Unido) reveló que estar siempre ocupados aniquila la creatividad, es por ello
que los primeros años de vida el estar “ocisos” durante un tiempo permite
desarrollar la imaginación y  la
creatividad de los menores.

Ve el mundo con ojos de niño

Si ya te
aburriste de aburrirte, entonces atrévete a ver el mundo con ojos de niño. Emprende
un viaje y disfrútalo desde una perspectiva completamente diferente. Prueba
comida nueva y actividades diferentes a las que normalmente harías. Recuerda que sí algo caracteriza a los menores es esa capacidad de explorar lugares nuevos.

Sueña con nuevos mundos

Ya sean de
arena o en el aire, date un espacio para soñar. Piensa en castillos y dragones
gigantescos que aplastan tu construcción, luego quédate a contemplar cómo las
olas lo arrastran. Ser adulto no debe limitarte de soñar con nuevos mundos que ayuden a ejercitar tu creatividad y te motiven a probar cosas diferentes.

Recupera tu capacidad de asombro

Cuando
llegues a tu habitación de hotel brinca a la cama. No dejes de echarte un
clavado a la alberca, sin tocar antes la temperatura del agua. Juega a saltar
las olas del mar y tómate fotos brincando desde cualquier trampolín. Cuando
niños cualquier roca podía ser una plataforma.

Disfruta los días previos a tu viaje

La ansiedad de que llegue el día del cumpleaños, Navidad, Año Nuevo, vacaciones,
etcétera, siempre provocaba emoción en los menores. Ahora, puedes colocar un
gran calendario y tachar los días que faltan para que
emprendas tu viaje y cuando vuelvas, como lo hacen los niños: ¡cuéntale al
mundo todas las nuevas experiencias que probaste! 

Ahora ya sabes cómo festejar a tu niño interno, no
te prives de disfrutar cosas tan sencillas como las enlistadas arriba.

¿Qué otras actividades disfrutabas de niño? ¿Que valores rescatarías de tu infancia?

Para saber más:

¿Cómo viven los niños de hoy? ¡A dos velocidades!

Educación financiera para niños y papás

Invierte en la educación de tus hijos

Relacionadas

Comentarios