'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

¿El regreso o el renacimiento del nuevo-viejo PRI?

La XXI Asamblea Nacional tricolor obtuvo resultados históricos, ya que nuevamente el Presidente en turno será una figura central en las decisiones partidistas.

04-03-2013, 9:54:36 AM
¿El regreso o el renacimiento del nuevo-viejo PRI?
Altonivel

A 100 días del cambio de gobierno, y el regreso del PRI a Los Pinos, las épocas políticas se entrelazan y mezclan en una solución que busca mostrar renovación y modificaciones, pero al mismo tiempo consolidar los cimientos del pasado que hoy permiten al partido tricolor estar nuevamente al frente de los destinos de la Nación.

Así son resumidos los resultados de la  XXI Asamblea Nacional priísta del pasado fin de semana, donde más de 4,000 delegados nacionales votaron a favor de apretar el acelerador en dos temas torales: el veto a la inversión privada en Pemex y a la aplicación del IVA a medicinas y alimentos.

Pero al mismo tiempo, en el marco del 84 aniversario de la fundación del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se aprobó a mano alzada un cambio histórico en los estatutos tricolores, poner fin a la etapa de la “sana distancia” que instauró Ernesto Zedillo en 1995, con lo que el Ejecutivo federal tendrá un asiento en la Comisión Política Permanente del instituto político, que a su vez le dará la capacidad de incidir en las decisiones de la vida interna partidista, así como en la elección de sus candidatos.

Bajo la mirada de los analistas, con el rompimiento de dicha distancia quedan atrás las señales de desunión que aquejaron al partido desde los asesinatos de Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu, y que se remarcaron con la renuencia a la candidatura de Zedillo y la posterior perdida de la Presidencia en el 2000.

En este sentido, la sana distancia no mostraba en realidad la independencia que el gobierno pudiera tener del partido, sino la distancia que existía entre el Presidente y su partido, lo que se reflejó en la existencia de siete presidentes del tricolor en seis años de gobierno zedillista, según señala Jorge Fernández Menéndez.

La secretaria general del PRI, Ivonne Ortega Pacheco, sostuvo que los cambios en el interior del partido ocurren en el momento preciso, en el “momento clave para respaldar y aprobar, sin titubeos, al presidente de México”.

A su vez, durante la clausura de este encuentro de priístas, el mandatario Enrique Peña Nieto destacó dos puntos: uno, que “el priísmo está de fiesta”; y dos, que en su gobierno “no hay hay intereses intocables; el único interés que protegeré es el interés nacional”, mencionó ante más de 4,000 priistas.

Y por otro lado celebró que el PRI tomara la decisión de “marcar distancia y reprobar a sus militantes que desde su posición como servidores públicos no estén a la altura ética que exige nuestro partido”.

¿Qué sucedió en la llamada sana distancia?

De inicio esta etapa de separación entre partido y Ejecutivo dio pie a las primeras votaciones primarias del país, pues fueron los priístas Roberto Madrazo, Francisco Labastida y Manuel Bartlett quienes participaron en la sepultura del llamado dedazo, proceso que atribuía al Presidente de la República en turno el poder de elegir a su sucesor.

Y también fue el precandidato ganador, Labastida, quien marcó su distancia de la figura presidencial -aunque él era visto como “el candidato oficial” al provenir de la administración zedillista- al romper con el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

En su declaración pública como triunfador de las primarias, se sumó al colectivo en la satanización del gobierno de Salinas (1988-94), al atacar la administración del ex presidente -autoexiliado cinco años antes-, al declarar que “el nuevo PRI” nacía esa noche y se alejaba “del camino de Salinas“.

Pese a esto, el resultado no fue del total agrado de los priístas, quienes criticaron y cuestionaron la parcialidad del gobierno de Zedillo en dicha primaria, incluso el hoy desaparecido intelectual Carlos Monsiváis señaló que estas elecciones no hicieron más que sustituir “el dedazo por la cargada (apoyo del aparato del partido y del Estado”, que resumía en “una especie de asamblea del dedazo”.

A su vez, Zedillo exigió pruebas a quienes acusaban imparcialidad y para acallar rumores optó por revelar públicamente el contenido de su voto: “En congruencia con mi estricta neutralidad, seleccioné en las papeletas de sufragio a Bartlett, Labastida, Madrazo y (Humberto) Roque para la candidatura presidencial (…) Lo he hecho a sabiendas de que se anularía mi voto, pero sólo así podía culminar el cumplimiento de mi compromiso de estricta neutralidad”.

Peña, el unificador del PRI

Tras darse a conocer los resultados de la asamblea nacional priísta mucha tinta y muchas voces se han gastado en el análisis político de lo que implica e implicará estas decisiones del PRI, pero hasta el momento coinciden en la importancia que el partido posee para Enrique Peña Nieto y la que el Presidente representa para su partido.

En este sentido, se considera que el hoy mandatario apostó de manera segura su candidatura presidencial, y eventual victoria, al recurrir a su partido y no aventurarse de manera solitaria en una empresa electoral que hubiera resultado más desgastadora si se realizaba por cuenta propia.

A su vez, el PRI encontró en el entonces gobernador del Estado de México la figura para reconciliarse y cerrar filas con el objetivo común de regresar a Los Pinos. Por ello que fuera el abanderado priísta de unidad y gozará del apoyo total del partido, lo que no ocurrió con el panismo, por ejmplo.

Así, el PRI ha mostrado nuevamente esa capacidad de entremezclar los tiempos políticos del país, pues mientras algunos ven aires de modernidad política, otros solo observan el regreso de los viejos fantasmas del autoritarismo; pero lo cierto es que estas visiones no se anteponen una a la otra, sino que conviven de manera simultánea.

¿Qué opinas de esta decisión del PRI para reformar sus estatutos y fortalecer la injerencia del Ejecutivo federla en la vida partidista? ¿Para ti esto es señal de un nuevo PRI o una prueba de que este partido no ha cambiado?

Para saber más:

PRI va por IVA en alimentos y modernización de Pemex

Elba Esther en prisión; una historia de lujos y opacidad

Asegura EPN que reforma irá de la mano con maestros

Proceso contra Gordillo, estrictamente legal: EPN

Relacionadas

Comentarios