ActualidadHistorias

Los republicanos critican la política exterior de Obama

El equipo de Mitt Romney presenta un enfoque más 'agresivo' en relación con las relaciones bilaterales con Moscú, Pekín y Teherán.

13-04-2012, 6:08:14 AM
Los republicanos critican la política exterior de Obama
Altonivel

A medida que se acerca a convertirse en el nominado republicano para las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Mitt Romney se enmarca en lo que parece una política exterior decididamente agresiva.

Pero si el ex gobernador de Massachusetts vence al presidente demócrata Barack Obama en noviembre, sigue siendo poco claro cómo hará frente a lo que su propio sitio web describe como una “desconcertante variedad de amenazas y oportunidades”.

Más clara es la estrategia que Romney planea utilizar para intentar disminuir el historial de Obama en política exterior.

Obama, cuya propia falta de experiencia en política exterior fue ampliamente vista como una debilidad hace cuatro años, ahora generalmente obtiene altos puntajes en las encuestas sobre el tema, particularmente desde el asesinato de Osama bin Laden el año pasado.

La campaña del presidente cita el desmantelamiento del liderazgo de Al Qaeda y las históricas sanciones contra Irán como evidencia de su efectividad.

Sin embargo, la campaña de Romney cree que puede pintar un cuadro alternativo de Obama como ingenuo, débil y tal vez secretamente convencido de que la superpotencia más preeminente del mundo ha entrado en una década de imparable y terminal decadencia.

Más allá de su éxito al devastar a Al Qaeda con ataques de aviones no tripulados y redadas de fuerzas especiales -tendencia que se inició bajo el Gobierno del republicano George W. Bush, pero que se aceleró en el actual Gobierno-, el equipo de Romney sostiene que los logros de Obama en política exterior son limitados.

Los republicanos critican el liderazgo de Obama

Al limitarse a “liderar desde atrás” en temas tales como el conflicto en Libia, los asesores de Romney dicen que Obama sacrificó la posición global dominante de Estados Unidos.

El intento de “reinicio” de las relaciones con .Rusia ha sido un gran fracaso, dicen, mientras que los recortes militares planeados podrían dejar a potenciales adversarios, tales como China e Irán, con una gran capacidad de desafiar a Washington.

“El gobernador Romney cree en el excepcionalismo estadounidense, que somos grandes no sólo por nuestro poder militar y económico, sino también por nuestros valores”, dijo Richard Williamson, un importante especialista republicano en política exterior y asesor de la campaña de Romney, que ha desempeñado diversas funciones bajo los gobiernos de Ronald Reagan y Bush.

“El actual presidente no (…) Él cree en el compromiso -que usualmente no ha funcionado- mientras el gobernador cree que debemos decir lo que creemos y trabajar desde una posición de fuerza”, agregó.

Enfoque agresivo

Ese es el tipo de retórica que el equipo de Obama rechaza por carecer de sentido.

Pero en términos reales, dijo Williamson, una presidencia de Romney ofrecería un enfoque “más agresivo” hacia China, Rusia y Oriente Medio. Romney dice que calificaría rápidamente a Pekín como manipulador de divisas, se negaría a entregar concesiones a Moscú sobre temas nucleares y pondría más énfasis en defender a Israel.

En la superficie, sus declaraciones sobre el tema clave del momento en política exterior -qué acciones podrían ser necesarias para detener el programa nuclear de Irán- se mantienen relativamente similares a las de Obama.

Romney dice que aumentaría la presión financiera sobre Teherán a través de sanciones, mientras que dejaría sobre la mesa la opción de una acción militar.

Sin embargo, la campaña republicana quiere dar la impresión de que estarían más dispuestos que .Obama a emprender una acción militar contra el programa nuclear de Irán.

Mientras Obama camina en una delgada línea tratando de evitar una confrontación militar en los meses previos a las elecciones del 6 de noviembre y al mismo tiempo contener a Israel, el precandidato republicano tiene mucha más libertad para hablar duramente.

“Creo que nuestra gran diferencia es probablemente en torno a Irán”, dijo Williamson. “Ponlo de esta manera: si yo fuera el régimen de Teherán, estaría mucho más preocupado de tratar con un Gobierno de Romney que con el Gobierno actual”, añadió.

La campaña de Obama rechaza esa afirmación. Muchas de las acciones que Romney está exigiendo -particularmente las que tienen relación con sanciones más duras sobre .Irán– han sido puestas en marcha por el presidente, dijo el equipo de Obama.

El Gobierno de Obama dice que logró construir una coalición internacional contra Irán que promulgó sanciones inusualmente estrictas contra el banco central de ese país y sus exportaciones de petróleo.

Los analistas se preguntan si Romney -que se ha movido a la derecha en temas como la salud, el aborto y la inmigración durante su carrera por la nominación republicana- está hablando duro sobre política exterior sólo como una estrategia política.

“Romney parece creer que la manera de vencer a Obama es pintarse a sí mismo como el tipo duro cuando se trata de seguridad nacional”, dijo Charles Kupchan, miembro principal del Consejo de Relaciones Exteriores y un miembro de alto rango del Consejo de Seguridad Nacional durante el Gobierno del presidente Bill Clinton. “Simplemente no sabemos si se van a ajustar a eso”, agregó.

Según los analistas, incluso aquellos que son más cercanos a Romney todavía no tienen claro cómo manejará la política exterior.

“En temas económicos, está claro que Romney tiene su visión y todos la siguen. Pero no creo que ese sea el caso de los asuntos exteriores”, comentó Douglas A. Ollivant, ex director del Consejo de Seguridad Nacional para Irak y ahora miembro de seguridad nacional en la Fundación New America.

Los demócratas critican las declaraciones del candidato republicano

Los funcionarios demócratas creen en las vulnerabilidades de Romney sobre política exterior van desde torpes declaraciones que ellos creen que demuestran su inocencia -tales como cuando dijo que Rusia es el “enemigo geopolítico número uno” de Washington- hasta el no poder proponer políticas diferentes o coherentes sobre Irán o Afganistán.

“El historial del presidente se pone en contraste con Mitt Romney, que se ha paseado por todo el mapa en lo que respecta a los desafíos de política exterior que enfrenta nuestra nación”, dijo un funcionario de campaña de Obama.

Pese a su experiencia en negocios internacionales, dicen los críticos, la experiencia de Romney en política exterior es débil, limitada en gran medida a la recaudación de fondos para la Iglesia Mormona y el trabajo con el Comité Olímpico Internacional para salvar los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City 2002.

Incluso los partidarios de Romney parecen reconocerlo.

“Ciertamente, no tendrán un presidente Romney haciendo lo que hizo Obama y llamando a Vladimir Putin desde el Air Force One para felicitarlo por una elección robada”, dijo Danielle Pletka, vicepresidenta de estudios de política exterior y defensa en el instituto conservador American Enterprise.

“Pero, ¿podemos decir si es más o menos probable que (Romney) ponga en marcha el tipo de intervención que vimos en Libia? Creo en este momento que simplemente no sabemos”, añadió.

Entre los asesores de Romney figura el ex director de la CIA Michael Hayden y una camarilla conservadora que incluye al escritor Robert Kagan y John Bolton, un ex embajador de Estados Unidos ante Naciones Unidas.

Williamson dijo que Romney tiene la intención de considerar tantos puntos de vista como sea posible.

“Tuve el privilegio de trabajar para tres presidentes y Romney es el personaje principal más inteligente para el que he trabajado”, aseguró Williamson. “Escucha bien y, lo más importante, hace buenas preguntas”, agregó.

¿Ganará Mitt Romney las elecciones presidenciales a Barack Obama en Estados Unidos?

Para saber más: 

.Demócratas acusan a Romney de beneficiar a los más ricos

Relacionadas

Comentarios