ActualidadHistorias

Polémica enfrenta a Hungría con la UE

El costo de la deuda del país magiar se dispara 24 puntos, tras la aprobación de la polémica Ley Básica que limita el poder del banco central.

03-01-2012, 10:38:02 AM
Polémica enfrenta a Hungría con la UE
Altonivel
3 de enero de 2012.

Los bonos de deuda húngaros superaron este martes el 10% a cinco y 10 años, los más altos desde 2009. La crisis económica se suma a la política después de que decenas de miles de personas protestaran el lunes en Budapest contra el Gobierno y su nueva Ley Básica, por considerarla una iniciativa que pretende incrementar el poder del partido gobernante, el Fidesz, a costa de las instituciones democráticas.  

Hungría fue obligada a recibir un rescate del FMI y la UE en octubre del 2008, cuando los mercados de deuda locales se congelaron. Operadores aseguraron que el mercado aún no ha llegado a la misma situación. La agencia local de deuda vendió letras del Tesoro a tres meses el martes en una subasta y el rendimiento subió 24 puntos básicos respecto a la semana pasada, a un 7,67%. En noviembre, la agencia .Moddy’s calificaba la deuda húngara como “basura”.

El Fidesz logró la aprobación parlamentaria de la polémica Ley Básica la semana pasada, pese a los llamados de la Unión Europea (UE) de retirarla. Esta legislación es parte de una campaña del Gobierno del primer ministro Víctor Orban, que busca fortalecer su influencia sobre los medios y las instituciones públicas, lo que ha generado protestas y controversias tanto con empresas del país como con inversionistas internacionales y la UE, informa Reuters.  

El FMI y la UE paralizaron sus discusiones informales con Hungría el mes pasado, debido a objeciones a la nueva ley. Orban rechazó un requerimiento de la UE de retirar el proyecto, en un intento por reafirmar su soberanía.

“Recibimos una traducción de la ley esta mañana. Ahora, vamos a analizarla y evaluarla para ver si esta nueva ley es compatible con la ley comunitaria (europea)”, afirman desde la oficina del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Fidesz enmendó la ley antes de ser aprobada para cumplir con la mayoría de las exigencias del Banco Central Europeo, pero dejó intactos artículos polémicos que, según expertos, incrementan la influencia del gobierno de Orban sobre las decisiones del Banco Central de Hungría.

Los mercados comienzan a castigar a Hungría ante la falta de un acuerdo con el FMI. El florín cotizaba en 315,85 por euro el martes, cerca de su mínimo histórico de 317,90, informó Reuters.

“La retórica del Gobierno húngaro se ha hecho cada vez más hostil hacia los inversionistas internacionales, la UE, el FMI, las agencias calificadoras de riesgo y al propio banco central local. No hay lugar a dudas, esto está asustando a los inversionistas internacionales”, agregó un representante del Danske Bank.

Se esperaba que las conversaciones informales con el FMI se reanudaran el 11 de enero en Washington, pero es incierto si se podrán iniciar negociaciones formales para una nueva línea de crédito.

Relacionadas

Comentarios